Sevilla FC

Banega, motor sin recambio

  • El argentino, que sólo faltó a un partido, como Vaclik, es el jugador de campo que lleva más minutos junto a Sergi Gómez

  • Scaloni le da un necesario descanso al no contar con él desde que se ha hecho con la selección argentina

Banega realiza una indicación entre Roque Mesa, Franco Vázquez y Muriel. Banega realiza una indicación entre Roque Mesa, Franco Vázquez y Muriel.

Banega realiza una indicación entre Roque Mesa, Franco Vázquez y Muriel. / José Ángel García

Afortunadamente para el Sevilla, Lionel Scaloni no está contando con Éver Banega. La interinidad del técnico de la selección argentina le está viniendo muy bien a Pablo Machín, que puede vigilar el descanso activo de su medio centro titular durante este segundo parón de selecciones. Ya le ocurrió en el anterior, cuando Franco Vázquez debutó con el combinado albiceleste. Ahora, el Mudo está concentrado con Argentina, mientras Banega está de descanso en Sevilla. Hoy regresará a los entrenamientos, pero desde el viernes hasta el lunes gozará de un merecido receso para desconectar y cargar pilas. En caso contrario, el motor de este Sevilla podría gripar por calentamiento. No tiene recambio.

Banega es el futbolista de campo que más partidos ha jugado hasta ahora. De los 17 encuentros oficiales que lleva el Sevilla desde que empezase el 26 de julio con la primera ronda clasificatoria de la Liga Europa ante el Ujpest, el medio centro organizador, ahora jugando de ancla, ha actuado en 16, los mismos que Vaclik, que sólo descansó en la vuelta con el equipo húngaro en Budapest, donde jugó Sergio Rico antes de irse a Inglaterra.

El medio centro ha estado, eso sí, en todas las convocatorias. No ha visto ni un partido del Sevilla desde su casa y apenas descansó en el primer partido de la temporada, la ida de aquel cruce con el Ujpest, por una razón muy sencilla: acababa de llegar del Mundial y no tenía todavía ritmo competitivo para jugar; si no, lo habría hecho. Tampoco lo hicieron aquel primer partido del curso los otros mundialistas, Kjaer y Mercado.

Pablo Machín formó su primer centro del campo con Roque Mesa y Franco Vázquez. Y desde entonces a acá, el canario ha perdido el sitio en el equipo y el argentino se ha asentado en aquella posición de mediocampista que parecía experimental y que ahora es una de las piedras angulares de ese once base que tiene colocado al Sevilla líder de la Liga.

El paso atrás de Roque Mesa tiene mucho que ver con la carga de partidos de Banega. En Krasnodar, Machín probó al canario en dos posiciones distintas. Empezó como interior izquierdo, en el sitio actual del Mudo, y terminó como Banega, de medio ancla, permutando su posición con la del argentino. No salió bien, pues por ahí llegó precisamente el primer gol de los rusos. Roque Mesa parece que no se entiende bien en el campo cuando actúa junto a Banega, al que se ve más cómodo jugando solo por delante de la zaga, como en sus orígenes en Argentina.

Como 5 argentino, Banega se ha convertido en un pilar fundamental del Sevilla de Machín. Y las estadísticas ahí están para mostrar que apenas tiene descanso: 16 partidos de 17, los mismos que el portero;1.274 minutos, sólo cinco menos que Sergi Gómez, el otro jugador de campo que acumula más, aunque con un partido menos a sus espaldas, pues lleva 15. El defensa catalán, como Banega, lo ha jugado prácticamente todo desde que se incorporó a la disciplina del Sevilla. Fue presentado el 31 de julio, con lo que se perdió la ida con el Ujpest, pero jugó la vuelta y sólo ha descansado un partido con el Zalgiris.

Son curiosos los casos de Sergi Gómez y Banega, pues ambos les sacan bastante ventaja a los otros jugadores que acumulan más minutos en la plantilla del Sevilla. El defensa suma 1.279 y el medio 1.274. Los siguen, con más de 200 minutos menos, Jesús Navas y Franco Vázquez (1.058) y Sarabia (1.042).

Con estos números, es fácil comprobar la cantidad de esfuerzos acumulados que llevan los tres jugadores del centro del campo. Banega, Franco Vázquez y Sarabia son fundamentales tanto en el fútbol constructivo como en el destructivo. De hecho, los dos primeros, segundados por el tercero, son los que más recuperaciones de balón acumulan.

No es extraño, por tanto, que Pablo Machín haya comentado más de una vez que está echando de menos a jugadores que den refresco en la medular. Espera como agua de mayo a Amadou y a Gonalons, cuyo regreso es aún menos previsible en el tiempo que el de su compatriota, dada que su lesión, también traumática, es en la pierna, fisura en la cabeza del peroné.

Por ello, que Scaloni no esté contando con Banega es un alivio para Machín. El curso pasado jugó siete partidos con Argentina más los tres del Mundial, con lo que acumuló un total de 60 encuentros (50 con el Sevilla), con el bagaje añadido de los largos viajes y la falta de descanso. Y Sergi Gómez, por ejemplo, ha comentado que una de las claves de Machín es la dosificación y la programación de los entrenamientos. Y para eso es mejor que Banega esté en Sevilla.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios