Sevilla

Coronavirus Sevilla: Cerca de 70 afectados y 8 muertos en el centro DomusVi Santa Justa

Acceso principal a la residencia de mayores DomusVi Santa Justa. Acceso principal a la residencia de mayores DomusVi Santa Justa.

Acceso principal a la residencia de mayores DomusVi Santa Justa. / Antonio Pizarro

Los mayores son el colectivo más vulnerable en esta crisis sanitaria del coronavirus y las residencias de ancianos, uno de los principales focos de contagios. La provincia de Sevilla no escapa a esta tendencia y, tras confirmarse el lunes la muerte de 24 residentes en el geriátrico Joaquín Rosillo de San Juan de Aznalfarache, este martes, otros once ancianos más fallecieron en similares circunstancias.

La peor partida se la llevó la residencia DomusVi Santa Justa, en la calle Baltasar Gracián de la capital y de titularidad privada, donde este martes se confirmó el contagio o la sispecha de infección de cerca de 70 personas entre residentes y trabajadores y la muerte de ocho ancianos. 

La residencia, que cuenta con 150 usuarios, contabiliza 27 residentes infectados y 10 trabajadores contagiados,  más otros 20 en aislamiento por sospecha. Los datos fueron este martes confirmados por el presidente de la Federación de Organizaciones Andaluzas de Mayores (FOAM), Martín Durán, tras conversaciones con algunos familiares.

La misma fuente informó de que esta residencia está medicalizada desde el pasado sábado, cuando la Junta de Andalucía se hizo cargo de su gestión a través de la responsabilidad médica del Hospital Virgen del Rocío. Fue entonces cuando al menos cuatro residentes fueron trasladados al Hotel Ilunion Alcora, en San Juan de Aznalfarache, medicalizado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) dentro de las medidas promovidas contra la pandemia de coronavirus Covid-19, y donde ha fallecido una de las ocho víctimas. Por otro lado, hay otros dos residentes que se encuentran hospitalizados.

Ante esta situación, la familia de una usuaria asegura estar reclamando poder "sacar" a la mujer de estas instalaciones, extremo, que según ha denunciado en declaraciones a Europa Press, le habría sido impedido, convirtiendola "en lo más parecido a una presa de una cárcel". Los familiares aseguran que desde que comenzó a regir el estado de alarma está "intentando sacar" a su progenitora de tales instalaciones aunque no le está permitido por las severas restricciones y por las obligadas medidas preventivas una vez que fueron detectados los primeros casos de contagio en este geriátrico.

Por otro lado, Durán informó también este martes de una segunda muerte en la residencia Huerta Palacios de Dos Hermanas, que se suma al fallecimiento de una anciana de 85 años, que compartía planta en el centro de mayores con dos ancianos que se encuentran ingresados en el Hospital de Valme. De igual modo, habría que añadir también el contagio de un tercer trabajador de este centro, que se suma a los dos casos ya confirmados anteriormente. Desde FOAM aseguran que en este centro se han seguido "todos los protocolos" de aislamiento para evitar la propagación del virus.

En San Juan de Aznalfarache, el Ayuntamiento decretó este martes tres días de luto oficial tras la muerte de 24 residentes del geriátrico Joaquín Rosillo, ocho de los cuales fallecieron tras su traslado al Alcora. El alcalde, Fernando Zamora, al igual que algunos familiares, ha lamentado la "deslealtad" de la Junta por no informar al gobierno local y defendió la profesionalidad de los trabajadores "en un centro desbordado". También este martes los propios empleados emitieron un comunicado en el que defienden su labor y aseguran haber "luchado por cada vida", anteponiendo "siempre el bienestar de los residentes" y actuando "bajo las directrices marcadas por el médico de atención primaria asignado" al recinto. En este sentido, un miembro de la plantilla señala que, ante el elevado número de contagios y muertes cosechado en la residencia, "algo ha tenido que fallar" y apunta que "quizá no se hayan acotado bien y desde primera hora las medidas preventivas".

Por otro lado, el coronavirus se cobró este martes otras dos muertes más en centros de mayores de la provincia. En Arahal, el alcalde, Miguel Ángel Márquez, confirmó el que es ya el tercer fallecimiento que se registra en el asilo Madre Encarnación, donde hay unas 25 personas contagiadas. Mientras en Herrera, el Ayuntamiento confirmó también la muerte de un usuario de la residencia de mayores del municipio tras dar positivo en Covid-19. Se trata de un varón de 80 años con dolencias previas y, hasta ahora, el único afectado por la enfermedad que le fue diagnosticada hace 10 días y que, tras permanecer asintomático prácticamente desde entonces, finalmente ha fallecido. El alcalde, Jorge Muriel, anunció que se van a realizar test a otros internos y a parte del personal para detectar otros posibles contagios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios