Políticas sociales

Los retos fijados por el PP contra la exclusión social en Sevilla en los próximos cuatro años

Imagen reciente de algunas de las chabolas que continúan habitadas en el asentamiento en Sevilla.

Imagen reciente de algunas de las chabolas que continúan habitadas en el asentamiento en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

El nuevo Gobierno andaluz que se conformará en los próximos días bajo el paraguas del Partido Popular en solitario y la figura de Juanma Moreno a los mandos tendrá en la inclusión social uno de sus grandes retos. El sector que cambia de manos, tras haber sido gestionado por Ciudadanos tras el pacto de Gobierno de la anterior legislatura, tiene ahora un desafío añadido: alcanzar el sello propio. 

Con la duda de quién ocupará esta cartera los próximos cuatro años, lo cierto es que al tratarse de un gobierno de un solo color político y no depender de pactos, se evita, entre otros aspectos, tener que acordar las políticas sociales con otros partidos no tan afines en esta cuestión (quede sobre la mesa que con Ciudadanos, en este aspecto, apenas ha habido problemas). 

En este contexto, varias decenas de promesas agrupadas en cuatro materias diferenciadas (servicios sociales, discapacidad, exclusión Social y voluntariado) centran los retos del Partido Popular para/con los sevillanos en los próximos cuatro años. En concreto, las políticas sociales ocupan 13 páginas en su programa y en ellas se condensan la mayoría de los principios puestos ya en marcha desde 2019, aunque esta cartera (compartida con Igualdad) ha estado bajo la batuta de Ciudadanos en la legislatura pasada. Pero, además, incluye un amplio número de nuevos compromisos que, de cumplirse en los próximos cuatro años, supondrían importantes avances en la materia. 

Con todo, se faltaría a la verdad –y bastante– si no se reconociera que desde el traspaso de las competencias en materia de Igualdad y Políticas Sociales, en todas las décadas de autonomía se ha avanzado. Y mucho. Sobre todo, en los últimos cuatro años. Especialmente en el empeño de que ningún menor se quede al margen de la cobertura de una alimentación básica también en verano gracias al programa de Escuelas de Verano. Sin discriminación. Pero también en asuntos sociales a través de la recién aprobada Historia Social Única Electrónica para simplificar procesos y facilitar gestiones en servicios sociales; la puesta en marcha de un Plan de Atención Integral a Personas con Discapacidad que ya va por su tercera edición; la aplicación de la Estrategia Andaluza para la Inmigración; o la promoción del voluntariado.

Pero, ¿qué hay de nuevo en la oferta presentada por el PP en materia social? Conocedores del contexto actual de crisis social auspiciada por una pandemia mundial sin precedentes y tras superar grandes vicisitudes surgidas como consecuencia del Covid-19, los populares han diseñado un ambicioso plan para Sevilla. El "pacto" del Partido Popular con los sevillanos para los cuatro años que vienen contempla la modernización y digitalización de los servicios sociales al objeto de recudir tiempos de tramitación de solicitudes, agilizar procedimientos y favorecer la calidad de los mismos; la implementación de nuevos centros sociales; o la ampliación de la plantilla de profesionales que sustentan el Sistema Andaluz de Servicios Sociales.

Una persona sin hogar durmiendo en la calle a las puertas de un negocio Una persona sin hogar durmiendo en la calle a las puertas de un negocio

Una persona sin hogar durmiendo en la calle a las puertas de un negocio / D. S.

A nivel estratégico, y según los planes recogidos en el programa electoral del PP, la nueva legislatura será la del primer Plan Estratégico de Servicios Sociales, que será la herramienta que marcará las políticas sociales y su planificación ordenada y prospectiva, revisando el modelo de los servicios socialescomunitarios para mejorar la accesibilidad al sistema y adecuar la distribución de recursos a las necesidades de cada zona de intervención; también será pionera en la Ley de la Atención Temprana en Andalucía, "una de las primeras leyes aprobadas en la próxima legislatura por el Parlamento de Andalucía", recoge el programa de propuestas de los populares, con objeto de garantizar el derecho a la atención temprana de la población infantil menor de 6 años, que padezca trastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, sus familias y entorno, en condiciones de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal. Y también, la Estrategia de Atención a las Personas sin Hogar en Andalucía; la Estrategia Andaluza de Atención Sociosanitaria; o la primera Estrategia para la Igualdad de Trato y no Discriminación de las Personas LGTBI y sus Familiares en Andalucía para el pleno disfrute de sus derechos y libertades. El itinerario de actuaciones queda fijado en el discurso de los populares y solo falta confeccionar un calendario para marcar en rojo las fechas clave para el cambio social en Sevilla.

El objetivo estrella es pasar de un modelo asistencialista a otro de atención integral centrado en la persona y basado en el reconocimiento de derechos. ¿Cómo piensa conseguirlo? Vayamos por parte.

El PP mira hacia la infancia

Los menores representan el 20% de la población andaluza y son para el PP una de las bases de su programa para los próximos cuatros años, especialmente, aquellos que se encuentran en una situación de riesgo de exclusión social. Es por ello que uno de sus compromisos para la próxima legislatura es la puesta en marcha del Ingreso para la Infancia y la Inclusión. Una ayuda que sustituirá a la Renta Mínima y será compatible con el Ingreso Mínimo Vital, cuyo objetivo es "dar cobertura a las personas y familias que se encuentren en situación de pobreza, vulnerabilidad y/o exclusión social". Ligada a la infancia, también ha de subrayarse uno de los principios que tanto PP como Cs han defendido desde el Gobierno del cambio y que los populares repiten para la nueva legislatura: asegurar la alimentación básica de los menores. En suma, se trata, al menos, de asegurar tres comidas diarias a menores de entre 3 y 15 años residentes en zonas desfavorecidas o que formen parte de familias en situación o riesgo de exclusión social dentro del programa de Escuelas de Verano en el marco del grupo de Solidaridad y Garantía Alimentaria de Andalucía.

Una menor beneficiaria del programa Escuelas de Verano que garantiza tres comidas diarias a los menores andaluces. Una menor beneficiaria del programa Escuelas de Verano que garantiza tres comidas diarias a los menores andaluces.

Una menor beneficiaria del programa Escuelas de Verano que garantiza tres comidas diarias a los menores andaluces. / M. G.

Pero si hay un compromiso que aparece como "inmediato" ese es el de los populares con la Ley de Atención Temprana con objeto garantizar este derecho a la población infantil menor de 6 años, que padezcatrastornos del desarrollo o riesgo de padecerlos, sus familias y entorno, "en condiciones de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal", detalla el programa.

Hacia un enfoque transversal de la discapacidad 

El III Plan de Atención Integral a Personas con Discapacidad, aprobado en diciembre de 2021, es el eje del plan del PP en para/con este colectivo de cara a los próximos cuatro años. "Será la herramienta que orientará el desarrollo de políticas en favor de la inclusión real y plena en todos los ámbitos de la sociedad hasta 2026", concreta el programa electoral. En esta línea, en el marco de una pandemia sanitaria sin precedente, y dada la vulnerabilidad social de las personas con discapacidad, de cara a reducir sus efectos en ellas, el futuro Ejecutivo andaluz apuesta por "el verdadero impulso" a la atención de la salud mental y la atención sanitaria y social de las personas con enfermedades mentales, así como la eliminación de barreras que dificulten la accesibilidad a los servicios de salud.

También destacan políticas centradas en el empleo, como la aprobación del nuevo Plan de Empleo para personas con discapacidad con el que pretende "corregir la desigualdad de oportunidades"; también programas de formación en alternancia con el empleo; o programas específicos para la promoción de la inserción laboral efectiva.

Un joven minusválido se desplaza en silla de ruedas por el pasillo de un centro educativo. Un joven minusválido se desplaza en silla de ruedas por el pasillo de un centro educativo.

Un joven minusválido se desplaza en silla de ruedas por el pasillo de un centro educativo. / D. S.

Por su parte, en cuanto a la educación el panorama no es muy distinto. La "plena inclusión" en el ámbito educativo de las personas con discapacidad es la meta. Tampoco es un objetivo nuevo. ¿Qué propone el PP ante esta coyuntura? Pues plantea una solución en la que llevan insistiendo desde hace tiempo los sindicatos de enseñanza, familiares y AMPA y a la que la se ha dado, hasta ahora, una respuesta tibia: la libre elección de centro y la corrección de carencias de los centros de Educación Especial. Realmente significativo resulta el impulso a la FP Dual adaptada a personas con discapacidad intelectual y necesidades especiales que permitirá dar un empuje a su integración laboral a través de la calificación y la experiencia profesional y en colaboración con los centros especiales de empleo y entidades sin ánimo de lucro, inicialmente a través de proyectos pilotos.

Otra de las apuestas importantes es la accesibilidad a servicios elementales de las personas sordas. El compromiso popular pasa ampliar la edad de la financiación de los audífonos dentro de la Cartera de Ortoprotésica, pasando de los 24 a los 26 años.

Viejas promesas para nuevos programas

Cual si de un déjà vu se tratara, los sevillanos han oído y releído en esta campaña electoral viejas promesas incumplidas y repetidas en los programas electorales de esta convocatoria. El PP de Juanma Moreno no escapa a esa tendencia. En esta línea erradicar los núcleos chabolistas y de infravivienda con población en situación de exclusión o vulnerabilidad por medio de soluciones habitacionales estables es un clásico entre los compromisos electorales, así como el mantenimiento de los alquileres asequibles. De poco parecen haber servido las estrategias sociales de las diferentes administraciones, la lluvia de millones de fondos europeos que en teoría iban a servir para erradicar el Vacie, el asentamiento chabolista más antiguo de España, y que continúa de pie. Otra vieja promesa tiene que ver con los sin techo. Con el horizonte de aprobar la Estrategia de Atención a las Personas sin Hogar, el PP de Juanma Moreno vuelve vender a los sevillanos en su nuevo proyecto su compromiso para ayudar a crear más recursos y plazas a disposición de las personas sin hogar, una cuestión que es competencia municipal, pero que quiere complementar con plazas de atención individual de inserción social y laboral. Misma línea de trabajo a la que se compromete con la población inmigrante, con el mantenimiento de itinerarios personalizados de inserción laboral y social para los más jóvenes, la mediación sanitaria y para formación, así como el impulso a un modelo andaluz propio en el ámbito del asilo y refugio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios