Vivir

Coronavirus Sevilla: Vestirse de flamenca en la Feria del confinamiento

Carmen Trabado y María Eugenia Reina vestidas de flamenca frente a la portada.

Carmen Trabado y María Eugenia Reina vestidas de flamenca frente a la portada. / Antonio Pizarro

A pesar de que la fiesta del día anterior se hubiera alargado hasta altas horas de la madrugada, hoy las mujeres sevillanas estarían ataviadas con sus trajes de flamenca desde bien temprano. Algunas estarían estrenando ese vestido con el que llevaban soñando todo el años, otras habrían reservado el estreno para el día de la comida con las amigas. Volantes y lunares se verían por las calles y, aunque el albero quedase lejos, cualquier calle de Sevilla sería una calle más del Real.

Sin Feria de Abril, este año parece muy diferente. Parece, pero no lo es. La Feria, más que un lugar, es un estado de ánimo y, después de tantos días de confinamiento y ante lo dramático de la situación por culpa del coronavirus, los sevillanos se agarran a ese hilito de alegría para seguir adelante.

Si la noche del pescaíto cada casa se convirtió en caseta y terrazas y balcones lucían engalanados de farolillos, en la mañana de este domingo algunas mujeres no han podido evitar sacar sus trajes de flamenca y lucirlos como si fuera un día de Feria. Es el caso de María Eugenia Reina y Carmen Trabado, dos jóvenes que han querido rendir homenaje a la Feria y a todas las familias que viven de ella. 

María Eugenia Reina con un traje de flamenca de la diseñadora Johanna Calderón. María Eugenia Reina con un traje de flamenca de la diseñadora Johanna Calderón.

María Eugenia Reina con un traje de flamenca de la diseñadora Johanna Calderón. / Antonio Pizarro

"La noche del pescaíto siempre es muy especial para mí. Vivo en un lugar privilegiado, por eso siempre nos reunimos en casa con amigos para celebrar este día. Este año no ha podido ser y por eso hemos querido hacer este particular homenaje" señala María Eugenia Reina. Así que, con sentimientos encontrados, decidieron decorar su balcón con farolillos, ponerse el traje de flamenca y colocarse la flor. "Hay muchas familias que viven durante el año de su trabajo durante la Feria y nosotras queríamos aportar nuestro granito de arena para que nadie se olvide de ellos. En este caso, con la diseñadora de mi vestido y con los complementos", apunta Reina.

Las jóvenes bailan sevillanas desde su balcón decorado con farolillos. Las jóvenes bailan sevillanas desde su balcón decorado con farolillos.

Las jóvenes bailan sevillanas desde su balcón decorado con farolillos. / Antonio Pizarro

Ataviada con un vestido rojo, todo un clásico en la Feria, María Eugenia Reina luce uno de los diseños que Johanna Calderón presentó este año en la pasarela We Love Flamenco. mientras que su flor y la de su amiga son Tocada por Bdb y los complementos de Cuna8 Complementos. De esta forma, quieren hacer un guiño a la moda flamenca que, después de todo un año de trabajo, no habrán tenido ningún tipo de beneficio. "Cuando esto acabe tenemos que ir al pequeño comercio del barrio, que lo están pasando muy mal", señala la joven.

Las jóvenes posan con la portada de fondo. Las jóvenes posan con la portada de fondo.

Las jóvenes posan con la portada de fondo. / Antonio Pizarro

Confinadas pero flamencas, ambas jóvenes quieren dar cuenta de que la Feria no es sólo la alegría y la fiesta, también es la economía que mantiene a muchas familias de la ciudad. "Hay gente que come todo el año de lo que gana en Feria", concluye la joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios