Salir a Comer

Terraza Ena Sevilla del hotel Alfonso XIII: Cuando el lujo es simplemente estar allí

Terraza Ena Sevilla del hotel Alfonso XIII: Cuando el lujo es simplemente estar allí

Terraza Ena Sevilla del hotel Alfonso XIII: Cuando el lujo es simplemente estar allí / M. G.

Entrar en el hotel Alfonso XIII de Sevilla es hacerlo en otra dimensión donde dejarse llevar por los sentidos. Sobre todo el de la vista. Descubrir los detalles del interior del edificio, donde todo tiene su sitio exacto. Ahora, además, disfrutar de sus jardines no es una ventaja exclusiva de sus huéspedes. Desde hace unas semanas, la terraza Ena es uno de los refugios para el tardeo y las noches de Sevilla.

Su nombre, Ena, es un homenaje a la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII. No podía ser de otro modo porque terraza y hotel forman una pareja digna de un trono real. El planteamiento de la terraza tiene la elegancia de la sencillez. Árboles, plantas, flores, una charla agradable entre amigos, y sobre todo una carta llena de platos para compartir con el sabor de siempre con el toque personal que el Alfonso XIII pone a todo lo que hace.

Y para las largas sobremesas o para prolongar las cenas, una coctelería con nombres llenos de esencia de la ciudad: Mi Santa Ana, a base de ginebra aromatizada al limón, cordial de romero, zumo de limón y albahaca, La Monumental con ginebra, vodka, vino de naranja y bitter de naranja o Por Delicias, un cóctel con ron añejo, cordial de plátano, menta, zumo de limón y cava. Sin olvidar una selección de refrescantes spritz y sangrías, Ese toque sibarita y algo arriesgado que ellos mismos anuncian en su página web no se para aquí.

El chef Felipe Arango El chef Felipe Arango

El chef Felipe Arango / M. G.

Cuanto más tiempo se está en la terraza, más ganas hay de quedarse. Lo normal es que un aperitivo al sol que se convierte en comida improvisada, unos cócteles que preceden una cena compartida al atardecer o unas copas con amigos con medias raciones en el Alfonso XIII. El precio es similar al de cualquier restaurante porque el lujo no es sinónimo de riqueza en esta ocasión.

La carta de comida es buena muestra de esta forma de entender Ena. Recetas cien por cien de aquí, con sabor a Andalucía y muy centradas en la calidad del producto.

Un momento para compartir

Porque el lujo compartir entre amigos buenos momentos se convierte en experiencia premium si se añaden unas croquetas de jamón ibérico y de boletus o la ensaladilla con huevo campero y ventresca de atún, el salmorejo tradicional con crujiente de jamón, huevo de codorniz y gelée de tomate, langostinos de Sanlúcar o un espectacular aliño de pimiento, orégano y vinagreta de su propio jugo. Estos son solo una muestra de lo que se puede encontrar en una carta local donde hay también platos elaborados con el mejor producto local pero con un toque internacional como el ceviche de pescado con gamba blanca, aguacate, cebolla morada y kikos y platos más contundentes como el Arroz caldoso de pescado y marisco o de espárragos, setas y alioli.

Detrás de este concepto gastronómico está el nuevo chef ejecutivo del hotel, Felipe Arango y el joven cocinero sevillano Antonio Carrillo Ramírez, con la intención de ofrecer al cliente “una auténtica fiesta para el alma y los sentidos, un momento de relax en el que sentarse a la mesa se convierta en una experiencia compartida con mucho sabor a Sevilla", comenta Arango. "Hemos contado con la mejor materia prima, procedente de nuestros proveedores locales de siempre, para elaborar una carta hecha por y para compartir. Las recetas de siempre con un toque actual, llenas de sabor y dirigidas a un público exigente que busca lo auténtico y huye de los fuegos de artificio”, prosigue.

También cuenta con una cuidada selección de los mejores finos, manzanillas y olorosos de Jerez que encabezan una carta de vinos con algunas de las referencias más reconocidas nacionales e internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios