Sevilla FC | Caparrós deja el banquillo El (in)esperado cese de un mito

  • Monchi madura la elección del relevo de Caparrós en Tanzania, donde Caparrós tendrá una exótica despedida a su segunda etapa como gestor y entrenador

  • El utrerano seguirá en el organigrama de fútbol del club

Castro, Monchi y Caparrós, antes de embarcar hacia Tanzania. Castro, Monchi y Caparrós, antes de embarcar hacia Tanzania.

Castro, Monchi y Caparrós, antes de embarcar hacia Tanzania. / Víctor Rodríguez

Comentarios 5

Pocos podrían pensar cuando José Castro dio la buena nueva de que Joaquín Caparrós regresaba al club la primavera pasada que su aventura de madurez en Nervión iba a durar solamente un año. Es el lapso aproximado de tiempo que ha pasado desde que sustituyera a Vincenzo Montella como entrenador del Sevilla, tras la debacle de la final de la Copa y la derrota liguera ante el Levante. Caparrós volvió en loor de multitudes y así se despidió de la afición, bajo la lluvia, empapado de agua y con lágrimas de emoción en los ojos tras el cierre ante el Alavés. Fue un leve receso que tuvo una extraña continuidad: pasó a relevar a Óscar Arias con el eufemismo de director de fútbol. La misma creación de este nuevo concepto para el que tenía que ejercer las labores de director deportivo traía latente un mal de fondo, la inexperiencia o la falta de vocación del utrerano para tal cargo. Un año después, se escenifica su esperado adiós, en la lejana Tanzania, en un exótico marco y un raro e inesperado contexto.

El Sevilla notificó en la tarde de ayer, a la hora del almuerzo en España, que Joaquín Caparrós no seguirá como entrenador del primer equipo la próxima temporada. Se trata de una noticia más que previsible para todo el sevillismo, por mucho que Monchi quisiera echar un velo de incertidumbre sobre la necesaria discreción que requería comunicar el cese como entrenador de una figura tan emblemática, nada menos que el técnico que más veces ha dirigido al Sevilla en su historia. Pero el mero regreso de Monchi tenía precisamente el fundamento de iniciar un nuevo edificio en el que era fundamental que el arquitecto también trajera ideas frescas.

En la nota oficial se asegura que, tal y como era de esperar también, Caparrós seguirá vinculado al club. "Ocupará un puesto de relevancia en el organigrama deportivo del Sevilla FC que encabeza Monchi". El utrerano ofreció ayer en Dar es-Salam la rueda de prensa previa al partido amistoso que disputa hoy el Sevilla ante el Simba SC, recién proclamado campeón de liga en Tanzania. En ella habló de cómo se ha adoptado la decisión por parte de los responsables del club y de cuáles son sus intenciones a partir de este verano. "Esta mañana hemos tenido reunión con el presidente y Monchi. Lo teníamos las dos partes muy claro y me quedan tres años de contrato en los que quiero aportar todo lo que pueda al Sevilla y al sevillismo", dijo escuetamente el técnico ante la prensa africana.

El utrerano da de este modo un paso al lado tras su efímero regreso en su doble vertiente de director de fútbol y entrenador. Se escribe así el sorprendente epílogo de una figura que mantiene el respeto de la afición de tantos años al servicio del club y, sobre todo, de la relevancia que tuvo para la construcción del Sevilla de la actualidad en los albores del siglo XXI, mucho antes de que el club de Nervión se convirtiera en uno de los principales referentes de la Liga en el mundo entero. La tremenda expectación que ha levantado en África es prueba de ello...

Entretanto, Monchi sigue valorando cuál es el candidato idóneo para darle el banquillo del Sevilla. Lleva estas valoraciones con muchísimo sigilo y puede que el anuncio se retrase en espera de que terminen los partidos oficiales que hay pendientes... fuera de España. Este fin de semana terminan la Serie A italiana y la Ligue 1 francesa... y la semana próxima se disputa la final de la Liga Europa entre el Arsenal y el Chelsea. Lo que sí tiene claro es el estilo de plantilla y de entrenador que quiere, o sea, el estilo de fútbol, por lo que tampoco debe prorrogarse mucho la decisión y la subsiguiente contratación del técnico. Pasado el luto por Caparrós, la semana próxima podría haber fumata blanca.

Sin tener que jugar rondas previas esta temporada, como sí sucedió el curso pasado, hay margen de tiempo y no excesiva prisa, salvo para comenzar a planificar sobre el consenso de perfiles y necesidades de la plantilla. Pero Monchi ha tenido tiempo desde el mes de marzo, cuando el club anunció su regreso, de conocer en profundidad las virtudes y los defectos de la plantilla y sabe cómo quiere reconstruirla.

Amén de quién será el entrenador en el proyecto de Monchi, queda la incógnita sobre qué puesto en el organigrama del club queda para Caparrós, que firmó un contrato por cuatro años en la primavera pasada, cuando aceptó, intuyendo que no era lo suyo, el cargo de director de fútbol. Aquella apuesta de José Castro en Caparrós ya es historia. En el camino quedaron Pablo Machín y su tercer regreso al banquillo relevando al soriano, tras una relación minada entre ambos por la planificación. Completó 510 partidos en Primera y es el entrenador que más veces dirigió al Sevilla, 241 partidos. Le quedará, quizá para siempre ya, la pena de haberse quedado a seis triunfos de Ramón Encinas, primer técnico en victorias:116 frente a 111. Y también no haber dirigido al Sevilla en la Champions, el objetivo que él mismo fijó y que no pudo amarrar...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios