La incertidumbre del Covid

Asenjo quiere celebrar la misa de difuntos en el cementerio de Sevilla

  • El arzobispo se ha puesto en contacto con las autoridades municipales para que el camposanto acoja la eucaristía del 2 de noviembre

Imagen de archivo de monseñor Asenjo presidiendo la misa de difuntos bajo el Cristo de las Mieles. Imagen de archivo de monseñor Asenjo presidiendo la misa de difuntos bajo el Cristo de las Mieles.

Imagen de archivo de monseñor Asenjo presidiendo la misa de difuntos bajo el Cristo de las Mieles. / Belén Vargas

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, desea que este año se celebre la misa del 2 de noviembre, festividad de los Fieles Difuntos, en el cementerio de Sevilla. Así se lo la hecho saber al Ayuntamiento hispalense, que ha comenzado a elaborar el protocolo de seguridad para esa fecha en el camposanto, donde, en principio, se han suspendido todos los actos civiles y religiosos a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Aunque en un primer momento, y ante las circunstancias actuales, monseñor Asenjo sopesó la celebración de esta eucaristía -que tiene lugar cada año en la glorieta del Cristo de las Mieles-, es su intención que el oficio religioso se lleve a cabo con las medidas de seguridad oportunas para evitar contagios del Covid-19. 

Este deseo se lo ha transmitido ya a las autoridades municipales competentes. Se trata, en todo caso, de una ceremonia al aire libre (con menor riesgo que en un recinto cerrado) y en la que, como ocurrió en la misa del Gran Poder en la Plaza de San Lorenzo, habrá que reducir el aforo, mantener la distancia de seguridad entre los asistentes y evitar la aglomeración de personas en el entorno. 

Se trata de una eucaristía que tendría lugar después de que el arzobispo haya presentado su carta de renuncia al Vaticano, ya que este jueves -festividad de Santa Teresa de Ávila- cumple 75 años, la edad con la que debe activar este proceso. Podría ser, por tanto, la última misa que monseñor Asenjo celebrase en el Cementerio de San Fernando como arzobispo de Sevilla. 

El pasado martes la Junta de Andalucía daba a conocer las indicaciones que deben tener en cuenta los ayuntamientos andaluces para las visitas a los cementerios durante la celebración de Todos los Santos, Fieles Difuntos y días previos. Entre estas recomendaciones se encuentran la de que los grupos familiares no excedan de cuatro personas y el tiempo de permanencia máximo sea de media hora. También habrán de establecerse circuitos para la entrada y salida de personas. Quienes acudan a limpiar las lápidas o colocar flores naturales habrán de llevar el agua desde casa. 

El Ayuntamiento de Sevilla ya anunció este miércoles que, por ahora, se han suspendido el concierto que la banda sinfónica municipal ofrece al mediodía del 1 de noviembre y el acto de homenaje organizado por el Ejército. Tampoco habrá -al menos hasta el 2 de noviembre- las visitas teatralizadas que tanto éxito de público habían tenido en ediciones anteriores. Se está a la espera de conocer si, tras expresar el arzobispo su deseo, finalmente se podrá celebrar la eucaristía en la jornada de los Fieles Difuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios