Elecciones Andalucía

¿Qué leyes arrastra el adelanto electoral de Susana Díaz?

  • Además de la comisión de la Faffe, la disolución de la Cámara acaba con leyes de peso, como la de sostenibilidad del sistema sanitario y la de Formación Profesional

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, en el Pleno El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, en el Pleno

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, en el Pleno / raúl caro / efe

Comentarios 1

La X Legislatura andaluza se acaba hoy, justo en el momento en que se publique el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el decreto de convocatoria electoral para el 2 de diciembre. En los tres años y medio que hay desde abril de 2015 han pasado por el Parlamento casi 30 leyes y diez decretos leyes, pero la disolución de la Cámara, que también se hace hoy efectiva, se deja en el tintero varias iniciativas relevantes.

La comisión de investigación sobre la Faffe se quedará, previsiblemente, con toda la polémica, pero hay leyes de peso que se han quedado por el camino, algunas con la vitola de proyecto estrella del Gobierno socialista de Susana Díaz.

Hay normas que han pasado incluso por dos consejeros, como la Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Andaluz. Fue Aquilino Alonso, víctima de la crisis de gobierno que hubo en junio de 2017, quien presentó esta norma a bombo y platillo en el segundo Consejo de Gobierno que presidió Susana Díaz tras pactar con Ciudadanos y tomar posesión en junio de 2015.

El objetivo de la ley pasaba por fijar el gasto mínimo sanitario en el 6,5% del PIB andaluz, pero la idea se quedó por el camino al convertirse en proyecto de ley y llegar al Parlamento, que es donde ha encallado el texto. Desde la Consejería de Salud, que ahora dirige Marina Álvarez, reconocieron en su momento que se trata de una ley muy participada, lo que ha contribuido a la falta de consenso de los grupos en la comisión parlamentaria del ramo.

Desde otra comisión, la de Educación, vuelve a los cajones de la Junta la ley de Formación Profesional. Y es la segunda vez que lo hace. Susana Díaz anunció la iniciativa en 2014, cuando gobernaba en coalición con IU, pero el texto fue víctima de aquella ruptura.

El proyecto de ley resucitó en el acuerdo de investidura entre socialistas y naranjas, pero tampoco ha sido posible su aprobación. Y el estado de tramitación era bastante más avanzado que su compañera sanitaria, que también estaba incluida pacto que permitió a Díaz revalidar el puesto hace tres años largos.

Tres leyes del pacto con Cs se quedan atrás

Hay una tercera ley procedente del pacto de investidura que vuelve al Gobierno, la de Agricultura y Ganadería. Sorteó la primera votación en Pleno sin problemas, pero ni siquiera ha llegado a la comisión correspondiente.

No llegó a ponerse en marcha tampoco la reforma de la Ley Electoral andaluza, después de un grupo de trabajo marcado por la falta de acuerdo entre los grupos para poder llevar a cabo una remodelación sustancial del sistema electoral de la región.

Hay dos normas más resultantes de la iniciativa legislativa del Ejecutivo en solitario que tampoco llegarán al BOJA en la recién extinguida legislatura. Destacan la ley de Juventud, que iba a articular todas las políticas de la Junta en la materia;y ley de Vida Saludable, un proyecto de la Consejería de Salud que también se queda en el tintero.

Dos iniciativas legislativas y 19 proposiciones

El Consejo de Gobierno no es el único actor con capacidad legislativa que, con el adelanto electoral, ve cómo sus propuestas vuelven a los cajones. Hay una iniciativa popular para cambiar el modelo de oposiciones que ya no verá la luz, igual que una propuesta municipalista para acabar con la pobreza energética.

Sin embargo, son los grupos parlamentarios los más perjudicados, pues tienen que guardarse para la próxima legislatura hasta 19 proposiciones de ley. Estas iniciativas no suelen llegar a buen puerto si no logran el concurso de los socialistas, que han sido mayoría en la Cámara durante la X Legislatura.

Hay algunas llamativas, como la propuesta del PP para limitar los mandatos del presidente de la Junta y sus consejeros y que pasó el primer corte en el Pleno. Y hay una proposición que se queda a las puertas de su previsible aprobación, pese a que contaba con el rechazo del PSOE. Se trata de la ley de Bioclimatización presentada por Podemos y a la que se había sumado toda la oposición. El dictamen se aprobó el pasado jueves y estaba lista para entrar en el orden del día de la segunda sesión plenaria de octubre, que ya no se celebrará.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios