Pasarela

Una tarta de bodas asequible y nada convencional

Claire Ptak, a las puertas de Violet Cakes, en Londres. Claire Ptak, a las puertas de Violet Cakes, en Londres.

Claire Ptak, a las puertas de Violet Cakes, en Londres.

Nada de tarta Sacher, ni de manzana. Tampoco el tradicional pastel de frutas ni la tarta Tiffin que se ofrecieron en la boda de los duques de Cambridge, elaborados por uno de los pasteleros más exclusivos del Reino Unido. Está claro que Meghan Markle y el príncipe Enrique están decididos a que su boda esté lo más cerca posible del pueblo, pues en la pastelería donde se ha elaborado la tarta de bodas de hoy, regentada por una norteamericana en Londres y basada en la alimentación sostenible, se venden cupcakes a tres libras (3,50 euros). La novia conoció a Claire Ptak, dueña de Violet Cakes, durante una entrevista para su blog, ya cerrado. La tarta de limón y flor de saúco que degustarán los invitados de Enrique y Meghan está cubierta de mantequilla y tiene flores a modo de decoración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios