Coosur Betis - Baskonia | La previa

Un gran reto exige un gran partido

  • El conjunto de Joan Plaza mide su reacción ante un Baskonia al alza

Feldeine bota el balón en un entrenamiento ante TJ Campbell. Feldeine bota el balón en un entrenamiento ante TJ Campbell.

Feldeine bota el balón en un entrenamiento ante TJ Campbell. / Coosur Real Betis

La segunda prueba del Coosur Real Betis de Joan Plaza es de altos vuelos. Visita San Pablo (20:45) el actual campeón de la ACB, el Baskonia de Dusko Ivanovic, que medirá si con una semana más de trabajo el equipo ha dado un paso adelante y la necesidad real de unos fichajes que el técnico pide a voces desde que llegó, aunque afrontará su segunda cita como preparador verdiblanco con los mimos que cayeron en Andorra.

Los mismos porque Pablo Almazán aún no está completamente recuperado de su lesión en la mano derecha y su lugar lo ocupará un joven Magassa que en el principado mostró descaro, pero poco más. El equipo han de echárselo a las espaldas otros. Los que venían a ser primeros espadas y, de momento, ni asumen responsabilidades ni parecen dispuestos a liderar la reacción. Quizá en un partido ante un gran rival de Euroliga den un paso adelante, como cuando el cuadro sevillano se impuso esta campaña al Valencia Básket. Aquel día los errores en el triple de los taronja y la efectividad ofensiva de los béticos dejaron la victoria en San Pablo y algo parecido deberá pasar para sorprender al cuadro vitoriano, que llega tras haber disputado el jueves jornada de Euroliga, aunque sin viaje por medio que aumentara las posibilidades de los locales.

No jugó ese encuentro Luca Vildoza, que mejora de la lumbalgia que le ha hecho parar desde hace un par de semanas. El argentino podría aprovechar el choque ante el Betis para empezar a recuperar el ritmo o Ivanovic podría reservarlo esperando duelos de mayor exigencia para no forzarlo. A saber. Pero el equipo azulgrana tiene fondo de armario de sobra, con Henry a los mandos, que ya la pasada campaña le remontó el choque al Betis, un Zoran Dragic que ha encontrado su sitio, Giedraitis, el jugador que más tiempo está en pista de toda la Liga Endesa, justo por delante de Feldeine, y un todoterreno como Polonara que desde la burbuja de Valencia se ha convertido en el alma de este Baskonia, que acumula cinco victorias en los últimos seis partidos de la ACB.

Como visitante sólo perdió en Burgos (91-89), Badalona (83-82) y ante el Real Madrid (92-83), resultados todos que indican que las opciones de los hispalenses pasan por estar muy acertados en ataque, ya que no podrán fiarlo todo a una defensa que Plaza va ajustando poco a poco ante un rival que sólo ha bajado de los 80 puntos tres veces esta campaña.

El Betis necesita ganar ya. Recuperar el paso perdido y darse un chute de autoestima, para descargarse de tantos nervios y presión que atenazan a los jugadores derrota tras derrota. Quizá por ello Campbell parece peor de lo esperado, Feldeine es un líder demasiado irregular, Kay se va desinflando y Ndoye se frustra metiendo la mano cuando no debe para cargarse de faltas y hacerle un flaco favor al grupo. Porque Niang sigue sin espabilar y de ahí que Jerome Jordan sea una posibilidad, otra vez, para reforzar la pintura heliopolitana, y Spires no es un pívot contundente.

El conjunto de Ivanovic únicamente no alcanzó los 80 puntos en tres de sus 13 encuentros

Eso sí, puede ser un jugador de esos que Plaza le saque partido si le hace entender la importancia de cargar el rebote, nuevo mantra con el entrenador catalán. Como Kay o un Ouattara que tiene que hacer mucho más. Se le pide más al francés, destacado con su selección en las ventanas FIBA, pero empequeñecido cada vez que se pone la camiseta verdiblanca. Sin Almazán, debe dar un paso adelante no sólo para cubrir la baja del granadino, sino también para liderar un ataque que el Betis debe mejorar desde el acierto exterior. Que no se repite el 3/27 en triples de Andorra es fundamental. Lo peor es que la mayoría de los tiros eran buenos lanzamientos y, en muchos casos, liberados. Demasiados errores gratuitos que ante el Baskonia pasan factura.

Tras este encuentro el Betis parará, ya que, aplazado el duelo del próximo fin de semana en Málaga ante el Unicaja, no comparecerá hasta el 22 de diciembre, de nuevo en casa ante el Gran Canaria, llamado a ser rival por la permanencia. Esos 10 días servirán a Plaza para hacer una minipretemporada, ya con algún fichaje (la pasada campaña Jerome Jordan se estrenó también en San Pablo frente al cuadro canario). Será clave ese tramo final, ya que encadenará cuatro partidos en 10 días, pues además del citado ante los insulares jugará el 27 contra el Fuenlabrada, el 29 contra el Unicaja y el 2 de enero, frente al Casademont Zaragoza. Cuatro encuentros claves en el futuro de los verdiblancos, pero antes espera el Baskonia. Un gran rival que exigirá una gran reacción. Un primer paso, por qué no, para empezar a creer en el equipo de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios