Aljarafe

Archivada de nuevo la investigación del crimen de un homosexual en Coria del Río

  • La juez considera que los testigos no han corroborado "el único hecho nuevo" que motivó la reapertura del caso contra Manuel Sosa Córdoba por la muerte de su marido, Ángel Sevillano

Francisca Sevillano, hija de la víctima, en la puerta del juzgado. Francisca Sevillano, hija de la víctima, en la puerta del juzgado.

Francisca Sevillano, hija de la víctima, en la puerta del juzgado. / Juan Carlos Vázquez

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Coria del Río ha vuelto a archivar la investigación contra un vecino de esta localidad, Manuel Sosa Córdoba, por la muerte de su marido, Ángel Sevillano, de 75 años, que apareció estrangulado en un descampado del municipio ribereño la mañana del 5 de mayo de 2013.

Sosa Córdoba fue detenido por el Grupo de Homicidios tres meses después del crimen, pero fue puesto en libertad por el juez de Coria tras el arresto. El caso quedaría sobreseído provisionalmente durante cinco años, hasta que en otoño de 2018 la Audiencia de Sevilla ordenó la reapertura de la investigación y que se tomase declaración a dos testigos que no habían declarado antes.

Tras la comparecencia de estos dos testigos, que aseguraron que Sosa Córdoba (a quien defiende el abogado José Antonio Cumplido) había intentado fabricarse una coartada tras la muerte de su marido, el juzgado de Coria ha decretado de nuevo el sobreseimiento provisional de la causa. 

En el auto de archivo, al que ha tenido acceso este periódico, la juez explica que el "único hecho nuevo" que había motivado la reapertura del caso era un escrito presentado por la hija de la víctima, Francisca Sevillano, que aseguraba que el marido de su padre le había confesado el crimen a ella y a los dos testigos.

"Los nuevos indicios que refería y ponía de manifiesto la acusación particular (testimonio de referencia de un testimonio de referencia) no son corroborados por los testigos, que han declarado lo que recordaban haber manifestado a Francisca sobre los hechos ocurridos hace más de cinco años", expone la juez en su resolución.

Por ello, la magistrada decreta el archivo del caso, "pues como ya se expuso en el auto de fecha de 26 de agosto de 2013, pese a los esfuerzos demostrados, tan sólo se han podido reunir contra el sospechoso una serie de indicios que por sí solos no pueden ser considerados suficientes para sostener una imputación formal contra el mismo". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios