Rutas de senderismo

Etapa 6 de la Vía de la Plata desde Sevilla: Monesterio-Fuente de Cantos

En esta etapa comienzan las largas rectas a campo abierto. Al fondo, a unos 10 km, Fuente de Cantos

En esta etapa comienzan las largas rectas a campo abierto. Al fondo, a unos 10 km, Fuente de Cantos / Emilio J. de los Santos

En esta jornada dejamos atrás Sierra Morena tras varios días acompañándonos (y sufriendo sus cuestas). Poco a poco nos vamos adentrando en una provincia de Badajoz que comienza a desplegar grandes llanuras y largas distancias. Cuidado con esta etapa porque con calor puede ser muy dura... y hasta peligrosa. 

Se sale de Monesterio por el norte, siguiendo la N-630. Abandonamos la carretera al pasar el campo de fútbol municipal por un carril asfaltado que al poco pasará a ser de tierra. A continuación, se atraviesa el Arroyo Bodión Chico y, entre dehesas, alcanzamos la carretera de Montemollín-Calera de León (a unos 5 kilómetros del inicio de la etapa). La cruzamos.

Al salir de la dehesa, junto a esta alambrada, no sigas los cubos con los azulejos azules. Sigue las flechas amarillas. Al salir de la dehesa, junto a esta alambrada, no sigas los cubos con los azulejos azules. Sigue las flechas amarillas.

Al salir de la dehesa, junto a esta alambrada, no sigas los cubos con los azulejos azules. Sigue las flechas amarillas.

Poco a poco, vamos bajando y dejando atrás los árboles. Nos despedimos de la sierra y damos la bienvenida a los campos de cultivo y pastoreo. Durante un tramo, iremos junto a una alambrada y ya podremos ver a lo lejos Fuente de Cantos, pero paciencia porque queda mucho por andar aún. En esta zona puede haber cierta confusión con los cubos que marcan el trazado original de la Vía de la Plata: hay que seguir los azulejos amarillos o las flechas de este color.

La siguiente parte es la más monótona y precaución si hace calor porque son más de 10 kilómetros sin sombra donde cobijarse. El camino avanza ondulante con la N-630 y la A-66 a lo lejos a nuestra derecha.   

Puerta de la Villa Camino de Santiago, con indicaciones de las distancias a Sevilla y Santiago. Puerta de la Villa Camino de Santiago, con indicaciones de las distancias a Sevilla y Santiago.

Puerta de la Villa Camino de Santiago, con indicaciones de las distancias a Sevilla y Santiago. / Emilio J. de los Santos

A los 14 km de marcha se alcanza otra vez el Arroyo Bodión Chico. La pista se desvía levemente a la derecha. Tras cuatro kilómetros llegamos a las primeras casas. Destaca una:  Villa Camino de Santiago, con unos azulejos que indican la distancia a Sevilla y a Santiago de Compostela.

Llegada a Fuente de Cantos. Llegada a Fuente de Cantos.

Llegada a Fuente de Cantos. / Emilio J. de los Santos

Antes de llegar a Fuente de Cantos, pasaremos junto a algunas granjas porcinas y vadearemos el Arroyo Taconal. Se accede al municipio atravesando la carretera EX-202. Por las calles San Julián y Misericordia se acaba llegando al centro urbano. 

Fuente de Cantos cuenta con todos los servicios y es un buen lugar donde pasar la noche. En el municipio, destaca la Iglesia parroquial bajo la advocación de Nuestra Señora de la Granada. También merece la pena hacer una visita al Museo de Francisco de Zurbarán, ubicado en su casa natal rehabilitada. 

Esta humilde casa alberga el Museo de Francisco de Zurbarán Esta humilde casa alberga el Museo de Francisco de Zurbarán

Esta humilde casa alberga el Museo de Francisco de Zurbarán / Emilio J. de los Santos

La etapa no es complicada ni por el perfil ni por el trazado. La dificultad la aportan la falta de sombra y la ausencia de fuentes, tiendas, bares o cualquier servicio. La soledad es habitual en este Camino, pero ahora empezará a notarse mucho. Por supuesto, si hace calor, se recomienda llevar suplemento de agua y salir temprano. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios