Sevilla FC

La polivalencia frente a la carestía

  • Carriço tampoco se ejercitó ayer y sólo hay tres centrales más el medio Gudelj en una plantilla que se quedará con 22 futbolistas

Daniel Carriço posa en la ciudad deportiva sevillista. Daniel Carriço posa en la ciudad deportiva sevillista.

Daniel Carriço posa en la ciudad deportiva sevillista. / Juan Carlos Vázquez

A la salida de Carriço del Sevilla sólo le falta la oficialidad. El central portugués no va a desaprovechar la oportunidad que le brinda el fútbol chino para firmar un último, o penúltimo, gran contrato y el club de Nervión lo dejará partir en plena temporada a cambio de dos millones de euros. De poco le valdrá a Julen Lopetegui ese ingreso, aunque, en contrapartida, sí cuenta con un bien muy preciado en su plantilla para paliar esa carestía de piezas en la zaga: la polivalencia.

El técnico del Sevilla volvió a dirigir una sesión de entrenamiento sin Carriço entre sus pupilos. El portugués, uno de los capitanes de la plantilla, prepara las maletas rumbo al Wuhan Zull. Fue la ausencia destacada de una sesión que tampoco contó con la presencia de Óliver Torres.

El mediocampista extremeño se perderá el partido de este domingo ante el Espanyol.Tan preocupante como la baja de Óliver Torres, cuando más entonado y más ritmo le estaba dando al juego, es la carestía de piezas defensivas de Lopetegui, quien en cambio sí ha metido ya en la dinámica a Sergi Gómez para formar pareja en el eje de la zaga con Diego Carlos, mientras que Koundé está en la recámara en la doble función de central, que es su posición natural, y de lateral.

También tirará ante la necesidad o para diversificar los esfuerzos de Gudelj. El medio serbio ya ha actuado como central más de un partido y es un recurso más de una plantilla que se ha quedado corta en invierno:22 futbolistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios