Provincia

Varias familias rumanas huyen de Casariche por miedo a linchamientos

  • La marcha se produce por temor a un brote xenófobo tras el intento de agresión a un delincuente rumano que fue sorprendido robando en una casa

La concentración del lunes en Casariche en demanda de más seguridad. La concentración del lunes en Casariche en demanda de más seguridad.

La concentración del lunes en Casariche en demanda de más seguridad. / José Manuel Vidal / Efe

Comentarios 11

Varias familias rumanas que residen en Casariche han huido en las últimas horas del pueblo, ante el miedo a que puedan sufrir linchamientos o agresiones.

La reacción de este colectivo se produce después de que una multitud intentara linchar la noche del domingo a un delincuente de nacionalidad rumana que había sido detenido por la Policía Local tras ser sorprendido robando en una vivienda del municipio.

Pese a que no ha habido ataques contra ningún otro miembro de la comunidad rumana, las familias han decidido marcharse de Casariche por temor a algún brote xenófobo como el que ocurrió hace justo un año en Pedrera.

En este cercano municipio, cientos de vecinos destrozaron los coches de los rumanos del pueblo en venganza por el incidente provocado por tres ciudadanos de este país, que agredieron a un matrimonio pedrereño tras una discusión de tráfico.

La situación en Casariche está controlada desde la noche del altercado, ya que la Guardia Civil envió refuerzos y tomó el pueblo durante la madrugada para garantizar la seguridad del detenido, que tuvo que ser refugiado en una casa para que no fuera atacado por la multitud. Los vecinos abuchearon a los guardias y les pidieron a gritos que soltaran al sospechoso y se lo entregaran a ellos.

Con los refuerzos, los agentes lograron sacar al detenido de la casa y lo trasladaron al hospital comarcal de Osuna, ya que se había hecho daño en un tobillo al saltar desde el tejado de la vivienda en la que iba a robar hasta un patio. El delincuente iba en compañía de otro, pero éste logró escapar sin ser arrestado.

La Guardia Civil investiga si ambos ladrones están relacionados con los robos con violencia ocurridos en las últimas semanas en la Sierra Sur sevillana.

En Estepa se han producido dos ataques a comerciantes, uno a la dueña de un hostal y otro al propietario de un bar, que resultaron heridos tras los robos. Muchos vecinos de esta comarca acusan a la comunidad rumana de estar detrás de estos robos, así como de los numerosos delitos cometidos en el campo.

El alcalde de Casariche, Basilio Carrión, presidió una manifestación en la que decenas de vecinos se concentraron en demanda de una mayor seguridad. El regidor pidió a sus vecinos que no se tomen la Justicia por su mano e hizo un llamamiento a la calma.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios