El Cerro y Su Eminencia

Francisco el Cabeza, atracador de farmacias

  • El detenido por los robos en boticas del Cerro y Su Eminencia fue testaferro de un traficante de Los Pajaritos y estuvo en prisión en la República Dominicana

La farmacia de la calle Ocho de Marzo, otra de las asaltadas. La farmacia de la calle Ocho de Marzo, otra de las asaltadas.

La farmacia de la calle Ocho de Marzo, otra de las asaltadas. / José Ángel García

Comentarios 2

El detenido por los atracos a varias farmacias del Cerro y Su Eminencia es Francisco Montes Moreno, alias el Cabeza, de 45 años y con un amplio historial delictivo. Es un delincuente del barrio de la Música, donde fue arrestado el jueves por la Policía Nacional cuando salía de su casa. Es un hombre que ha ido subiendo el nivel de sus robos paulatinamente, hasta que ha empezado a utilizar el cuchillo para intimidar a sus víctimas.

Una información clave remitida por la Comisaría Provincial al grupo de Policía Judicial de Sevilla Este permitió la detención del sospechoso, que presuntamente ha cometido al menos cinco robos con violencia en farmacias en los últimos ocho días. A estos cinco delitos hay que sumarle un sexto en grado de tentativa. Se investiga ahora si también ha robado teléfonos móviles a punta de cuchillo y bolsos mediante el procedimiento del tirón.

A pesar de ser un delincuente con varias detenciones en su historial, era una persona discreta y sigilosa. Procede de una familia humilde de Su Eminencia y en sus inicios se dedicó a las estafas a las compañías de seguros. Lo hacía provocando pequeños accidentes de tráfico para cobrar indemnizaciones. Después pasó a las estafas con falsificación de nóminas y DNI para obtener teléfonos móviles y otros productos en las grandes superficies.

Francisco Montes. Francisco Montes.

Francisco Montes. / M. G.

Unos años después subió un peldaño en la escala de delincuencia y pasó a los robos con fuerza, principalmente en coches y establecimientos comerciales. Durante esta época conoció a uno de los principales traficantes de droga de Sevilla, del barrio de Los Pajaritos, que lo utilizó como testaferro durante una época.

Durante ese periodo vivió a cuerpo de rey, pero todo se truncó durante un viaje a la República Dominicana. Su jefe lo había enviado a este país como mula, para traerse un cargamento de cocaína a España, pero fue sorprendido por las autoridades caribeñas antes de regresar. Estuvo varios años en prisión en una cárcel dominicana. 

A su regreso a España ingresó de nuevo en prisión porque tenía causas pendientes con la Justicia española. En la cárcel desarrolló una fuerte adicción a la heroína, que le ha llevado a cometer muchos robos para poder seguir consumiendo a buen ritmo.

De esta forma comenzó a atracar con cuchillo. En la última semana optó por robar en las farmacias de zonas próximas a su domicilio. Elegía comercios pequeños y actuaba generalmente por la tarde, a primera hora o a última, aprovechando los momentos en los que sólo había un empleado.

Utilizaba dos cascos para cubrirse el rostro, si bien no tenía moto. La suya la había vendido para costearse su adicción. Salía de su casa con los cascos pero se movía a pie. Por eso todas las farmacias atracadas están en un radio aproximado de un kilómetro. 

El martes 25 de septiembre robó en la calle Párroco Antonio Gómez Villalobos, en el Cerro; el jueves 27 lo hizo en la avenida Ocho de Marzo; el viernes 28 lo intentó en la calle Lisboa pero no le abrieron la puerta y se fue a robar a otra farmacia de la calle Vasco de Gama; el lunes 1 de octubre logró atracar en Lisboa y el miércoles 3 cometió el último robo en la calle Ofelia Nieto, en Su Eminencia.

La Policía Nacional lo detuvo la mañana del jueves, cuando salía de su domicilio portando uno de los cascos que habría empleado para cometer los atracos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios