Aljarafe

¿Nueva huelga de celo de los bomberos?

  • La Mancomunidad asegura que los agentes se están negando a hacer refuerzos

  • Esas horas son necesarias para que el parque de Mairena pueda hacer dos salidas a la vez, dada la escasez de personal 

  • Las vacaciones también están impidiendo que el parque de Santiponce pueda abrir 

Bomberos en un incendio de pastos en San Juan, en una imagen de la Policía Local del municipio. Bomberos en un incendio de pastos en San Juan, en una imagen de la Policía Local del municipio.

Bomberos en un incendio de pastos en San Juan, en una imagen de la Policía Local del municipio. / M.G.

La Mancomunidad de Fomento y Desarrollo del Aljarafe –de la que depende el servicio de bomberos que cubre a 31 municipios de la comarca, seis de ellos con más de 20.000 habitantes– ha aclarado que el cierre del parque de Santiponce y la imposibilidad de implantar el doble turno en el de Mairena, que permita cubrir dos emergencias a la vez ahora que aumentan las incidencias, se debe a que los bomberos se están negando a hacer refuerzos. Éstos son necesarios para ampliar el servicio, dado que no hay plantilla suficiente para hacerlo de otra manera.

Se trataría de una nueva huelga de celo, como la que el colectivo, que lleva años denunciando permanentemente la falta de medios y efectivos, ya mantuvo entre marzo de 2016 y febrero de 2017. Entonces se limitó a hacer las horas y refuerzos a los que está obligado por ley, pero no más, para evidenciar la precariedad con la que funcionaban, como parece vuelve a ocurrir ahora.

El parque de Santiponce –que se abrió en 2014 para reducir los tiempos de respuesta en el Aljarafe norte y en la A-66– está cerrado desde el pasado domingo, 1 de julio. Este martes, a través de sus cuentas en redes sociales, los bomberos del Aljarafe han denunciado que sólo hay tres bomberos en Mairena del Aljarafe, por la coincidencia ya de algunas vacaciones.

El acuerdo que puso fin a aquella prolongada huelga de celo incluía varios compromisos de los seis ayuntamientos de más de 20.000 habitantes que financian el servicio, junto a la Diputación para cubrir a los que no llegan a esa población. Por un lado, estaba la ampliación de plantilla, con 22 nuevos puestos en tres años, de los que nueve (entre jefes de servicio, cabos y cinco bomberos) se incorporarían en 2017 y se sumarían a los 43 actuales.

Pero ya se ha retrasado porque el Gobierno central no ha autorizado la ampliación y la oferta de empleo que ha sacado la mancomunidad pese a todo es más limitada.

Por otro lado, el acuerdo incluía garantizar ese doble turno en el parque principal de Mairena del Aljarafe, con un mínimo de personal para cubrir dos salidas de forma simultánea en los periodos de mayor riesgo: Navidad y verano, pagando horas de refuerzo. Debía haberse activado el 1 de julio hasta al 15 de septiembre, pero no está operativo, a pesar de que los ayuntamientos consignaron fondos para ello.

Según ha podido saber este diario, el presidente de la Mancomunidad, Raúl Castilla, sí firmó la resolución con los cambios necesarios en la plantilla para esos refuerzos, el pasado 26 de junio. En la misma, se reconoce “la falta de efectivos tras la apertura del parque de Santiponce en 2014” y que es “necesario el cumplimiento de la legislación de materia de prevención de riesgos laborales”. Para ello, se atribuye a varios miembros de la plantilla las funciones de cabo, que ya superaron en un proceso selectivo en 2013, aunque no obtuvieron plaza, y se reestructura el resto de servicio. Pero el jefe de parque ha trasladado a los responsables de la Mancomunidad que el personal está rechazando la aceptación de los refuerzos propuestos.

La situación coincide con la intensificación de las protestas y los anuncios de los alcaldes de más de 20.000 vecinos más directamente afectados por el problema –a partir de esa población están obligados cubrir este servicio directamente, y no a través de la Diputación–, de la necesidad de cambiar el modelo de gestión de este servicio en el Aljarafe, una comarca con más de 300.000 vecinos y 31 núcleos de población. La idea es que se integre cuanto antes en el Consorcio Provincial de Bomberos que ha promovido la Diputación y que apenas ha arrancado.

Pero los problemas y el creciente debate ciudadano sobre las carencias de bomberos evidencia que son necesarias otras soluciones mientras tanto, tal vez refuerzos como los que la Diputación realiza con sus bomberos en otros parques municipales o más fondos hasta que el consorcio echa a andar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios