La planificación y los fichajes del Sevilla FC

Batshuayi y aquel ‘whatsapp’ que mantiene vivo el sueño del Sevilla

  • Caparrós continúa pendiente del destino del cotizadísimo delantero internacional belga, que continúa en el Mundial

Batshuayi, durante el partido de Bélgica contra Inglaterra, en Kaliningrado. Batshuayi, durante el partido de Bélgica contra Inglaterra, en Kaliningrado.

Batshuayi, durante el partido de Bélgica contra Inglaterra, en Kaliningrado. / Armando Babani / EFE

El pasado mes de enero, el Sevilla estuvo muy cerca de lograr la cesión de Batshuayi. Lo que parecía un imposible podría haberse dado si no hubiesen mediado otros intereses en los que el Chelsea usó a su futbolista como moneda de cambio en un extraño intercambio de delanteros: el Borussia debía traspasar a Aubameyang al Arsenal, por 64 millones de euros, para que el club londinense aceptase el traspaso de Giroud al Chelsea, por 20 millones de euros. Para ello, era imprescindible que el club de Dortmund encontrase un relevo de garantías de Aubameyang, y el Chelsea le ofreció en bandeja a Batshuayi.

Entonces, el internacional belga envió al Sevilla vía whatsapp un mensaje de agradecimiento y resignación. Óscar Arias ya intentó fichar a Batshuayi incluso el verano anterior, pero el Chelsea no quería quedarse sólo con Morata.

Al llegar enero, el mundialista apenas había jugado y pidió una salida. Ya que comparte representante con Ben Yedder, el Sevilla se le ofreció de nuevo como una oportunidad plausible, hasta que el club propietario de su ficha lo obligó literalmente a aceptar la cesión al Borussia Dortmund, donde tuvo un buen rendimiento pese a una lesión que lo privó de participar un mes aproximadamente. Y de Dortmund, a Rusia.

Aquel whatsapp tras dos intentos por parte del Sevilla, cuyos rectores estuvieron muy ilusionados con la posibilidad de fichar a un delantero de tal calidad aunque fuese una cesión.

En el Mundial no está teniendo mucha participación tampoco el fornido y enérgico punta del Chelsea, con el que tiene contrato hasta 2021, o sea tres temporadas más. Obviamente, si Bélgica llega a la final del Mundial o incluso si lo gana, su cotización subirá, aunque no haya sido muy protagonista. Pero en octubre cumplirá 25 años y no puede seguir siendo un futbolista en la sombra de nadie, porque tiene talento y calidad de sobra para explotar.

Esto es lo que le ofrecería el Sevilla, donde sería titularísimo dado que cumple perfectamente con el rol que está buscando Pablo Machín para completar la idea de juego que quiere introducir en su nuevo equipo. El problema es su elevado caché –el Chelsea pidió 80 millones– y los altísimos emolumentos en el Chelsea, 7 millones de euros netos según algunas fuentes. Una barbaridad imposible para el Sevilla. “Quizá no podamos alcanzar económicamente ese tipo de jugador, pero podemos llegar a él por otros aspectos”, dijo Caparrós al ser preguntado por él. Seguramente habrá leído aquel whatsapp...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios