Sevilla

Los dos detenidos por yihadismo de Sevilla: universitarios con beca y voluntariado

  • Zouhair El Bouhdidi y Salah Eddine Taiebi llevaban años en Sevilla, tenían amigos españoles, les gusta el fútbol y disfrutaron de cursos y ayudas en la Universidad

Zouhair El Bouhdidi y Salah Eddine Taiebi, los dos jóvenes detenidos. Zouhair El Bouhdidi y Salah Eddine Taiebi, los dos jóvenes detenidos.

Zouhair El Bouhdidi y Salah Eddine Taiebi, los dos jóvenes detenidos. / M. G.

Los dos jóvenes marroquíes detenidos por su presunta relación con el yihadismo son universitarios y estaban completamente integrados en la sociedad. Prueba de ello es que uno hizo un curso de voluntariado para acompañar a personas mayores y el otro disfrutó de una beca de 200 euros otorgada por la Universidad de Sevilla. Ambos habrían compartido y difundido vídeos relacionados con el Estado Islámico y podrían estar en un proceso de radicalización rápida.

El primer detenido en esta operación fue Zouhair El Bouhdidi, hijo del imán de la mezquita de Su Eminencia, Abderrahim Bouhdidi. Este joven de 23 años fue arrestado en Marruecos el 9 de abril. Allí confesó a la Policía marroquí su intención de cometer un atentado en Sevilla. No parecía un acto inminente, dado que los agentes españoles no hallaron ningún material sospechoso en la vivienda de la calle Ortega y Gasset en la que el joven residía con su familia.

El Bouhdidi estudia Filología Árabe en la Universidad de Sevilla, en la que figura inscrito desde 2016. En enero de 2018 se apuntó a un curso de voluntariado para acompañar a personas mayores en riesgo de exclusión social. En la Universidad conoció a Salah Eddine Taiebi, de 22 años y vecino de Sevilla Este, el joven que fue detenido el pasado lunes como presunto colaborador suyo.

Taiebi también era un chico integrado, con muchos amigos españoles y que --a diferencia de El Bouhdidi, que sí vivía en un barrio con una numerosa comunidad musulmana-- residía en un núcleo de viviendas de la calle Thailandia, en el que la suya era la única familia extranjera. Taiebi cobró una ayuda de 200 euros de la Universidad de Sevilla para material colectivo en el curso 2017-18.

Quienes los conocen han destacado de ambos su afición por el fútbol. El Bouhdidi practicaba habitualmente este deporte en Su Eminencia, mientras que Taiebi solía ver los partidos del Barcelona y del Real Madrid en el bar que hay debajo de su casa. Ambos eran muy activos en las redes sociales.

El Bouhdidi se encuentra en prisión en Marruecos después de que confesara que habría contactado con un líder del Estado Islámico en Siria por un canal de Telegram, y que éste le habría pedido que esperara antes de cometer un atentado y que montara una célula terrorista en Sevilla. Si viajó a Marruecos con intención de contactar con algún otro yihadista será algo que tengan que averiguar los servicios de información. Lo cierto es que se marchó antes de Semana Santa y fue detenido el 9 de abril. 

A raíz de su confesión fue arrestado su amigo Taiebi, que fue detenido el pasado lunes y puesto en libertad el miércoles tras el registro de su vivienda, en la que tampoco se halló material que pudiera servir para preparar un atentado.

La Policía mantiene abierta la investigación y no se descarta algún nuevo arresto del mismo perfil. Los investigadores creen que la actividad de estos dos jóvenes estaba aún en un proceso muy embrionario y que no tenían capacidad ni estructura para organizar un atentado de forma inminente, aunque sí podrían haberse radicalizado de forma rápida e incluso sorpresiva para quienes los conocen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios