Sevilla FC | Supercopa de Europa Jesús Navas y Rakitic, 27 títulos frente al temible Bayern

Jesús Navas y Rakitic bromean entre otros jugadores en el último entrenamiento en Sevilla. Jesús Navas y Rakitic bromean entre otros jugadores en el último entrenamiento en Sevilla.

Jesús Navas y Rakitic bromean entre otros jugadores en el último entrenamiento en Sevilla. / Antonio Pizarro

De entre las traducciones de latín de los textos clásicos, el imaginario adolescente recuerda uno u otro episodio según qué profesor. Es famosa la arenga de Julio César a sus legiones cuando hubieron de enfrentarse a los helvecios, fortísimos, más altos, germánicos, bárbaros violentos. Lo relató el general romano en su Guerra de las Galias... porque venció, claro. El Sevilla cuenta con dos cónsules expertos en mil batallas europeas en las que muchos estandartes enemigos cayeron a sus pies: Jesús Navas y Rakitic. Son los capitanes de los 25 valientes que se enfrentarán al temible Bayern Múnich junto al Danubio, el río limes.

El palaciego es campeón del mundo. El croata, nacido en Suiza, la tierra de los temidos helvecios, subcampeón del mundo. Entre ambos suman 27 títulos, dos más que el número de futbolistas del Sevilla que ya velan armas en Budapest. El primer capitán sevillista ha ganado bajo pabellón nervionense siete títulos: tres UEFA Europa Leagues, dos Copas del Rey, una Supercopa de España... y la Supercopa de Europa de Mónaco 2006. Con el Manchester City se alzó con la Premier y dos Copas de la Liga. Y con España, la Eurocopa y el Mundial. En total, 12 entorchados.

Rakitic luce en su palmarés 15 títulos, desde su primera Copa con el Basilea en 2007, antes de recalar en el Sevilla, con el que ganó la Europa League de Turín. Ya en el Barcelona sumó 13 títulos: el triplete internacional de 2015, la Champions, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa que ganó al Sevilla; cuatro Ligas españolas; otras tantas Copas del Rey; y dos Supercopas de España. Más de una vez la víctima fue su Sevilla y eso le debe dar en Budapest un ánimo especial para resarcir aquellas afrentas.

Rakitic dedica la Europa League a los sevillistas en el Juventus Stadium de Turín. Rakitic dedica la Europa League a los sevillistas en el Juventus Stadium de Turín.

Rakitic dedica la Europa League a los sevillistas en el Juventus Stadium de Turín.

El suizo-croata, suizo de nacimiento, ya se ha medido a los helvecios de Baviera. Fue testigo directo del fin de una era azulgrana, producida en el Camp Nou, con la goleada que le infringió el Bayern al equipo de Setién camino de su sexta Copa de Europa: el histórico 2-8. El episodio fue de tal envergadura que casi se lleva a Messi por delante. Pero aquello tuvo una doble vertiente positiva para el Sevilla: facilitó la negociación con el Barça para su regreso y, ahora, Rakitic conoce al enemigo de cerca y tiene dentro el prurito de restañar su honor.

Jesús Navas también sabe lo que es medirse a Kimmich, Müller, Lewandowski... Estuvo presente en los históricos cuartos de final de la Champions 17-18. Y también tiene su particular espinita: desvió a puerta en su intento de despeje un tiro de Ribery que significó el 1-1 en Nervión. Era otro Bayern, que ahora está más rejuvenecido, es más enérgico. Aquel Sevilla también era otro. El palaciego aún no portaba el brazalete de capitán, que lució Escudero. Ahora Jesús Navas también es otro: el capitán maduro y determinado que levantó la sexta Europa League en Colonia.

Jesús Navas levanta la Europa League en Colonia. Jesús Navas levanta la Europa League en Colonia.

Jesús Navas levanta la Europa League en Colonia.

En Alemania, ante el Inter, Jesús Navas se convirtió en el futbolista que más títulos tiene en la historia del Sevilla. Con su séptimo entorchado, superó en el palmarés nervionense a otras leyendas como Palop, Kanouté, Escudé, Renato Adriano o Luis Fabiano.

Curiosamente, Jesús Navas y Rakitic, doce y quince títulos en sus respectivos palmarés, jamás levantaron un trofeo juntos. El palaciego se fue justo antes de la temporada de la resurrección sevillista. Fue traspasado al City antes de que el Sevilla iniciase su segunda era de plata en Turín, donde el croata se despidió del Sevilla levantando la tercera UEFA Europa League, su primer gran torneo internacional. Jesús Navas volvió de Mánchester en 2017, cuando Rakitic ya era un peso pesado en el Barcelona. 

Ivan Rakitic y Jesús Navas son los embajadores internacionales del Sevilla, los hombres del palmarés, los veteranos de guerra que deben arengar a su valiente legión. Nunca pudieron ganar un título juntos. Ahora lideran al Sevilla en pos de la gloria conjunta. En Budapest, la preciosa capital húngara, junto al Danubio, junto al Limes Germanicus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios