Crisis sanitaria

La Comisión Europea aprueba el contrato con Pfizer para su futura vacuna contra el coronavirus

Oficinas de Pfizer en Nueva York Oficinas de Pfizer en Nueva York

Oficinas de Pfizer en Nueva York / Justin Lane, EFE

El colegio de comisarios de la Comisión Europea (CE) dio este miércoles luz verde a la firma del contrato para adquirir 300 millones de dosis de la futura vacuna que desarrollan la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech, que prometen un 90% de efectividad.

"El colegio autoriza el (...) contrato con la compañía farmacéutica BioNTech-Pfizer", dijo en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer, quien subrayó que la vacuna se adquirirá sólo "una vez se demuestre segura y efectiva contra la Covid-19". A partir de ahora, los Estados miembros tienen cinco días para decidir si participan en el contrato conjunto y, sólo superado este trámite, se finalizará y firmará el acuerdo de precompra de esa vacuna, aún experiental.

La CE también ha firmado acuerdos similares con otras farmacéuticas como AstraZeneca, Sanofi-GSK y Johnson & Johnson y ha concluido las conversaciones con CureVac y Moderna. No obstante, todas ellas deberán ser aprobadas antes por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

El plan de la Comisión es que las vacunas se repartan simultáneamente a los Estados miembros en función de su población, con lo que a España le correspondería en torno al 10% de las dosis, lo que le serviría para vacunar aproximadamente a más del 5% de la población, al ser necesarias dos dosis para inmunizar a una persona.

Son los países los que decidirán cómo distribuir las vacunas entre la población, si bien la Comisión ha elaborado unas recomendaciones que pasan por proteger primero a trabajadores esenciales como sanitarios o cuidadores de ancianos, mayores de 60 y colectivos socio-económicamente desfavorecidos.

En rueda de prensa, la comisaria de Sanidad, Stella Kyriakides, evitó fijar un marco temporal sobre cuándo podrían estar disponibles las primeras dosis de la futura vacuna, pendiente aún de "una serie de pasos que deben de seguirse antes de que podamos tener un calendario sobre cuándo estará disponible", como la finalización de las pruebas y la aprobación por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

"Voy a evitar poner una fecha hasta que no tengamos más información", dijo la comisaria, que sí quiso advertir sobre la importancia de enviar a la ciudadanía "mensajes claros" para que se entienda que las restricciones que hacen "extremadamente difícil la vida de todos" seguirán cuando lleguen las primeras dosis.

"Habrá que continuar con estas medidas hasta que la vacunación alcance a una parte significativa de la sociedad (...). Hay que entender que cuando tengamos una vacuna (...), no será la panacea contra el coronavirus", declaró Kyriakides, quien se refirió a los "desafíos" logísticos de la distribución, algo en lo que la Comisión y las capitales trabajan desde septiembre.

Preguntada sobre la mutación del SARS-CoV-2 detectada en visones, que ha llevado a Dinamarca a anunciar que sacrificará a 15 millones de esos animales, la eurocomisaria de Sanidad dijo que la Comisión Europea espera "un análisis de riesgos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) en los próximos días". "Seguimos la situación con extrema cercanía", dijo Kyriakides.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios