Denuncia

Sobrecarga en las Urgencias del Virgen del Rocío: "Llevo 20 años trabajando y nunca había visto una noche igual"

Pacientes en la sala de espera de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío, el pasado lunes.

Pacientes en la sala de espera de Urgencias del Hospital Virgen del Rocío, el pasado lunes. / M. G.

"Llevo 20 años trabajando en Urgencias y nunca había visto una noche igual". Quien dice esta frase es un enfermero del Hospital Virgen del Rocío. El momento al que se refiere, la noche-madrugada del pasado lunes cuando asegura se llegaron a acumular cerca de un centenar de pacientes en sala de espera de Urgencias esperando una cama para ser hospitalizado o ser atendido por unos servicios de urgencias "desbordados".

El "panorama muy complicado" del que ya alertaron en este periódico a principios del verano los propios profesionales del servicio y el sindicato de Enfermería, Satse, se aprecia en las largas esperas en Urgencias, donde acaba "todo", apostillan los sanitarios, como consecuencia del cierre por las tardes de la mayor parte de los centros de salud de la capital, por lo que muchos pacientes terminan en las urgencias hospitalarias, que se suma a la reducción de los efectivos disponibles durante el periodo de vacaciones. Es la tormenta perfecta. Como ejemplo, citan que el lunes, a las doce de la noche, había esperando para ser vistas cerca de cien personas.

"Fue una noche catastrófica. A las doce de la noche había todavía más de noventa pacientes en sala de espera, con sus correspondientes familiares. No había suficientes camillas ni sillas de ruedas, muchos pacientes tuvieron que esperar en los pasillos por falta de espacio, colas en la zona de Admisión para dar los datos... Un verdadero drama", denuncian algunos profesionales sanitarios, que indican que uno de los problemas fue la falta de camas en Observación, que complicó el registro de pacientes que tenían que quedar hospitalizados.

Los mismos testimonios aseguran que desde el centro se intentó dar solución a esta situación "inédita" abriendo alas cerradas por el Plan de Vacaciones o aplicando los llamados "bises", es decir, ampliar la capacidad de las salas de Observación con dos pacientes más por unidad, pero aún así "no era suficiente", aseguran.

Otra consecuencia del "colapso" que vivió el centro el pasado lunes, argumentan los profesionales, fue el aumento de la demora para ser atendidos, que llegó a "sobrepasar las cinco o seis horas", aseguran. Lo cual provocó momentos de "tensión e irritabilidad" por parte de algunos pacientes y familiares ante las largas esperas que derivó en algún "episodio violento", teniendo que actuar seguridad en varias ocasiones, según apuntan los sanitarios.

Situaciones que, según la denuncia pública del personal del servicio, "podrían evitarse con una mejor planificación". "La escena se repite sin que nadie haga nada. Son situaciones que se prevén porque cada lunes se viven momentos de colapso en las Urgencias y ni se refuerza el personal, ni se contempla la disponibilidad de más camas para poder llegar a toda la demanda en tiempo. Es muy complicado trabajar así", denuncian. Asimismo, insisten en que la presión en las Urgencias se mantiene en niveles muy elevados de manera generalizado, llegándose a normalizar la asistencia diaria por encima de las 400 consultas. 

Fuentes del centro hospitalario corroboran el aumento de demanda asistencial que sufren las Urgencias los lunes como consecuencia del fin de semana. No obstante, aseguran que, pese a la situación descrita por los profesionales, "el martes por la mañana ya no había ningún paciente esperando a ser ingresado". Desde el hospital insisten en que la atención está garantizada. "Hay camas en reserva para este tipo de situaciones y cuando se ve necesario se ponen en funcionamiento", apostillan. Asimismo, aseguran que el servicio se mantiene "en la media de entre 320 y 350 urgencias diarias".

Respecto al tipo de urgencias atendidas, profesionales y fuentes sanitarias concretan que se tratan, sobre todo, de descompensaciones de patologías crónicas, algunas de ellas como consecuencia de las altas temperaturas de los últimos días, además de consultas por problemas intestinales, dolores, vómitos, alergias o problemas respiratorios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios