Coosur Real Betis

Whittington, complicada renovación

  • Jerome Jordan se une a Conger e Izundu en la lista de los descartes

  • Se negocia con Slaughter su continuidad y se estudian las opciones de Obi y Sipahi 

Whittington, en el centro de la imagen, defiende a Nacho Martín en un ataque mandado por Oliver. Whittington, en el centro de la imagen, defiende a Nacho Martín en un ataque mandado por Oliver.

Whittington, en el centro de la imagen, defiende a Nacho Martín en un ataque mandado por Oliver. / Juan Carlos Muñoz

A la espera de que arranque (y finalice) LaLiga de fútbol, clave para cerrar el presupuesto del resto de secciones, el Coosur Real Betis trabaja ya en la próxima temporada confeccionando, un poco a ciegas aún, una plantilla de la que Whittington parece que no será parte, pese a ser uno de los destacados esta campaña sosteniendo al equipo en muchos partidos, sobre todo al inicio del curso.

El estadounidense, con pasaporte macedonio, fue presentado en su día como un fichaje por dos temporadas, pero en el baloncesto hay mucha letra pequeña y a día de hoy la continuidad del jugador parece complicada. Llegó como pívot y su movilidad le hizo rendir mejor como ala-pívot, aprovechando su buen lanzamiento exterior como principal arma. Sus dos años de vinculación eran, en realidad, un 1+1 con opción de corte por su parte.

El jugador reconoce sentirse muy a gusto en Sevilla y en el club. Pero también valora que no se ha sentido cómodo del todo, pasando del cinco al cuatro y con un papel poco protagonista, sobre todo en la recta final desde llegada de Green (como todos), pese a que de inicio sostuvo por momentos al equipo –firmó buenos partidos en Murcia, contra el Joventut, en Vitoria o en Tenerife– mientras KC Rivers aparecía.

La idea inicial de la entidad heliopolitana era contar con él, pero no hay acuerdo (mucho debe cambiar la cosa), al menos de momento, y Whittington, con mercado por delante, será otra pieza a cubrir por el Betis, que ayer dio a conocer que Jerome Jordan tampoco seguirá de verdiblanco el próximo ejercicio.

El jamaicano acabó su segunda etapa en Sevilla como en la primera ocasión. Llegó en el mercado invernal a un equipo en apuros, dio consistencia a un juego interior muy débil, ayudó al club a mantener la categoría y no seguirá en la siguiente campaña. Apenas jugó seis encuentros (cuatro triunfos y dos derrotas), debutando ante el Gran Canaria en la jornada 16, para promediar en casi 20 minutos 7,5 puntos, 5,2 rebotes y 8,2 de valoración.

Números parecidos firmó Whittington, con algo menos de 20 minutos de media en los que sumó 8,4 puntos (36% en triples) y 4,5 rebotes para 8,8 de valoración, disputando las 23 jornadas que la ACB dejó jugar al Betis, fuera de la fase final por el título que arranca el 17 de junio.

Nada oficial hay en el Betis después de un mes y medio desde que acabase para el equipo sevillano la renovación de Curro Segura y las bajas del mencionado Jordan, Conger e Izundu. La idea, según ha explicado el técnico, es mantener a la mitad de la plantilla. Con Borg y Pablo Almazán se negocia al igual que con Slaughter, otro de las contrataciones anunciadas por dos campañas y con el que hay que hablar sobre la continuidad. Con Obi, que también tiene el +1 en su contrato, se negocia pese a las dudas iniciales, mientras que sobre Sipahi el club sí que tiene una opción unilateral de prolongar su contrato por un año más. Con Green apuntando a cotas mayores, quedaría por resolverse la situación de Oliver y Nacho Martín del actual conjunto bético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios