Julián Sobrino Simal

El profesor "valiente" que llegó de la Mancha

Comentarios 1

Carlos Colón lo definió en una de sus columnas como "un valiente en esta ciudad de cobardes". Cierto es que tiene algo de personaje de película de Frank Capra: su optimismo incorregible, su actitud rebelde frente al poder político, la vehemencia con la que defiende sus argumentos... Un flequillo cuidado con mimo y unas gafas de pasta cuadradas refuerzan la imagen juvenil y universitaria de este profesor manchego que llegó a Sevilla hace 26 años "buscando una ciudad media y bonita en la que quedarme a vivir". Discípulo de José Manuel Sánchez Ron, uno de los grandes investigadores y divulgadores de la historia de la ciencia y la técnica española, sus trabajos son fundamentales para desmontar ese relato histórico que los sevillanos nos contamos a nosotros mismos en el que, después de los dorados años americanos, la ciudad sólo ha sido un páramo de desidia y abulia. Donde algunos sólo ven decadencia, él descubre máquinas de vapor, industrias pujantes y empresarios visionarios propios de una novela de Julio Verne. Allí donde haya un antiguo edificio industrial amenazado por la piqueta, allí estará siempre Julián Sobrino dispuesto a entrar en la batalla con alegría, argumentos y contundencia. Como él ha dicho en alguna ocasión, "somos el pasado que nos queda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios