FERIA Toros en Sevilla hoy en directo | Morante, Castella y Rufo en la Maestranza

Adelaida de la Calle, presidenta de la CRUE

"Las universidades no vamos a ser insumisas con el decreto de recortes"

  • La presidenta de los rectores lamenta, tras dejar plantado al ministro, que se haya roto el diálogo entre las universidades y Educación, algo que, opina, no se había producido ni en la época de la dictadura.

Horas después de ser portada de todos los diarios nacionales por el plantón de los rectores al ministro de Educación, Adelaida de la Calle, la presidenta de la CRUE, estaba este juevesen Osuna estudiando la viabilidad del campus de excelencia Andalucía Tech de Málaga y Sevilla. Y contestó a este periódico en entrevista telefónica.

-Desde el Gobierno acusan a los rectores de falta de cortesía y no estar a la altura por el plantón al ministro. ¿Fue un órdago a la desesperada?

-Nunca hemos querido establecer un órdago. Llevamos tiempo intentando el diálogo. El 7 de mayo pedimos a Wert una reunión extraordinaria del Consejo de Universidades para abordar el decreto de medidas urgentes, algo que no estaba en el orden del día del martes. Intentamos toda la mañana que se incluyera, pero cuando fui a hablar con el ministro me dijo que no sabía nada de nada. La asamblea entonces me dijo que nuestra dignidad y el reconocimiento deben mantenerse porque no hemos puesto más que facilidades y nos hemos encontrado con tropiezos.

-Piden cita al presidente. ¿Se han roto los puentes de diálogo con el ministro?

-Entiendo que no. En cuanto el ministro nos convoque a ese consejo extraordinario y tengamos la oportunidad de retomar los temas pendientes, volveremos. Lo importante es recuperar la confianza. A lo largo de la historia nunca ha habido una ruptura de diálogo entre el ministerio y los rectores. Ni siquiera la dictadura. No quiere decir que tengamos que estar siempre de acuerdo, sino que tengamos oportunidad de manifestarnos para consensuar los diferentes asuntos.

-¿Son los recortes inasumibles para la Universidad?

-Precisamente la petición nuestra era para la aplicación de las medidas del Gobierno. Yo entiendo que recortar en educación es una equivocación , pero se ha hecho y una vez que se ha hecho hay que asumirlo. El decreto es de obligado cumplimiento y las universidades no vamos a ser insumisas sino todo lo contrario.

-¿Dónde y en qué creen ustedes que puede recortarse en las universidades andaluzas?

-A las universidades andaluzas el recorte nos supone 130 millones de euros. Vamos a empezar aplicarlo adoptando un sistema de compras centralizado a nivel nacional y autonómico. Los servicios generales como electricidad, agua, consumo y mantenimiento pueden tocarse. Los productos químicos que necesitan los laboratorios, el equipamiento informático. Y también disminuyendo actividades que teníamos muy asumidas las universidades que fortalecían la cultura o la investigación, de ahí podemos también seguir recortando.

-¿Será suficiente o habrá que tocar el personal o los profesores asociados?

-Procuraremos que eso no se vea afectado. Es verdad que los profesores asociados se renuevan todos los años y ese capítulo varía según nos vamos adaptando al espacio europeo de educación superior y dejan de coexistir los planes antiguos y los nuevos. Habrá que ver cómo se va equilibrando eso.

-¿Entonces los peor parados van a ser los alumnos con la subida de tasas?

-Puede afectarles mucho. No era el momento de tocar el precio de las matrículas ni de tocarlo con tanta intensidad. Y eso pensando que tendremos que revisar todo el sistema de financiación de las universidades. Pero es complejo porque las universidades no tenemos contabilidad de costes y es casi imposible hacer una referencia de las tasas a los costes. No sabemos lo que cuesta cada título y queríamos buscar aproximaciones que fuesen lo más homogéneas dentro del sistema español.

-¿Habrá una regresión y sólo podrán estudiar los ricos?

-Pues sí. Yo creo que se pierde la igualdad de oportunidades porque habrá muchas familias de las clases medias que no podrán conjugar la disminución de ingresos con la subida de tasas.

-Hagamos autocrítica. Se acusa al sistema de exceso de universidades, sobreabundancia de titulaciones, falta de calidad y poca excelencia

-Se utilizar una demagogia total. Tenemos nuestros sistemas de reconocimiento de calidad todos los años y hemos mejorado enormemente. No reconocer el esfuerzo de las universidades que buscan la excelencia es extremadamente doloroso. La transparencia cada vez es mayor y tratamos utilizar bien los recursos. No debemos equivocarnos, que para tomar unas medidas urgentes tengamos que hacer primero una campaña en contra de la Universidad no me parece lo más apropiado.

-Pero algún cambio sí será necesario en la Universidad.

-Pero si estábamos en él. Fundamentado sobre 13 ejes de modernización en lo que llamábamos la estrategia 2015. Estábamos llevando a cabo desde la implantación del espacio europeo hasta tablas de gobernanza. Si ahora tienen que venir otros expertos y decirnos que esos 13 ejes no sirven sino que tenemos que recoger 7 más o 7 menos que son diferentes... Hay momentos en que la confusión... como que te metes en un bosque donde no ves más que árboles pero no llegas a ver la luz.

-¿Y qué va a pasar con los proyectos estrella de los campus de excelencia?

-Estamos haciendo el análisis de los trabajos realizados y replanteando objetivos, en el caso de Málaga y Sevilla el de Andalucía Tech. Queremos cumplir y lo vamos a hacer, aunque afrontamos el problema de la financiación.

-¿Corren peligro los erasmus?

-El ministro ha prometido buscar más dinero en la UE. Espero que lo encuentre porque esto es algo que nos está internacionalizando y se está generando ese espíritu europeo que tanta falta nos hace.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios