Sevilla

Cae un miembro de la banda del BMW después de varias noches de persecuciones

  • La Guardia Civil busca a los otros cuatro aluniceros que huyeron campo a través

  • El arrestado tenía una reclamación de un juzgado de Canarias 

  • Se ha recuperado un coche robado y cargado de mazas y herramientas para cometer los robos

Estado en que quedó el escaparate de una tienda de motos de la Carretera de Carmona, tras sufrir un alunizaje. Estado en que quedó el escaparate de una tienda de motos de la Carretera de Carmona, tras sufrir un alunizaje.

Estado en que quedó el escaparate de una tienda de motos de la Carretera de Carmona, tras sufrir un alunizaje. / Juan Carlos Vázquez

La Guardia Civil detuvo la madrugada de este lunes a un presunto miembro de la banda del BMW, un grupo de aluniceros que ha estado cometiendo numerosos robos con fuerza en establecimientos comerciales en las últimas semanas en Sevilla. Los agentes han recuperado también un BMW sustraído, en cuyo maletero había varias mazas y herramientas utilizadas por los ladrones para romper escaparates de cristal y forzar las medidas de seguridad de las tiendas.

La detención se produjo sobre la una y media de la madrugada, cuando una patrulla de la Guardia Civil de La Rinconada sorprendió un BMW con cinco ocupantes en su interior en las inmediaciones de una gasolinera próxima al club de campo RACA. Al percatarse de la presencia policial, cuatro de los delincuentes abandonaron el coche y se dieron a la fuga a pie campo a través, mientras que los guardias civiles pudieron apresar al conductor del vehículo, que había sido robado poco antes.

Se trata de un hombre de 39 años identificado como M. C. C., originario del barrio de Torreblanca aunque con residencia en Alcalá de Guadaíra. A este sospechoso le constaba una reclamación judicial en vigor emitida por un juzgado de Canarias, en concreto de la localidad de Puerto del Rosario, en Fuerteventura.

Los investigadores creen que los ocupantes del BMW tenían pensado cometer un robo en alguna de las gasolineras de la zona. En los últimos días, la Guardia Civil y la Policía Nacional han protagonizado varias persecuciones contra un grupo de delincuentes, que presumiblemente pueden ser los mismos que iban en el BMW recuperado ayer. En las ocasiones anteriores, viajaban en otro vehículo de la misma marca, con el que cometieron varios robos, si bien la noche del domingo pudieron robar otro al considerar que el primero estaba ya quemado.

Los alunizajes se han sucedido con una frecuencia casi diaria en las últimas semanas, coincidiendo con la llamada campaña de Navidad de los ladrones. Los establecimientos más perjudicados están siendo las perfumerías. La cadena Aromas, una de las más fuertes de Andalucía, ha sufrido ocho robos en veinte días, todos ellos mediante el método del alunizaje. Estos asaltos han ocurrido en Sevilla capital (en Alcosa y en la Ronda de Triana), pero también en la provincia, como fue el caso de la tienda de Utrera, donde ha habido dos robos desde el 16 de octubre. Además, se han registrado episodios similares en Jerez de la Frontera, donde hubo otros dos casos, Córdoba y Lucena.

La Policía y la Guardia Civil habían estado a punto de detener a los aluniceros después de algunos de estos robos. Los agentes del turno de noche de ambos cuerpos han llegado a perseguirlos durante kilómetros, si bien los BMW que utilizan para huir suelen ser mucho más potentes y alcanzan velocidades mayores que los patrulleros, por lo que es muy difícil mantener una persecución con ellos en una autovía sin tráfico, más aún después de que se decretara el toque de queda impuesto por el Gobierno para frenar la expansión del coronavirus.

En Sevilla han existido en los últimos años varias bandas del BMW, llamadas así por los vehículos utilizados por los aluniceros para huir, después de empotrar otros coches contra los escaparates de las tiendas. En un momento llegaron a coincidir en la capital una decena de grupos dedicados a este tipo de robos, lo que llevó a la Policía a establecer un operativo especial para frenar los robos en los comercios, que llevó el nombre de la operación Luna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios