Sevilla FC

El otro aval de Machín, los buenos números defensivos

Pablo Machín, durante un entrenamiento. Pablo Machín, durante un entrenamiento.

Pablo Machín, durante un entrenamiento. / Juan Carlos Vázquez

El Sevilla arribará al Camp Nou como líder y como segundo máximo goleador de Primera División en las primeras ocho jornadas, sólo superado por el Barcelona en esta faceta (19 por 18). El propio Pablo Machín ha reconocido que las bajas han condicionado su apuesta por un once de marcado carácter ofensivo, con futbolistas acostumbrados a jugar en posiciones muy adelantadas haciéndolo de interiores, de volantes por delante del único medio puro, Banega. Pero es que así es como se ha acorazado más el Sevilla. Los buenos números defensivos son el otro aval de Machín.

Los datos que ofrece un informe de la web del club destaca unos números ofensivos inmejorables en lo que va de siglo: 42 goles en los 17 partidos oficiales. Es un registro que supera los buenos inicios de las temporadas 09-10 y 13-14, en las que en ese mismo número de citas oficiales el Sevilla marcó 40 tantos.

Evidentemente, la endeblez de los rivales en las clasificaciones previas de la Liga Europa tienen que ver con ese gran registro. Pero en lo defensivo el Sevilla también está destacando y es uno de los equipos que menos goles lleva encajados, 8 en ocho jornadas.

Ampliando el espectro a los partidos europeos, y también el de la Supercopa, el equipo de Machín acumula 14 tantos encajados desde el 26 de julio, cuando empezó la temporada ante el Ujpest. Y esa cifra, según avanza la web del club, es la mejor en la última década. En las temporadas 09-10 y 11-12 también encajó el Sevilla los mismos 14 tantos en ese número de partidos. Y ya hay que retrotraerse a la 08-09 para encontrar una cifra más baja de goles en contra, 10.

En este siglo XXI, el mejor registro es de la 05-06, en cuyo arranque el equipo de Juande Ramos, cuestionado al principio, sólo encajó 8 goles. Pablo Machín, pese a las bajas –o quizás por ellas– emula en este sentido a Juande, Jiménez y Marcelino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios