Mercados

La IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla presenta su distintivo de calidad

  • La Fundación Caja Rural del Sur sirvió de sede al evento. Las aceitunas con la nueva Indicación Geográfica Protegida estarán disponibles en los mercados en los primeros meses de 2020

Acto de presentación de la IGP. Acto de presentación de la IGP.

Acto de presentación de la IGP.

Cuando falta poco más de un mes para que empiece un nuevo año, las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla ultiman los preparativos para su salida a los mercados. La semana pasada fue la presentación oficial del distintivo de calidad que vestirá a las afamadas aceitunas de mesa, las mismas que en 2020 se podrán encontrar ya en los puntos de venta.

Bajo el amparo de la Diputación de Sevilla y de la Consejería de Agricultura, las nuevas indicaciones geográficas protegidas miran con ilusión el futuro, pese a que sobre el sector se ciernen los nubarrones de la política arancelaria norteamericana.

Pero a mal tiempo buena cara y, sobre todo, calidad; la mejor arma para competir en los mercados y ganar adeptos por la vía del paladar, conquistando a base de buen hacer.El presidente del Consejo Regulador, Juan Luis Oropesa, explicó que el sector se inclinó por adoptar una IGP en lugar de una Denominación de Origen (DO) para tan singulares productos con el objetivo de integrar a las aceitunas rellenas, que suponen el 80% de las aceitunas producidas y de ese volumen el 60% están rellenas de anchoas.

También subrayó la vocación exportadora del sector al mencionar el primer dato de ventas al exterior, fechado en 1510, cuando un olivarero de Villalba del Alcor -municipio de Huelva pero que entonces pertenecía al Reino de Sevilla- envió un lote de sus aceitunas a las Indias.

El caso es que el área de producción y elaboración de la aceituna con el sello de la IGP Manzanilla yGordal de Sevilla incluye a esta provincia y a once municipios de Huelva en el caso de la Manzanilla y de tres para la Gordal. La IGP integra la producción de 3.200 olivares en más de 20.500 hectáreas, 15 centros de compra, 14 industrias transformadoras y 8 plantas envasadoras y comercializadoras entre las que están Cobelén, Manzanilla Olive, Virgen de Loreto, Caiva, Olivaida, Jolca, Aceitunas Escamilla, Aceitunas Losada, Aceitunas Rumarín, Utreace o Aljaoliva.

La IGP Manzanilla Sevillana y Gordal Sevillana se refiere a las aceitunas recolectadas de manera tradicional durante los meses de septiembre y octubre con las tarea denominada de “ordeño” o “verdeo”. Además indica que las aceitunas han sido preparadas al conocido como “estilo sevillano” y para ello las aceitunas primero se lavan, se cuecen en cáustica, tratamiento alcalino, y se sumergen en salmuera -agua con sal-, para su conservación, produciéndose así una fermentación láctica natural.

El presidente del Consejo Regulador de las IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla animó a las empresas del sector para que se inscriban en el CR, aunando así los esfuerzos de productores, envasadores, y empresas comercializadoras, al objeto de fortalecer el sector ante amenazas como las que representan los aranceles estadounidenses.

“Hemos de devolver entre todos, el prestigio y el reconocimiento, que siempre tuvieron por calidad y reputación, nuestras aceitunas Manzanillas y Gordales de Sevilla”, subrayó Oropesa.

Foto de familia en el acto de presentación de la IGP. Foto de familia en el acto de presentación de la IGP.

Foto de familia en el acto de presentación de la IGP.

La puesta de largo de la IGP contó con la asistencia del presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, de la delegada territorial de Sevilla de Agricultura, Isabel Solís y la diputada del Congreso, Sol Cruz-Guzman, quienes participaron en la presentación al sector de la distribución, al gastronómico y a los medios de comunicación, en un acto organizado por el Consejo Regulador de las IGP y Prodetur, y que se celebró en la sede de la Fundación Caja Rural en Sevilla.

Rodríguez Villalobos insistió en que “las denominaciones de calidad otorgan personalidad y acento propio al producto que avalan; son una excelente carta de presentación, además de un instrumento de protección para productores y consumidores”.

Destacó que Sevilla es líder andaluz en producción de aceituna de mesa y en volumen de industrias de transformación, con un registro de 134 entamadoras, que representan en torno al 60% del total de la región.

Beneficios

Agregó que la etiqueta de calidad que supone la IGP constituye un instrumento para posicionar estratégicamente estas dos variedades de aceitunas sevillanas, “con todos los beneficios sociales y económicos que ello puede aportar a nuestra provincia”.

“Ahora toca remar juntos en la misma dirección” para impulsar y promocionar el prestigio de estas dos variedades de aceitunas.

Intervención de Rodríguez Villalobos en el acto. Intervención de Rodríguez Villalobos en el acto.

Intervención de Rodríguez Villalobos en el acto.

El valor social del cultivo de la aceituna fue también uno de los elementos destacados por los intervinientes en la jornada de trabajo. El presidente de la Diputación de Sevilla habló de la España vaciada y reclamó apoyo económico para el mundo rural, mientras recordó que la aceituna “es el cultivo más social de la provincia, porque la aceituna da vida -dijo- y la gente no se desplaza de su origen; la Sierra Sur de Sevilla es una zona deprimida y tiene un olivar excelente”.

El presidente del Consejo Regulador de la IGP insistió también en esta idea y subrayó los elementos socioeconómicos del cultivo del olivar y la industria que comercializa sus productos: aceites y aceitunas. Dijo que el sector “es generador de empleo en el campo y en la industria, generador de riqueza en el territorio, fija a la población y aporta sostenibilidad económica y social, pues viene a generar dos millones de jornales anuales en Sevilla”.

"Sabores de Sevilla"

La sesión incluyó una cata magistral de aceitunas de las variedades Gordal y Manzanilla, además de una degustación de seis de las empresas inscritas en El Consejo Regulador de las IGP mencionadas y adheridas a la marca “Sabores de la Provincia de Sevilla”.

Las propiedades de las aceitunas sevillanas como elementos saludables fueron destacados en las jornadas, en las que se puso de manifiesto que estos productos ofrecen al consumidor beneficios cardiovasculares, capacidad de regulación del colesterol, alto contenido en fibras, alto contenido en ácido oleico, elevado contenido de minerales, vitaminas y compuestos antioxidantes cualidades pro-bióticas para la funcional intestinal y elementos anticancerígenos.

Orígenes

Esta presentación coincide con el comiendo de una nueva etapa del Consejo Regulador de las IGP pues tras una fase provisional, el pasado 11 de octubre el Consejo Regulador de las Indicaciones Geográficas Protegidas Manzanilla y Gordal de Sevilla, constituyó oficialmente su Pleno, su órgano de decisión para los próximos cuatro años. Entonces se ratificó en la Presidencia del organismo a Juan Luis Oropesa, representante de la Cooperativa Virgen de Loreto, quien ha venido ocupando el cargo de manera provisional durante este primer año de andadura del Consejo Regulador y fue nombrado a Javier Domínguez, representante de Jolca, como vicepresidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios