Sevilla

Triunfo demoledor del sindicato Jupol en las elecciones de la Policía

  • La central que surgió del movimiento Jusapol obtiene 8 de los 14 vocales y roza los 30.000 votos

  • El secretario general en Sevilla destaca el trabajo como clave del éxito y anuncia que sólo habrá liberaciones parciales

La concentración de Jupol en la Jefatura Superior. La concentración de Jupol en la Jefatura Superior.

La concentración de Jupol en la Jefatura Superior. / Salomón Cejudo

El sindicato Jupol ha obtenido una victoria aplastante en las elecciones al Consejo de la Policía Nacional, celebradas este miércoles. Esta central, heredera del movimiento Jusapol por la equiparación salarial, ha sacado ocho de los catorce vocales que componen este órgano. Se convierte así en el sindicato mayoritario en la Policía Nacional en toda España.

Jupol ha cosechado casi 30.000 votos, con un amplísimo triunfo en la Escala Básica, donde fue el sindicato más votado con 26.179 apoyos. El segundo puesto fue para el Sindicato Unificado de Policía (SUP), con 7.447. Jupol también fue el vencedor en la Escala de Subinspección y se quedó en el segundo lugar en la Escala Ejecutiva, por detrás del Sindicato Profesional de la Policía (SPP). Esta fue también la entidad más votada entre los miembros de la Escala Superior.

Los resultados otorgan a Jupol la mayoría absoluta en el Consejo de la Policía, con ocho vocales. El SUP se queda con 3 de los 7 que tenía, el SPP obtiene uno (tenía 2), la Confederación Española de Policía (CEP) mantiene sólo con uno de los 4 que consiguió en los anteriores comicios y la Unión Federal de Policía (UFP) logró conservar uno de sus dos miembros. Alternativa Sindical Policial (ASP) no obtuvo ningún representante, perdiendo así el que tenían. El Consejo se ha reducido de 16 a 14 vocales en estas elecciones.

Los datos locales todavía no se conocen con exactitud, aunque sí se sabe que en Sevilla Jupol ha sido la fuerza mayoritaria con diferencia. Este sindicato tiene ya más de 1.200 afiliados, de una plantilla que no llega a los 1.800 policías.

Su secretario provincial en Sevilla, Joaquín Martín, se ha mostrado muy satisfecho con el triunfo y ha explicado a este periódico que la clave del éxito de Jupol ha sido el trabajo. "Hemos restado tiempo a nuestras familias y amigos, hemos perdido dinero, hemos entregado literalmente el pellejo. Ese sobreesfuerzo titánico se ha reflejado en los resultados".

Martín indicó que no sólo han trabajado en la defensa de sus compañeros, sino que han tenido que hacerlo con el recelo y los obstáculos que les han presentado los sindicatos tradicionales. "Hemos estado sin sede, no nos han dejado colocar tablones, no nos han permitido estar en las reuniones trimestrales y nos han excluido de la reunión con el delegado del Gobierno. Nos han intentado desacreditar por todos los medios, nos han dicho que no éramos representativos", ha añadido este representante sindical. 

Incluso hace unos días, cuando celebraron una concentración de protesta en las puertas de la Jefatura para denunciar la falta de personal y los problemas que padece el trabajo policial en la calle, hubo sindicalistas de otras centrales que se burlaron de ellos, asegurando públicamente y en las redes sociales que no eran más de 30.

Buena parte del éxito de Jupol radica en el mensaje firme de rechazo al acuerdo firmado por el entonces ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y los sindicatos tradicionales de la Policía. "No es una equiparación salarial (con las policías autonómicas), fue simplemente un acuerdo de subida. Vamos a luchar por la equiparación real y ese va a ser nuestro objetivo", ha añadido Joaquín Martín.

Otra de las líneas básicas de trabajo será la defensa de los jubilados y los agentes en segunda actividad. "Han sufrido los años de plomo y hay muchos policías que atraviesan depresiones o tienen la familia desestructurada por el estrés al que han estado sometidos durante años, y de manera muy injusta se les ha dejado atrás".

Este sindicalista ha anunciado que las liberaciones serán parciales y no completas, no sólo para conocer de primera mano la realidad del trabajo policial, sino para "no perder el respeto" de sus afiliados. "El que olvida su historia está condenado a repetirla. No podemos tener más beneficios que el resto de los policías ni queremos favores que luego tendremos que devolver", ha dicho, en clara referencia a los puestos privilegiados con los que la administración ha 'premiado' a los sindicalistas, como embajadas en Europa o Norteamérica o traslados a destinos mejor pagados, bien sea Ceuta y Melilla o la unidad adscrita a la Junta.

También ha influido en el crecimiento de Jupol el hartazgo de los policías hacia los sindicatos tradicionales. Muchos de los agentes de la Policía Nacional en Sevilla no se han sentido defendidos en los tribunales, cuando han tenido algún problema, ni ante las investigaciones que haya podido hacerles Asuntos Internos ni en el siempre desigual reparto de las medallas.

En los últimos años, la mayoría de las condecoraciones al mérito policial con distintivo rojo han sido para comisarios o inspectores jefes, mientras que policías d ela Escala Básica que se han jugado la vida en distintos servicios no han obtenido reconocimiento alguno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios