Cultura

No sin el Tesoro del Carambolo

  • El delegado municipal de Cultura Antonio Muñoz hace balance de estos cuatro años en un encuentro informal con la prensa especializada

Interior de la Fábrica de Artillería, emblema de las políticas culturales municipales. Interior de la Fábrica de Artillería, emblema de las políticas culturales municipales.

Interior de la Fábrica de Artillería, emblema de las políticas culturales municipales. / Víctor Rodríguez

Comentarios 1

Los responsables de Cultura del Ayuntamiento, encabezados por su delegado Antonio Muñoz y la directora general Isabel Ojeda, han mantenido hoy un encuentro informal con la prensa especializada en cultura para hacer balance de este mandato e intercambiar impresiones. La conversión del Pabellón Real en museo dedicado al modernismo y a la obra de Aníbal González, el impulso a la Fábrica de Artillería como espacio de creación cultural, y la solución del problema endémico de financiación que afecta a la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) y el Teatro de la Maestranza fueron algunos de los temas abordados.

Pero la prioridad para Antonio Muñoz, si logran el apoyo de las urnas este domingo, es "que los ciudadanos redescubran el Tesoro del Carambolo y, para ello, acondicionaremos el Antiquarium para que pueda mostrarse de modo permanente" en lugar de permanecer oculto en la cámara acorazada de un banco por la imposibilidad de garantizar su seguridad en las deprimidas instalaciones del Museo Arqueológico de Sevilla.

Muñoz cree que "la cultura ha tenido en estos cuatro años de mandato con Juan Espadas un gran protagonismo en la ciudad y se han diversificado las actividades de las que pueden disfrutar los sevillanos" aunque, reconoció, el estandarte de esas políticas ha sido el Año Murillo, un "proyecto de ciudad que ha servido para poner en valor a esta figura de excelencia de la pintura sevillana y también como reclamo turístico", lo que no es poca cosa en la que es ya la tercera ciudad más turística de España tras Madrid y Barcelona. Tal vez por ello, y siempre en el caso de que continúen, el equipo que lidera Muñoz procurará que la cultura "vaya más allá del casco histórico: incidiremos en la programación periférica y en los barrios de Sevilla para garantizar la igualdad de oportunidades. Pondremos más esfuerzos en la creatividad y por eso Artillería está llamado a jugar un papel decisivo como incubadora de empresas de gestión cultural, eso marcará un antes y un después en una ciudad llena de creadores faltos de espacios para desarrollar su proyecto".

Como ya avanzara hace un año a este medio, Muñoz quiere que "Sevilla forme parte del gran circuito del arte contemporáneo. Más allá de organizar buenas exposiciones de fotógrafos o pintores locales hay que dar ese salto internacional". Por eso, sigue pensando en Altadis "como sede de un gran centro de arte contemporáneo por las características que presenta el gran cubo de la antigua tabacalera", idóneo para albergar los distintos lenguajes artísticos.

Feliz por terminar el mandato con el futuro despejado para la Casa natal de Cernuda, "cuya compra y puesta en valor servirá para reivindicar su figura y reparar una injusticia histórica en lo que respecta a la relación con la ciudad del poeta sevillano", Muñoz quiere que el trabajo para fomentar la lectura se potencie en la nueva etapa con la articulación de un programa de trabajo específico. "Partimos de unos índices muy bajos de lectura y es preciso duplicar los esfuerzos presupuestarios, el apoyo a las bibliotecas y a las actividades de fomento de la lectura sin dejar nada fuera. Hay que elaborar un diagnóstico para ver por qué se lee tan poco y qué medidas se pueden establecer a medio plazo para fomentar el consumo del libro".

Con las lecciones que han extraído del Año Murillo, la apuesta por la Historia se concretará ahora en ese "reto de futuro" que representa el Año Magallanes. "Y volverán los Goya", garantizó el delegado, porque "la Academia de Cine ha tenido un grado de satisfacción tan alto que en la próxima legislatura los Goya regresarán a Sevilla, estoy seguro de ello".

Quizá la nota agridulce del final de esta etapa la ha puesto la Sinfónica, cuyos músicos volvieron a salir este martes a la calle para evidenciar los problemas de financiación que lastran su día a día y comprometen su futuro. "Tras el próximo domingo, y con un panorama de estabilidad en las administraciones locales, autonómicas y centrales, podremos relanzar una nueva etapa que signifique la consolidación del Maestranza y la ROSS pero indudablemente ese marco va a significar cambios drásticos en la relación de ambas y la toma de decisiones que no contentarán a todos. Pero no podemos estar cada año con la espada de Damocles de la posible disolución de la ROSS o el Maestranza. Necesitamos pensar a medio plazo entre las distintas administraciones, poner luces largas y despejar el futuro de los años próximos de las dos instituciones".

Y tal vez porque este año no toca Bienal, el flamenco no llegó al encuentro hasta el final. El delegado se comprometió a "liderar una apuesta más potente y decidida de la ciudad en torno al flamenco".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios