Sevilla FC | Lucha accionarial El cisma confirmado entre los Del Nido, padre e hijo

Del Nido Carrasco, en una de las presentaciones, en este caso de Rakitic, con Castro y Monchi. Del Nido Carrasco, en una de las presentaciones, en este caso de Rakitic, con Castro y Monchi.

Del Nido Carrasco, en una de las presentaciones, en este caso de Rakitic, con Castro y Monchi. / Raúl Caro / EFE

La familia Del Nido se ha escindido entre el padre y su primogénito, en lo que se refiere a lo accionarial al menos, aunque es lógico pensar en la tirantez que habrá en sus relaciones paternofiliales en general. Las declaraciones de José María del Nido Carrasco y de los abogados de Del Nido Benavente en el Juzgado de lo Mercantil confirman los indicios que ya se habían desvelado en este periódico, como que en febrero le retiró los poderes para representarlo durante su prisión e inhabilitación para ser administrador de sociedades mercantiles, estando vigente ésta aún hasta julio de 2022.

Anteriormente, en julio de 2017, Del Nido Carrasco ya dimitió como vicepresidente por las presiones del padre, que entonces aún cumplía condena, aunque ya en tercer grado con permisos para salir, para que sacara rédito del caso Vitolo. En aquel momento, Del Nido Benavente entendió que su hijo, desde el cargo de vicepresidente que ostentaba, debía moverse en el consejo e incluso pedir la dimisión de José Castro, que había anunciado el lunes 10 de julio la renovación del futbolista canario, quien horas después de aterrizar en Sevilla aquella noche para reincorporarse al trabajo de pretemporada el martes 11 acordó con el Atlético su fichaje mediante la rescisión de su cláusula de rescisión.

Del Nido Carrasco salió entonces del consejo, al que había pertenecido como vicepresidente desde 2014, y no volvió al mismo hasta que se produjo el pacto por la paz en noviembre de 2019, como respuesta a ese acuerdo entre Del Nido Benavente y Sevillistas de Nervión, cuya vigencia ahora se discute en el Juzgado de lo Mercantil. Al menos, no tuvieron que verse este miércoles en Viapol frente a frente, ya que Del Nido padre no acudió.

Ricardo Astorga y José M. García-Quílez, abogados de Del Nido, en Viapol. Ricardo Astorga y José M. García-Quílez, abogados de Del Nido, en Viapol.

Ricardo Astorga y José M. García-Quílez, abogados de Del Nido, en Viapol. / Antonio Pizarro

A tanto llega el cisma que los abogados de Del Nido, en representación de éste durante la vista en Viapol ayer, aseguraron que el expresidente sevillista está "defraudado con su hijo" tras enterarse de que él y Castro "se habían subido el sueldo" al margen de lo estipulado en el pacto por la paz, un extremo que fue desmentido por Del Nido Carrasco al asegurar que la remuneración fue aprobada tanto en el consejo como en la última Junta de Accionistas con el voto favorable de los tres consejeros representantes de Del Nido en el órgano administrador del club.

Pero, según aseguraron los abogados de Del Nido, que no estuvo presente en la sala, su hijo "se autonombró" representante familiar "a perpetuidad" y "se fijó un sueldo de 450.000 euros que incrementó a 590.000 a los diez minutos y a 600.000 cuando sea presidente", una afirmación que no responde a las condiciones del pacto, que recoge que sería el propio Del Nido quien elija en 2023 al presidente que crea oportuno, que podía ser su hijo u otra persona.

Las palabras de Del Nido Carrasco ante el juez de lo Mercantil también fueron muy contundentes contra la postura de su padre, según recogió la agencia Efe. "Las historias que alega mi padre para justificar que ha perdido la confianza en mí son fruto de su imaginación y pretextos inventados para incumplir el pacto. Mi padre cree que soy el problema y todos los demás piensan que soy la solución", dijo el primogénito.

Recientemente, su segundo hijo también se vio afectado cuando aún era ejecutivo del club por su gestión. Miguel Ángel del Nido, que fue despedido de su cargo en 2018, fue denunciado en agosto por presunta falsedad documental en relación con los listados de accionistas que manejaba como responsable del área de Gestión y Control del Sevilla. La Fiscalía de Sevilla ha abierto diligencias para esclarecer si ha cometido un delito de falsedad documental, por falsificación de firmas de accionistas en 2016.

Del Nido Carrasco, antes de testificar este miércoles. Del Nido Carrasco, antes de testificar este miércoles.

Del Nido Carrasco, antes de testificar este miércoles. / Antonio Pizarro

Ante tales hechos, la única conclusión a la que se puede llegar es que ahora mismo hay un gran cisma en la familia Del Nido, sobre todo entre el padre y el primogénito. El segundo de sus hijos, Miguel Ángel, es ahora ejecutivo en el Cádiz bajo el manto protector de Manuel Vizcaíno, que recientemente reconoció que mantiene su fuertes vínculos con José María del Nido padre.

"Es lícito que José María quiera ser presidente, porque entienda que lo va a hacer mejor, y también es lícito que Pepe quiera quedarse. Espero que el sentido común impere en todos para que se vuelva a coger impulso. Creo en el liderazgo de José María. Tiene todo el derecho a revindicarse y creo que el mejor camino es el consenso", afirmó en Radio Sevilla el pasado 22 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios