Sevilla FC Monchi, Dallas y el puzle de fichas

  • Lopetegui trabaja con 32 futbolistas en la segunda fase de la pretemporada, con Monchi de testigo para decidir cómo ir puliendo el excedente

  • El Sevilla pone rumbo a Dallas sin Amadou

  • Con Amadou, aún en Sevilla hay 28 profesionales para 23 huecos en la lista A

Amadou, De Jong, Gnagnon, Ocampos y Vaclik se ejercitan ante Lopetegui y su cuerpo técnico. Amadou, De Jong, Gnagnon, Ocampos y Vaclik se ejercitan ante Lopetegui y su cuerpo técnico.

Amadou, De Jong, Gnagnon, Ocampos y Vaclik se ejercitan ante Lopetegui y su cuerpo técnico. / Antonio Pizarro

El Sevilla se encuentra en la tranquilidad de su segunda concentración de pretemporada, en Frisco, Texas. Allí, a diferencia de la primera, está Monchi, que ha aparcado durante esta semana el trabajo de planificación en las oficinas y vis a vis para cogerle el pulso a la preparación de la pretemporada. El director general deportivo viajó al frente de la expedición junto a José Castro y en la intimidad texana tiene horas para departir con Julen Lopetegui sobre los movimientos necesarios de la plantilla. La operación salida debe empezar a tomar ritmo, toda vez que en Estados Unidos hay 32 futbolistas.

De ellos, 28 forman parte de la nómina de la plantilla profesional, sin incluir a Amadou, que no pudo viajar por los problemas de la restrictiva visa de Estados Unidos. Es decir, que realmente son 29 profesionales, cuando en la lista A de la Liga Europa sólo pueden ser inscritos 21 futbolistas no canteranos. Hay que dejar hueco a cuatro fichas para los que la UEFAdenomina club-trained players. Y entre los profesionales sólo cumplen actualmente este requisito dos: Jesús Navas y Sergio Rico.

Cumplen la condición para cubrir esos huecos Bryan Gil, que está disputando el Europeo sub 19 en Armenia y los cuatro canteranos desplazados, además de Carlos Fernández. Juanpe, no. Éstos son el meta Javi Díaz y los jugadores de campo Mena, Pozo y Lara. Claro que todos ellos salvo Juanpe, fichado del Cádiz B la temporada pasada, podrían ir en la lista B.

El resto de profesionales en Estados Unidos son Vaclik, Diego Carlos, Sergi Gómez, Kjaer, Carriço, Wöbber, Koundé, Ggagnon, Corchia, Aleix Vidal, Escudero, Arana, Reguilón, Roque Mesa, Fernando, Joan Jordán, Banega, Franco Vázquez, Óliver Torres, Nolito, Lucas Ocampos, Munir, Dabbur, De Jong y Ben Yedder. 25 futbolistas no canteranos, a los que hay que unir a Jesús Navas y Sergio Rico. Junto a Amadou, serían 28 profesionales, para una plantilla que, según los perfiles actuales, sólo podría inscribir a 23 jugadores en la lista A, sobre el máximo de 21, ya que cuatro deben ser canteranos y sólo dos cumplen el requisito.

Es decir, sobran cinco fichas más los huecos que debe dejar Monchi para los refuerzos que deben llegar aún, según sus propias palabras.

Entre estos profesionales hay varios en la rampa de salida. Y Monchi ya les comunicó que no contaban. Dallas es un buen lugar para retomar el asunto. Sobre Nolito, por ejemplo, el director general deportivo reconoció que está al margen de la negociación con el Celta. "Parece ser que hay un interés, yo particularmente no estoy hablando con el Celta porque es un tema que lleva el agente del jugador", dijo en Onda Cero, donde habló en términos más genéricos de la operación salida. "Menos los que he traído nuevos, pueden salir todos. Los clubes estamos siempre abiertos todos, no sólo el Sevilla. Todos estamos abiertos a escuchar ofertas. Wissam ha venido ayer, para Julen poder contar con él es un lujo", explicó al ser preguntado por Ben Yedder.

También argumentó cuán difícil es tratar con un futbolista sobre por qué no puede continuar en un proyecto. "Es mucho más complicado convencer a un jugador para que se vaya. Fichar es más fácil. Cuando tienes que buscar salidas primero está la parte humana, que es muy dura, porque decirle a alguien que tiene que salir a nadie le gusta por muy acostumbrado que esté uno. No depende de ti, no puedo ir ofreciendo jugadores como si fueran mercancía", explicó.

Monchi se ha volcado en la operación entrada, con nueve refuerzos, ocho de él más Dabbur. Y queda pendiente la delicada operación salida. Ya sobran cinco fichas, sin tener en cuenta los huecos para los tres o cuatro refuerzos pendientes. Por eso Monchi debe mirar con lupa la casuística de las fichas en la intimidad de Dallas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios