Entrevista conjunta a Ana Pastor y Elsa Punset

"Debemos pasar ahora de la ciudadanía a la 'cuidadanía"

  • Coinciden en esta entrevista con motivo de la presentación de Audible, nueva plataforma de podcast y audiolibros de Amazon. Ana participa con dos redactores de Newtral y Elsa indaga en el crecimiento personal

Eslsa Punset y Ana Pastor. Eslsa Punset y Ana Pastor.

Eslsa Punset y Ana Pastor. / D.S.

Francisco Andrés Gallardo

Es Audible, el servicio de contenidos sonoros de Amazon hay 6.700 títulos en castellano. Esta plataforma de podcast  acaba de iniciar su andadura en España. Hay más lecciones de inglés con el señor Vaughan y clases de Historia, en serio, con Mario Vaquerizo.  Audible  une para este periódico en videollamada a dos de sus voces y que precisamente tienen sendos programas dominicales. Ana Pastor ha regresado a la noche de La Sexta con El Objetivo. Dos de sus redactores en Newtral, Marina Montalbán y  Jacobo Pedraza desgranarán la actualidad con Quién dice qué, revista sonora diaria. Elsa Punset estrena esta sobremesa (13.50) en La 2, la casa durante tantos de Redes, Mi yo adolescente. La escritora y pensadora propone en Audible las sesiones de terapia personal de Pequeñas revoluciones para crecer.
–¿Qué pueden avanzar de sus podcast en Audible?
–Ana Pastor:en una época donde todo se consume y caduca tan rápidamente, el podcast es como un incunable, una cosa más cuidada en todos los sentidos.
–Elsa Punset: A mí me encanta la ligereza de los podcast. Tienen la magia de lo audiovisual y te permiten trabajar más deprisa, trasladar ideas y sentimiento de forma cercana, inmediata, con ligereza.
–¿Es la sensación de volver a la radio?
–(A.P.): A la radio del siglo XXI y adaptada a un público nuevo. Quién dice qué es un informativo diario para millennials. Es la primera vez que se hace en España. Ellos tienen un ecosistema concreto, muy de podcast y no buscan la última peleíta política sino que buscan entender lo que está pasando. Explicamos lo que pasa, explicamos el funcionamiento de las instituciones y hablamos también de cultura, cocina, la forma de vida de los millennials. Yo no lo soy pero estoy rodeada de ellos y hay que embarcarse en proyectos porque es una generación de podcast. Cumplimos el lema de Newtral:estar donde está la gente.
–(E.P.): En mi caso hablamos de lo que es el ser humano, de los problemas de siempre, tratados entre todos. El podcast me permite traer invitados, con su  propia mirada. Arranco con un hombre que me encontre haciendo káyak en Galicia y que había superado un cáncer grave.

Elsa Punset: "el podcast es un viaje sonoro, de sentimientos. Lo visual te marca distancia, cuando lees estás mucho más solo"

–¿Estamos ante el formato más íntimo con el que se puede dirigir hacia un receptor?
–(A.P.): Una de las características del podcast, además de su durabilidad es esa conexión íntima. Escuchar a Josep Maria Pou leyendo Moby Dick mientras haces deporte o un trabajo en casa te genera unas sensaciones que no te las da un medio convencional
–(E.P.):El podcast es un viaje sonoro, de sentimientos. Lo visual te marca distancia, cuando lees estás mucho más solo, concentrado. Es un puente de conexiones.
–¿Quiénes son las voces de Quién  dice qué?
–(A.P.): Son dos jóvenes con trayectoria radiofónica pero con experiencia en podcast. Vamos a escuchar más voces, con propuestas, invitados.

Ana Pastor: "si la supervivencia ante la pandemia estuviera sólo en manos los mayores los demás estaríamos aún más seguros"

–Hablamos de los millennials, y también podríamos incluir a sus hermanos pequeños ¿cómo están descifrando los jóvenes y niños todo lo que está pasando?
–(E.P.):Es una oportunidad para que esta sociedad, que se creía tan segura y tan protegida, la sociedad del confort, era un poco impostada. Dentro de la dureza de este reto está siendo una oportunidad de aprender a cuidar de los demás. Creo que con la pandemia debemos pasar de la ciudadanía a la ‘cuidadanía’, ser conscientes de que somos frágiles, de formar una sociedad en la que debemos cuidarnos entre todos y colocarnos en el centro.
–(A.P.): Gallardo, esa reflexión es insuperable. Los niños son los que mejor se están comportando con todas las rutinas. Yo tengo una frase de mi hijo pequeño que en el segundo día de colegio me dijo “he sido más feliz que en las vacaciones porque he podido jugar al pilla pilla”, lo que te implica la necesidad que tienen de ser niños en una pandemia. Por otra parte están los mayores. A mí no me cabe la duda de que si la supervivencia ante la pandemia estuviera sólo en manos de ellos los demás estaríamos aún más seguros. Lamentablemente depende de todos nosotros... a ver si estamos a la altura.
–(E.P.): ¿No os habéis dado cuenta que con la pandemia muchas familias han podido tener por fin un tiempo para estar juntos? para cocinar, desayunar, aburrirse en familia.
–(A.P.): Ha ocurrido y por eso tantos niños no se han quejado, porque han tenido a sus padres por fin cerca.
–¿Esta generación de los niños de la pandemia es paralela a aquellos jóvenes de principios del siglo XX que no podían imaginar qué iba a depararles un tiempo nuevo?
–(A.P.): Estamos en un tiempo desconcertante en todos los aspectos. Para mí lo importante es pasar el miedo, porque el miedo genera monstruos y sociedades alteradas. Intentar que el miedo no nos sacuda y genere polarización y crispación. Yya si la política estuviera a la altura sería magnífico.
–(E.P.): Los ciudadanos deberíamos reclamar que la política está a la altura y no funcione con paradigmas del siglo XX. Ahí hay una oportunidad para ver qué debe funcionar ahora.

Ana Pastor: "Para mí lo importante es pasar el miedo, porque el miedo genera monstruos y sociedades alteradas"

–¿Hay un lugar en el mundo donde deberíamos mirarnos en el espejo para tener una escapatoria hacia el camino correcto?
–(A.P.): Para mí Portugal es una referencia en todos los sentidos. Si tienen unos políticos que se entienden es porque la sociedad ha parido a esos políticos. Y si los políticos que tenemos son los que son  es porque los hemos parido, los hemos elegido. En Portugal tienen una política más tranquila porque también es una sociedad más sosegada.
–(E.P.): Ana, ¿y qué es lo que pasa en Asturias?
–(A.P.): En lugares donde la pandemia hizo daño pero han aprendido, han tomado medidas, han escuchado a los expertos, han funcionado mejor.
–(E.P.):Yo creo que es otra de las lecciones de la pandemia, nuestra relación con la naturaleza. Un país como Nueva Zelanda  es otro modelo.
–¿A quién hay que regañar por este verano tan desastroso en el control de la pandemia?

–(A.P.):A la hora de hacer crítica, el presidente del Gobierno nos dijo “hemos vencido al virus”. No habíamos vencido al virus. Eso hace que la gente, por la necesidad de contacto, se relajara. Hay que tener crítica y autocrítica. Todos debemos cumplir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios