Sevilla

Los padres afectados por la marcha del doctor Farrington acuden al Defensor del Pueblo

  • Comparan su situación con la de su sustituto, que trabaja en el ámbito público y privado

El doctor David Farrington, traumatólogo infantil. El doctor David Farrington, traumatólogo infantil.

El doctor David Farrington, traumatólogo infantil. / josé ángel garcía

Comentarios 3

Los padres con niños sometidos a tratamientos desde hace años en la sección de Ortopedia Infantil del Hospital Virgen del Rocío, centro de referencia nacional dirigido hasta ahora por el doctor Farrington, recurren al Defensor del Pueblo Andaluz, además de a la Consejería de Salud, el Ministerio de Sanidad, el Sindicato Médico y el Colegio de Médicos de Sevilla, para que intervengan en este conflicto, según han anunciado en un comunicado.

El equipo del doctor David Farrington, traumatólogo infantil pionero en Europa en aplicar una técnica muy compleja frente a la escoliosis infantil (técnica del tirante), renunció recientemente a continuar en la sanidad pública después de que se le impidiera ejercer en el ámbito privado y mantener su cargo en el hospital público. Esto provocó la dimisión en bloque del equipo de Ortopedia Infantil, lo que hizo tambalear esta unidad de referencia.

Los padres de los pacientes, todos ellos menores de edad, que fueron informados de la situación a mediados de julio, aseguran que no entienden la explicación que les ha dado el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para justificar esta renuncia, ya que "es de todos conocido que hay muchos profesionales del SAS que compatibilizan ambas facetas sin tener que renunciar a una de ellas". De hecho, el 16,5% de los facultativos que trabajan en el SAS tienen concedida la renuncia al complemento de exclusividad, un requisito indispensable para poder ejercer en la sanidad privada.

Los afectados comparan la situación del doctor Farrington con la de su sustituto, el doctor López Puerta, que "presuntamente presta sus servicios, aparentemente sin incompatibilidad, tanto en el ámbito público como coordinador de la Unidad de Columna, como en la privada". "Querríamos entender las razones legales por las que en el caso del doctor Farrington y su equipo no es posible", indican estos padres en el comunicado.

Los responsables del Hospital Virgen del Rocío explicaron la semana pasada que la atención que van a recibir los pacientes "está garantizada, y que se revisarán uno a uno todos los casos para asignar a cada familia un nuevo profesional de referencia, capacitado igualmente para ofrecer todas las técnicas quirúrgicas que están hoy incluidas en la cartera de servicios". Los familiares de los menores aseguran que "en ningún momento" ponen "en duda la excelencia y el buen hacer" del doctor López Puerta y su equipo como profesionales, pero que la solución que ofrece el SAS es que sus hijos sean atendidos por médicos especializados en adultos y no por traumatólogos pediátricos.

Los padres también hacen hincapié en el "dinero y esfuerzo humano" invertido en crear una unidad de referencia a nivel nacional -"así se ha publicitado en prensa y televisión"- para que ahora la unidad termine en "un segundo plano". "Nos parece, además de un drama para los pacientes, un despilfarro de los fondos públicos", apuntan los progenitores.

Las familias afectadas solicitan de nuevo que se estudien "vías de negociación o mediación entre el SAS y los antiguos integrantes de la unidad a fin de que se pueda arbitrar una vía por la que la unidad pueda seguir siendo un referente nacional y el doctor Farrington y su equipo puedan seguir siendo coordinadores de la misma y atendiendo a sus pacientes en la sanidad pública y que puedan, dentro del marco legal existente, también prestar sus servicios en el ámbito de la sanidad privada".

El doctor David Farrington atesora más de una década al frente de la sección de Ortopedia Infantil y su equipo fue pionero en 2014 en aplicar una compleja intervención, la técnica del tirante, para corregir una severa escoliosis precoz a una niña, con éxito en los resultados. Su área logró en 2010 la acreditación como CSUR, centro de referencia nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios