Sevilla FC

Optimismo y cautela con la ley de las apuestas

  • El Sevilla, frente al proyecto del Gobierno para regular la publicidad de casas de juego, espera flexibilidad: "Será una restricción potente más que una prohibición", dice Cruz, que ya busca "alternativas"

  • Derecho deportivo, industria del fútbol y Covid-19

Acuña, con Marathon Bet en el pecho, despeja ante Griezmann en el Barcelona-Sevilla. Acuña, con Marathon Bet en el pecho, despeja ante Griezmann en el Barcelona-Sevilla.

Acuña, con Marathon Bet en el pecho, despeja ante Griezmann en el Barcelona-Sevilla. / Alberto Estévez / EFE

El pasado mes de julio, recién concluida la Liga, Alberto Garzón, ministro de Consumo, anunció que en octubre entraría en vigor el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego. Debía pasar su tramitación en Bruselas por la vía rápida. Pero por ahora, este decreto que amenazaba con alterar la relación de los clubes con sus principales patrocinadores, en muchos casos casa de apuestas, no ha entrado en vigor. De hecho, el Sevilla ha empezado la nueva temporada luciendo en el pecho su principal patrocinador, Marathon Bet, casa británica que se dedica a una de las actividades que quiere restringir Garzón, las apuestas deportivas por internet.

Sin embargo, en el Sevilla hay optimismo sobre que esa presunta prohibición, que podría afectar a uno de sus principales ingresos ordinarios, se quede en flexible restricción que irá implementándose poco a poco. Pero también hay cautela y el club ya prevé otro panorama con otro tipo de patrocinadores.

Antes de que se retomara la Liga el 11 de junio, el Gobierno corrigió la prohibición que quería implantar sobre la exhibición de casas de apuestas, un hecho que surgió por la excesiva exposición durante el confinamiento a este tipo de actividades y publicidades. Las presiones de LaLiga y los clubles propiciaron que Consumo diera marcha atrás y el CSD dio permiso para que el Sevilla luciera Marathon Bet en el derbi que reabrió el campeonato el 11 de junio, con todo el mundo del fútbol pendiente, por televisión, claro, del partido que reabría la Liga y el fútbol en España.

Alberto Garzón anunció en julio que el nuevo decreto entraría en vigor a partir de octubre

Incluso se llegó a especular que Marathon Bet, que en el verano de 2019 firmó con el Sevilla un acuerdo por dos temporadas más otra opcional, a razón de cinco millones de euros anuales, había roto con el club de Nervión ante el nuevo marco legal que se atisbaba en España y que ya había tenido algunos avances. Durante el confinamiento duro, el Sevilla, por ejemplo, retiró por recomendación del CSD, a través de LaLiga, las vallas publicitarias de la casa de apuestas en los entrenamientos, porque esa exhibición de publicidad en horarios universales, podría incitar al consumo precoz en adolescentes o niños que en esos momentos no tenían otra alternativa de ocio que el consumo en los hogares de televisión e internet. Pero todo quedó como estaba una vez se retomó la Liga en junio. Y así sigue por ahora...

En este sentido, José María Cruz explicó algunos extremos de cómo está la situación ante el previsible nuevo marco legal que regulará las casas de apuestas. Lo hizo durante su participación en la jornada El futuro de la industria deportiva Post-Covid: LaLiga y sus clubes. En ese seminario telemático, en el que fue ponente junto a un representante de la Liga y su homólogo como director general en el Betis, Federico Martínez Feria, se mostró optimista. En su ponencia habló de derecho deportivo, ingresos, industria del fútbol... y casas de apuestas.

Pese a que se especuló con la opción de que Marathon Bet rompiera con el Sevilla, sigue aún

"Más que la prohibición, lo que va a haber es una restricción potente de la publicidad que pueden hacer. Confiamos que esta temporada pueda terminar con una restricción no tan absoluta como se espera, sino que la aplicación sea progresiva, pero estamos buscando patrocinadores alternativos", advirtió ya el director general del Sevilla.

De momento, Marathon Bet sigue cumpliendo con su acuerdo con el Sevilla, pero esa advertencia de Cruz y el contexto actual invita a pensar que no ampliará ese año opcional que firmó en 2019. Además, cabe colegir que el club haya renegociado el contrato, a la baja, ante la realidad de que hay menos ingresos en general y no hay público en los estadios. Aunque el impulso de estar en la Champions ha podido equilibrar esto. "El patrocinador que aparece en el pecho de la camiseta es el principal, pero no es el único, afortunadamente tenemos muchos patrocinadores y muy buenos. Evidentemente, perderemos competitividad con respeto a otras ligas que sí la permiten, como la Premier League", añadió el director general.

El club prevé otras vías de ingresos: “Estamos buscando patrocinadores alternativos”

En esa jornada sobre industria del fútbol, Cruz también habló de cómo la Liga "acertadamente el límite de plantilla que cada club puede inscribir para la temporada 20-21, pero al mismo tiempo, ha sido muy conservador, para evitar el riesgo de colapso económico". "UEFA y FIFA han hecho algo importante, que no haya atenuación de las deudas de los clubes con los futbolistas, así como de las deudas entre los propios clubes para evitar el efecto dominó", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios