Sevilla FC

La planificación de Monchi: ante otra revolución

Monchi y Lopetegui dialogan durante un entrenamiento de la concluida temporada.

Monchi y Lopetegui dialogan durante un entrenamiento de la concluida temporada. / Juan Carlos Vázquez

La dirección deportiva del Sevilla tiene un largo y muy intenso verano por delante. Todavía no ha concluido la primavera y es pronto para siquiera esbozar cómo quedará la nueva plantilla. Pero sí se puede colegir de los movimientos ya realizados y los que está realizando el departamento que dirige Monchi por dónde irán los tiros, que apuntan a una nueva revolución.

De entrada hay cinco vacantes que cubrir, después de las salidas con honores de Vaclík, Escudero y Franco Vázquez; más la noticia de que Aleix Vidal ya sabe que el club no aplicará la cláusula para renovarle automáticamente su contrato un año más; más la evidencia de que Gnagnon sólo ha cubierto una ficha en la inscripción en la Liga, pero sin efecto alguno y Monchi tiene que arreglar eso. Pero, además, hay dos gestiones clave que pueden decantar toda la planificación: los posibles traspasos de Koundé y En-Nesyri.

Con las salidas de dos laterales y la evidencia de que titularísimos en la defensa sólo podrían quedar Jesús Navas (con 36 años en noviembre), Diego Carlos y Acuña, la defensa va a ser la línea más reforzada seguramente, empezando por la portería, en la que ya hay nombre y apellidos para el relevo de Vaclík: Marko Dmitrovic. No hay prisa con el anuncio del fichaje del internacional serbio, que en puridad tiene contrato hasta el 30 de junio con el Eibar. Ya pasó por Sevilla para realizarse pruebas médicas y hay calma en esto.

Tampoco es que la premura guíe a Monchi en sus gestiones, sabedor de que hay dos cuestiones trascendentales que deben madurarse y pueden tener uno u otro camino conforme avance el mercado, como son las posibles grandes transferencias de Koundé y En-Nesyri. Se trata de dos llaves maestras, dos fichas claves del dominó de la planificación.

El central galo está inmerso en la preparación de la Eurocopa y desde allí ya ha dejado clara su intención de dar otro paso a "un gran club" en el que pueda luchar "por trofeos fijados desde el principio de temporada". Pero el Sevilla tiene que dar su opinión al respecto y de momento las tentativas que han llegado desde Inglaterra, sobre todo, por el futbolista no superan en mucho los 55 millones de euros que ya fueron rechazados en septiembre pasado. Y un año después su valor ha subido bastante más.

En todo caso, Monchi rastrea el mercado para ver cómo refuerza todo el entramado defensivo: los dos laterales, un central que serán dos si se da carta blanca a la operación Koundé, y un relevo de más garantías que Gudelj para Fernando, que cumplirá en julio 34 años.

Para el lateral izquierdo ya ha empezado a sonar el interés del Sevilla por Javi Galán, mucho más asequible ahora que ha descendido el Huesca. Y el Sevilla también tanteó a Renato Tapia para el puesto de Fernando, pero el Celta no está dispuesto a negociar a la baja por un futbolista que cotiza alto en Europa. Las redes están echadas en todos los puestos de la fase defensiva...

Y en cuanto al ataque, Monchi y Lopetegui han consensuado que deben darle una completa vuelta de tuerca. El interés, real, en Guedes es una pista de lo que busca el dúo de máximos responsables técnicos. Aunque el Valencia no pondrá fácil su salida y su precio puede ser desorbitado en principio, Monchi tiene buenas relaciones con Jorge Mendes y eso es mucho camino andado.

El interés del PSV en repatriar a Luuk de Jong puede ayudar al Sevilla a esa vuelta de tuerca y que haya trascendido ese fuerte interés ha coincidido con que diversas fuentes ya hayan desvelado el nombre de uno de los candidatos para darle relevo, un delantero de ese perfil que vendría a cumplir un rol secundario: Joselu, el ariete del Alavés. Pero la clave está en En-Nesyri. Si la Premier puja por él de verdad y lo convence, el Sevilla daría carta blanca a su traspaso. Y ahí ya iría a por un delantero top.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios