Sevilla FC El esperpento de la Copa: en Riazor al "99 por ciento"

Unos niños, en el campo del Bergantiños: "Queremos jugar en As Eiroas" Unos niños, en el campo del Bergantiños: "Queremos jugar en As Eiroas"

Unos niños, en el campo del Bergantiños: "Queremos jugar en As Eiroas" / B. C. F.

Luciano Calvo ya no se fía del todo y deja un 1% de posibilidades de que no se juegue el Bergantiños-Sevilla en Riazor. El presidente del club gallego ha seguido moviendo hilos para que su equipo no tenga que buscar algternativas mucho más embarazosas y complicadas después de que la Real Federación Española de Fútbol rechazase la opción de que se jugara en As Eiroas, el campo habitual de la localidad de Carballo. Así pues, tras las quejas públicas del club, parece que será Riazor.

El dirigente del club, y de la conservera gallega Calvo, asegura que "se jugará en Riazor al 99%". "Dejemos un 1% por si pasa cualquier cosa, pero casi seguro que será allí", afirmó en El Pelotazo, de Canal Sur Radio.

El Bergantiños ha insistido en Riazor pese a las reticencias del Deportivo, porque "era nuestro objetivo, está a un paso de Carballo, a menos de media hora. Estaremos arropados por nuestra afición".

El Deportivo excusaba ceder el estadio porque el partido de Copa es el miércoles 18 de diciembre y el equipo gallego, inmerso en la supervivencia en Segunda División tras un pésimo inicio liguero, juega el viernes 20 en Riazor: recibe como colista al Tenerife, decimoséptimo con seis puntos más. Es lógico que no quisiera que el césped sufriera, jugándose tanto apenas dos días después.

Parece ser que ha habido consenso, a tenor de las palabras de Luciando Calvo. Pero queda claro que la RFEF ha patinado de forma grotesca con el nuevo formato de la Copa, que depende de la buena voluntad de los clubes para buscar soluciones ante la falsa democratización del torneo. 

En la normativa de la RFEF sobre el nuevo formato, por ejemplo, se dice taxativamente que no se puede jugar en césped artificial esta eliminatoria a un partido si el rival es un club de categoría profesional: "Los encuentros en los que tomen parte al menos un club profesional, deberán disputarse en superficie de césped natural homologados por la RFEF". Es decir, de inicio, mina la posibilidad de muchos equipos de Tercera División que ya juegan en esa superficie, como es el caso del Bergantiños.

Sin embargo, las razones últimas para que no se juege en As Eiroas parece ser que responden a la imposibilidad logísitica del estadio para una retransmisión televisiva con las condiciones mínimas de adecuada emisión y visibilidad, no tanto al césped artificial.

El Bergantiños incluso ha realizado obras para adecuar su estadio a la transmisión televisiva y a las mínimas condiciones logísticas para un partido de élite. Pero finalmente la RFEF le denegó la opción de jugar en su campo, en una situación ridícula y grotesca que ha costado un enorme esfuerzo a muchos clubes para que finalmente nueve de estos partidos tengan que jugarse en otro campo distinto al del equipo de menor categoría.

Este lunes debe ser oficial la decisión definitiva sobre el escenario del partido entre el Bergantiños y el Sevilla, aunque ya es difícil hasta dar crédito a las fechas y los plazos. Un auténtico esperpento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios