Sevilla FC

El laberinto de Lopetegui

Lopetegui, meditabundo, ante Aleix Vidal, al que tiene en cuenta para la rotación. Lopetegui, meditabundo, ante Aleix Vidal, al que tiene en cuenta para la rotación.

Lopetegui, meditabundo, ante Aleix Vidal, al que tiene en cuenta para la rotación. / Antonio Pizarro

Julen Lopetegui, meticuloso, detallista, justo en sus decisiones, tiene ante sí el primer gran debate interno sobre las posibilidades de su plantilla frente a un calendario que se apretará desde el sábado. El contexto, palabra que tanto usa, no es el idóneo para afrontar la visita al muy disciplinado y táctico Granada de Diego Martínez, que será el fuerte aperitivo antes de la cita de más alto nivel del grupo de Champions, el Chelsea-Sevilla en Londres del martes siguiente.

Hoy, jueves, podrá contar ya el técnico sevillista con algunos de los diez internacionales que han estado semana y media fuera. Pero no con todos. Y además, varios de sus pilares han jugado bastante en esta amplia ventana internacional.

Tiene ante sí Lopetegui, por tanto, la obligación de iniciar unas necesarias rotaciones que, además, hagan justicia con los que están más descansados y han estado a sus órdenes durante el parón, aunque enfrente esté el complejo Granada.

La prontitud del siguiente partido, que será el que abra la sexta jornada de Liga, la cuarta para el Sevilla, es otro factor. Julen y su cuerpo técnico suelen medir bien las horas entre partidos y más de una vez se ha quejado el guipuzcoano por las escasas horas de margen entre una cita y otra. Sin ir más lejos, cuando la RFEF obligó a adelantar al domingo el debut liguero en Cádiz tras jugar la Supercopa de Europa el jueves.

Por ello, lo lógico es que de los diez futbolistas que han estado fuera use sólo a los más imprescindibles. El problema es que entre esa decena de internacionales, un número elevado que responde al crecimiento del club y al reconocimiento que tiene por los técnicos de selecciones el excelente trabajo de Lopetegui y su staff, hay varios pilares fundamentales. Por ejemplo, ahora mismo son titularísimos Ocampos y Jesús Navas y también tiene esta consideración De Jong.

Los dos primeros estarán ya seguramente hoy a sus órdenes, pero tras haber jugado dos partidos oficiales de mucha intensidad. El argentino, también con un largo viaje a sus espaldas desde Sudamérica tras la disputa de las primeras eliminatorias para el Mundial. Y el holandés tenía anoche aún otro compromiso con su selección.

Ayer, por ejemplo, Koundé y Óscar Rodríguez ya estaban en Sevilla, pero no se ejercitaron sobre el césped: los técnicos prefirieron que tras sus partidos y viajes realizasen descarga en el gimnasio. Y no tuvieron que venir de Ucrania o Bolivia como Jesús Navas y Ocampos... Ante esta situación, toca ver cuánto hay de realidad en la versatilidad y la profundidad de una plantilla que finalmente quedó con excedente de cupo, hasta el punto de que Javi Díaz está con el primer equipo, pero con dorsal del filial.

Lopetegui le echó ayer flores a Aleix Vidal. Habló de él con mimo, en contrasta con la sequedad hacia Gnagnon, en una entrevista a Marca. Y seguramente piense en él como necesario recambio para un Jesús Navas que lleva jugándolo absolutamente todo, tanto con el Sevilla como con la selección, en la que ya es un pilar fijo. "Aleix tiene una oportunidad. Entre todos buscamos una solución. Es un chico de 31 años y por qué no nos va ayudar. Está en una buena edad y nosotros vamos a tratar de que así sea", dijo.

Quizá sea precipitado, dado que sólo lleva semana y media con el grupo, al hacer la pretemporada aparte. Más compleja será la elección del sustituto de Ocampos, el máximo goleador del equipo de Lopetegui, o el de De Jong, pues En-Nesyri también ha estado fuera. Carlos Fernández es otra opción. Es un ídolo en Los Cármenes, un segundo hogar. Pero por ahora no lo ha alineado como nueve puro, lo ve en otro rol. El sábado se resolverá el laberinto de Lopetegui.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios