Sevilla

Justicia tarda más de dos meses en suplir las bajas en los juzgados

  • El informe del TSJA denuncia el "alto grado de improvisación" de la Junta por enviar trabajadores sin experiencia y permitir "interinidades continuas" de hasta 25 años

Comentarios 2

La Consejería de Justicia de la Junta emplea una media de dos a tres meses en cubrir una baja de un funcionario de los juzgados. Ésta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el informe elaborado por la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a raíz de la polémica que surgió en torno a los errores judiciales por el caso Mari Luz.

El estudio señala que el tiempo medio de espera desde que solicita la cobertura de una baja hasta que la Consejería de Justicia envía a un funcionario interino transcurren 60 días, un plazo que varía entre unas delegaciones provinciales de Justicia y otras, aunque "no son pocas las que demoran el tiempo de cobertura a casi tres meses desde que se produce la vacante".

El análisis del TSJA también advierte sobre la falta de convocatorias de oposiciones en la Administración de Justicia y de las "interinidades continuas" que hacen que sea "habitual" que un trabajador permanezca entre cinco y nueve años como personal interino en los juzgados, si bien se detectaron "interinidades que se remontan hasta 25 años".

El informe critica que al haber acudido al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en busca de personal, tras haber quedado agotadas las bolsas de interinos, desde hace dos años la Junta ha enviado a los juzgados trabajadores sin experiencia previa ni formación en materia judicial -se han dado casos de ceramistas, puericultoras o peluqueras-, por lo que el TSJA culpa a la Consejería de haber actuado con un "alto grado de improvisación" en el nombramiento de estos trabajadores.

El Alto Tribunal andaluz avala estas afirmaciones con los datos estadísticos recopilados en el estudio, que ponen de manifiesto que de los 1.417 funcionarios de Justicia que hay en Sevilla y provincia, el 70,3% son trabajadores titulares de las plazas (997 personas) y el 29,7% (420) son interinos. De esos 420 interinos, 116 procedían del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en el periodo en que se realizó el estudio, entre abril y junio pasado.

La situación reviste una especial gravedad en los juzgados de lo Penal de Sevilla, donde estalló el escándalo por los retrasos en la ejecución de la condena al pederasta Santiago del Valle. Dice el detallado análisis del TSJA que de los 104 funcionarios que deben cubrir esta planta, sólo 33 son titulares y 71 interinos, lo que representa una tasa de interinidad del 68,3%, la más alta de todas las jurisdicciones.

El TSJA concluye que es preciso incrementar las plantillas de los órganos judiciales de Sevilla con al menos 282 nuevas plazas de funcionarios para adecuarlas a la carga de trabajo de estos juzgados. El informe dibuja un futuro poco halagüeño y hasta "desolador", por cuanto la creación de tres nuevos órganos judiciales a partir del próximo día 30, con una planta prevista de 25 nuevos funcionarios, vendrá a "agravar" la situación de déficit de funcionarios titulares en los juzgados de Sevilla, con el consiguiente incremento del número de interinos destinados en las sedes judiciales.

El informe acoge con satisfacción el reciente Plan de Modernización de la Justicia aprobado por el Consejo General del Poder Judicial en noviembre pasado, pero se muestra "pesimista" sobre que las medidas propuestas puedan ofrecer resultados a corto plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios