Sevilla FC La hora de la verdad de los menesterosos

  • Kjaer estará de baja varios partidos, Mercado es seria duda en Anoeta y Andre Silva tampoco sabe si jugará el domingo 

  • Villanueva de la Serena y San Sebastián ofrecen la vía de reivindicación para los menos habituales

Amadou y Gnagnon participan en un rondo ante la mirada de Arana. Amadou y Gnagnon participan en un rondo ante la mirada de Arana.

Amadou y Gnagnon participan en un rondo ante la mirada de Arana. / José Ángel García

Comentarios 2

Todo iba demasiado rodado en este Sevilla que pelea en la zona alta de la Liga. Con unos magníficos números en las diez primeras jornadas, con un once base repetido hasta en cinco ocasiones consecutivas, algo sin precedentes desde hacía décadas, con un camino bien trazado por el que continuar avanzando con paso firme, y con los lesionados incorporándose a la dinámica del equipo, de nuevo la enfermería se llena de inquilinos. Es la ley del fútbol. Con la carga de partidos llegan las incidencias.

Kjaer, Mercado y Andre Silva son los futbolistas que preocupan ahora al cuerpo médico y a los técnicos. En distinto grado, tienen lesiones de diversa consideración que implican una baja de mediana duración, en el primero de los casos, y otras dos a corto plazo. El central danés se perderá "los próximos partidos", según rezaba el parte médico ofrecido por el Sevilla tras la resonancia magnética a la que se sometió ayer. Kjaer sufre una lesión muscular en el bíceps femoral izquierdo. Puede estar un mes fuera de los terrenos de juego. El danés ya fue sustituido con molestias en el Camp Nou, día de la reaparición de Mercado, y descansó por precaución ante el Akhisar. Pero ha terminado rompiéndose.

Si esto se combina con la fuerte contractura que sufre en el isquiotibial Mercado, la consecuencia es que Gnagnon o, en su defecto, Amadou tendrán espacio para reivindicarse en los próximos partidos. Es seguro que uno de éstos o los dos comparezcan en Villanueva de la Serena, con motivo de la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, instancia a la que se incorpora el Sevilla. Pero está la duda de si también tendrán que jugar en San Sebastián este domingo, pues es dudoso que Mercado llegue a tiempo a la cita liguera con la Real Sociedad.

Algo parecido pasa con Muriel o Promes y Andre Silva. El delantero portugués, al igual que ocurre con Mercado, no está descartado para Anoeta. Será su evolución la que dicte si está en condiciones de jugar. El jugador sufrió ante el Huesca una "fuerte contusión en el cuádriceps, con gran derrame", según indicaba el parte ofrecido por los médicos del Sevilla. Es decir, Andre Silva sufre bastante dolor, no se entrenó ayer ni viajará a Villanueva de la Serena, aunque los médicos no han llegado a desaconsejar que pueda viajar y jugar en San Sebastián. Con el Villanovense, así pues, el colombiano y el holandés tendrán otra ocasión de reivindicarse, como hicieron ante el Akhisar, pero es que es incluso probable que Pablo Machín tenga que tirar de uno de ellos para acompañar a Ben Yedder en la punta del ataque del Sevilla ante la Real Sociedad.

Andre Silva ha jugado todos los partidos importantes desde que debutase en la Supercopa de España ante el Barcelona. Acumula 14, un millar de minutos y 7 goles. Está entre los 11 futbolistas con más partidos y minutos acumulados que, casualidad y causalidad, son los mismos once que forman el equipo base que cualquier sevillista se sabe ya de memoria.

Ante el Huesca, y antes de la lesión al caerle encima Ruben Semedo y sufir un rodillazo fortuito, Andre Silva ya evidenció que quizá necesite un descanso, pues no estaba teniendo un buen desempeño. Y tanto Muriel como Promes necesitan seguir reivindicándose. Puede que en Anoeta tengan que hacerlo por pura necesidad.

En el caso de Mercado, acababa de salir de su lesión en el brazo cuando ha padecido esta pequeña lesión de tipo muscular. Estaba llamado a incorporarse con fuerza a ese once tipo, al igual que Escudero, otro futbolista lesionado al principio de Liga que ya está disponible. Al igual que Amadou. Entre estos dos deben fortalecer una zaga que era obvio que, más tarde o más temprano, iba a necesitar refuerzos para paliar las contingencias por lesiones o sanciones. Y la duda es si Gnagnon también se va a subir al carro ahora, después del mensaje que le envió Pablo Machín en la previa del Akhisar, día en que no estuvo convocado. "Tiene que tener un proceso de adaptación, eso es obvio. Hay algunos que les cuesta más y otros se adaptan antes". Antes de la cita con el Akhisar tenía un golpe.

Gnagnon ahora está sano... al igual que Gonalons, ya recuperado de su lesión en la cabeza del peroné, del 6 de septiembre. El medio, que tuvo seis apariciones antes de caerse, ya se entrena con el grupo. Quizá sea pronto, aunque la rotación obligatoria ha empezado y es hora de que los menesterosos, los que están faltos de minutos, alcen su voz de verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios