Patrimonio

Cultura abre expediente por la 'restauración' de las dos tallas de Lora

  • Las figuras aparecen descritas en la declaración como Bien de Interés Cultural de la Ermita de Setefilla y están protegidas por la Ley de Patrimonio Histórico 

  • Cualquier intervención hubiera precisado de un proyecto técnico previo y autorización de la Junta 

Una imagen antigua del altar de Setefilla, con las tallas de Santa Egipciaca y San José.

Una imagen antigua del altar de Setefilla, con las tallas de Santa Egipciaca y San José. / IAPH

La Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico ha abierto expediente por la intervención que se ha llevado a cabo en dos tallas en madera policromada del siglo XVIII, de Santa María Egipciaca y San José, que formaban parte del altar mayor del Santuario de Setefilla, en Lora del Río, hasta que se retiraron hace unos 35 años por su mal estado. La hermandad, que es la propietaria, encargó su arreglo a un escultor, sin formación específica en restauración. 

Las figuras, que han sido decapadas y pintadas de nuevo, están protegidas y descritas en el decreto, de 24 de septiembre de 2002, por el que se declaró Bien de Interés Cultural (BIC) todo el Yacimiento y la Ermita de Setefilla, con la categoría de zona arqueológica y monumento. 

La talla de Santa María Egipciaca, antes y después de la intervención que se ha hecho. La talla de Santa María Egipciaca, antes y después de la intervención que se ha hecho.

La talla de Santa María Egipciaca, antes y después de la intervención que se ha hecho. / M. G.

Aparecen recogidas incluso en la relación de bienes muebles del santuario como parte del retablo, "compuesto de banco, un cuerpo de tres calles y ático, en la hornacina principal, imagen de la Virgen de Setefilla, en las laterales Santa María Egipciaca y San José...". 

Esto implica que cualquier intervención debe contar con proyecto previo, firmado por un técnico y autorización de la administración, aunque su propietaria fuera la Hermandad de Nuestra Señora de Setefilla, en cuya casa hermandad han estado estos años. 

El antes y el después de la talla de San José. El antes y el después de la talla de San José.

El antes y el después de la talla de San José. / M. G.

La delegada territorial de la Junta, Susana Cayuelas, ha querido ser prudente hasta tener todos los datos, pero ha confirmado que Cultura tampoco tuvo información previa de la intervención. Conforme al expediente abierto, que podría conllevar importantes sanciones en caso de que se estime que hay daños irreversibles, ya se está recabando información y se actuará en consecuencia, ha dicho. 

Cayuelas ha señalado que lo ocurrido "es muy desconcertante", teniendo en cuenta el "grandísimo interés" de todos por preservar el patrimonio de la provincia, "como también se ha manifestado desde el Arzobispado". La Archidiócesis de Sevilla recordó el jueves que, aunque las tallas son propiedad de la hermandad, ésta debía haber informado de cualquier intervención. 

Cayuelas ha puesto el acento en que, "mirando al futuro y para que esto no vuelva a ocurrir" sigue siendo necesario difundir el "patrimonio muy valioso de la provincia de Sevilla" y su preservación. 

Aunque tras la polémica por el resultado del trabajo, los responsables de la hermandad y el escultor no han querido entrar en la misma, sí han apuntado que hicieron lo que consideraban mejor para salvar las tallas, dado su avanzado estado de deterioro.

Fuentes cercanas al escultor, Juan José Negri, de larga trayectoria como imaginero, han señalado que antes de ésta había habido otras intervenciones en las tallas y que tras el decapacado y los trabajos de refuerzo en las grietas de la madera y la estructura, los cambios de colores en los ropajes se decidieron de acuerdo con la hermandad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios