Educación

Las familias del Casco Antiguo de Sevilla se ponen en pie de guerra por la vuelta al cole

  • Las explicaciones de la Junta no han convencido a las AMPA, que se manifestarán en septiembre

  • Exigen mayor inversión para implantar las medidas de seguridad e higiene

Imagen de archivo de una protesta de colegios del centro de Sevilla. Imagen de archivo de una protesta de colegios del centro de Sevilla.

Imagen de archivo de una protesta de colegios del centro de Sevilla. / D. S.

Las familias se ponen en pie de guerra. Las asociaciones de padres de alumnos (AMPA) del Casco Antiguo de Sevilla se echarán a la calle para protestar por la vuelta al cole que ha planteado la Junta de Andalucía. Invitan a hacerlo a otras AMPA de la ciudad para demostrar la disconformidad con unas medidas de seguridad e higiene para las que exigen mayor inversión. Se avecina, por tanto, un inicio de curso bastante polémico. 

Las quejas de los equipos directivos a las instrucciones de la Consejería de Educación para el regreso a las clases presenciales han surtido efecto en las familias. Las primeras en hacer visible su contrariedad han sido las siete AMPA de los centros educativos públicos del Casco Antiguo hispalense. Lo han hecho este jueves en un comunicado en el que advierten de protestas tras las vacaciones de verano. 

Los padres culpan tanto a la Junta como al Ayuntamiento de Sevilla de haber dejado "en total desamparo" a los centros de enseñanza públicos. En este sentido, inciden en que la responsabilidad de la organización de los colegios e institutos para hacer frente al Covid-19 "no corresponde a los centros, sino a las administraciones públicas". 

"Se encuentran sin recursos, ni personales ni espaciales ni económicos, para aplicar unas mínimas medidas de seguridad, ya que la Junta ni las autoridades municipales han dispuesto de planes coherentes para garantizar una vuelta al cole segura", refieren las AMPA firmantes. 

"Instrucciones sin inversión"

Para estas familias, "de nada sirven las instrucciones si no vienen acompañadas de una dotación de recursos necesarios". Abundan en que medidas como la reducción del número de alumnos por aula, los grupos burbuja y los recursos higiénicos requieren de "un aumento importante del presupuesto, lo que debería entenderse no como un gasto, sino como una inversión". 

Por tales motivos, las siete AMPA están planificando "acciones de protesta" en septiembre para expresar esta disconformidad. Unas movilizaciones para las que están llamando a otras asociaciones de padres, con el fin de llevarlas a cabo de forma conjunta y así "lograr un mayor impacto". "Para estas manifestaciones esperamos contar con la participación y apoyo de todas las familias y el resto de la comunidad educativa, dada la gravedad de la situación que se nos plantea ante el inicio de curso", advierten. 

Este comunicado se hace público después de que la viceconsejera de Educación, María del Carmen Castillo, haya concluido esta semana la ronda de encuentros con sindicatos y asociaciones de directores en las que ha avanzado algunas de las soluciones de este departamento para garantizar un regreso a las aulas más seguro. Entre ellas se encuentra la realización de test de coronavirus a todos los docentes, adelantar el contrato del profesorado extra a agosto y el contar con personal sanitario asignado a cada centro. 

Además, antes de que comiencen las clases, la administración educativa entregará a los colegios e institutos un decálogo en el que se explican con más detalle las medidas a desarrollar teniendo en cuenta la tipología de cada centro, así como las respuestas a las dudas enviadas estos días en los mencionados escritos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios