Patrimonio Sevilla FC El Parlamento de Andalucía blinda el Sánchez-Pizjuán y la Ciudad Deportiva

  • PSOE, PP, Ciudadanos, Adelante Andalucía y Vox firman una declaración para asegurar en el pleno su "uso deportivo" y “tranquilizar al sevillismo” ante la amenaza de posibles inversores extranjeros

El Ramón Sánchez-Pizjuán estará protegido urbanísticamente por el Parlamento de Andalucía. El Ramón Sánchez-Pizjuán estará protegido urbanísticamente por el Parlamento de Andalucía.

El Ramón Sánchez-Pizjuán estará protegido urbanísticamente por el Parlamento de Andalucía. / José Ángel García

Comentarios 1

Cinco grupos del Parlamento de Andalucía han firmado una declaración para aprobar en el pleno parlamentario el blindaje inmobiliario del estadio Ramón Sánchez-Pizjuán y los terrenos de la Ciudad Deportiva del Sevilla a petición de la asociación Accionistas Unidos ante la amenaza de una futura intervención por los rumores de una posible venta de parte de las acciones de la entidad a inversores extranjeros, sobre todo después de ciertas evidencias que se sucedieron en la última Junta General de Accionistas.

Accionistas Unidos informa en un comunicado que PSOE, PP, Ciudadanos, Adelante Andalucía y Vox han firmado este miércoles 30 de mayo esta declaración y reseña, “para tranquilidad del sevillismo”, parte del texto aprobado: “El Parlamento de Andalucía reitera su apoyo al compromiso de mantener el uso deportivo de los terrenos del Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán y de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios, patrimonio del Sevilla FC y declarar, por consenso, la oposición a cualquier venta especulativa de los mismos”.

Esta acción, además, se une a la que ya llevó a cabo el Ayuntamiento de Sevilla, que garantizó de igual modo el uso únicamente deportivo para estos suelos.

El escrito del Parlamento hace un recorrido incluso por la historia del actual estadio del Sevilla y los terrenos donde se ubica. “Al repasar la historia encontramos que la escritura de compraventa de los terrenos donde se alza el santuario sevillista se firma a mediados de 1938 y se construcción se inicia a finales de 1956 y se concluye en 1974, con un enorme esfuerzo económico del club y sus aficionados. Durante esos 18 años se llegó incluso a financiar con la emisión de 100.000 obligaciones hipotecarias suscritas por el cuerpo social sevillista en particular y muchos ciudadanos de Sevilla en general”, refleja el texto rubricado por los principales grupos políticos con representación en el Parlamento.

El temor a una posible venta que derive, con los años, en una posible especulación urbanística está presente en el sevillismo desde que se destapó que sociedades opacas creadas en paraísos fiscales habían entrado en contacto con el accionariado de la sociedad. De hecho, en la Junta de Accionistas se constató que Sevillistas Unidos 2020 ya posee el 5% de los títulos y tiene ya un representante en el consejo de administración, Andres Blázquez, quien este diario demostró que compró acciones el mismo día de la Junta y en el mismo hotel contratado por el Sevilla para su celebración. Esta sociedad, tras varias pesquisas de Accionistas Unidos, se comprobó que fue creada en Delawere (EEUU), estado que permite ocultar a las sociedades el nombre de sus administradores.

“Ante las investigaciones realizadas por el sevillismo, y su posterior difusión en los medios de comunicación, sobre una posible venta del patriminio inmobiliario del club es oportuno mafinestar la oposición de los grupos parlamentarios a cualquier operación especulativa sobre los terrenos del Sevilla FC y la voluntad de mantener en el planetamiento urbanístico su uso deportivo”, añade el escrito parlamentario.

Declaración firmada en el Parlamento de Andalucía. Declaración firmada en el Parlamento de Andalucía.

Declaración firmada en el Parlamento de Andalucía.

. .

.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios