EL "PADRE MANOLO"

El falso cura dice que el forense “se equivoca” al aconsejar su prisión

  • Asegura que su estado de salud es "precario" y puede agravarse en la cárcel

  • Debe ser sometido a un cateterismo "relevante para su salud"

Manuel Tobaja Manuel Tobaja

Manuel Tobaja

El abogado de Manuel Tobaja, el falso cura acusado de estafar casi tres millones de euros a través de una ONG, asegura que el forense de los juzgados “se equivoca” en el informe que ha servido al juez para mantenerlo en prisión incondicional.

El abogado defensor ha recurrido la decisión del juez y sostiene que el forense elevó su informe sin haber visto todos los documentos que aportó la defensa sobre el cateterismo a que va a ser sometido Tobaja en el Centro de Especialidades Virgen  Macarena de Sevilla.

De esta manera, la defensa recurre contra la decisión del juez de instrucción 4 de Sevilla de mantener a Tobaja en prisión si fianza, situación en la que está desde noviembre de 2017, porque el acusado presenta un elevado riesgo de fuga y “su peligrosidad se revela sin mayor esfuerzo”.

El informe forense en el que se basó el juez no hacía ninguna referencia a las pruebas a las que va a ser sometido Tobaja, sino que simplemente constató que sus patologías cardíacas son “crónicas” y “no conllevan un riesgo vital”. Se trata de dolencias cardíacas que “requieren tratamiento y control médico permanente” pero tal seguimiento “puede llevarse a cabo por los servicios médicos del centro penitenciario”.

Por lo tanto, el forense concluyó que los servicios sanitarios de la cárcel “pueden controlar las necesidades médicas que requieren dichas patologías” y el juez, en consecuencia, negó la libertad por razones de salud.

Tobaja, de 64 años, está encarcelado desde noviembre de 2017, denunciado junto a otras personas por una serie de estafas cometidas a la sombra de la fundación Luz del Mundo, que creó para atender a presos. Fuentes del caso cifran el total estafado en tres millones de euros mediante préstamos, créditos bancarios e hipotecas de viviendas.

El recurso de la defensa basa únicamente en el cateterismo a que va a ser sometido Tobaja, prueba que es “más que relevante para su salud” y que confirma su “precario estado de salud”. Según el defensor, el estado de salud de Tobaja “podría empeorar” estado encarcelado y eso justifica la petición de libertad.

El forense del juzgado analizó la documentación médica aportada por la defensa y concluyó que ese cateterismo y coronariografía “debe referirse a la realizada en el año 2014, no constando ninguna otra posterior a esta fecha en la documentación médica aportada”.

La defensa niega tal extremo y asegura que se trata de una nueva prueba que está pendiente de realizarse, por lo que pide que el forense vuelva a analizar los documentos y emita un nuevo peritaje que permita al juez decidir de nuevo sobre la libertad “por motivos estrictamente médicos”.

La defensa no apela a otras razones para pedir la libertad, que el juez descartó en su auto del pasado 18 de junio cuando situó a Tobaja “en el centro” de los delitos investigados, posible autor de un delito continuado de estafa que lleva aparejada “una importante penalidad” y  que justificaría su intento de fuga en caso de quedar libre.

A ello se une “la alarma social generada y la propia peligrosidad del detenido, que se revela sin mayor esfuerzo de su conducta”, según el juez.

Tobaja había sido condenado por estafas bancarias en Sevilla en los años 90. Para ello aprovechaba su proximidad a las hermandades y sus conocimientos de arte sacro pues estaba considerado un especialista mundial en el imaginero Castillo Lastrucci.

En 2000, tras ser confirmada en el Tribunal Supremo su condena de tres años de cárcel, huyó de España a Puerto Rico, donde se hizo pasar por sacerdote, llegó a celebrar bodas y comuniones y fue de nuevo condenado por apropiación indebida de fondos de las comunidades a las que servía. Allí le conocían como el Padre Manolo.

Cumplió seis años de cárcel en Puerto Rico y en 2007 fue extraditado a España, donde poco después quedó libre. En 2011 creó la Fundación Luz del Mundo por la que ahora se enfrenta a diferentes denuncias en tres juzgados de Sevilla, aunque las causas han sido unificadas en el número 4.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios