Análisis

Xiana Margarida Méndez

Secretaria de Estado de Comercio

Los productos de calidad españoles se abren camino en China

España es uno de los países con más tradición y desarrollo del sistema de calidad diferenciada

Los productos de calidad españoles se abren camino en China Los productos de calidad españoles se abren camino en China

Los productos de calidad españoles se abren camino en China

En el actual escenario económico internacional asistimos a continuos anuncios de incrementos arancelarios entre EEUU y China como técnica negociadora para conseguir ventajas comerciales, o como forma de contramedida en defensa propia. Sin embargo, en este contexto ciertamente hostil, la Unión Europea y China vienen negociando en un marco constructivo, buscando espacios comunes que se traduzcan en ventajas comerciales recíprocas. Así lo demuestra el reciente acuerdo sobre protección de Indicaciones Geográficas, que supone un paso importante para incrementar la exportación de productos agroalimentarios europeos al mercado chino.

Desde hace años, la UE ha venido desarrollando una política de calidad que protege las Indicaciones Geográficas, es decir, productos que presentan un conjunto de características peculiares y específicas por el origen de las materias primas utilizadas y/o a los procedimientos de elaboración. El marco jurídico comunitario regula y protege los nombres de productos que pueden reconocerse con una Indicación Geográfica, que agrupa la Denominación de Origen Protegida (DOP), la Indicación Geográfica Protegida (IGP) y la Especialidad Tradicional Garantizada (ETG). El reconocimiento de la Indicación Geográfica permite a los consumidores confiar y distinguir productos de calidad, al tiempo que ayuda a los productores a comercializar mejor sus productos y a obtener una mayor retribución por su venta.

De las más de 3.900 Indicaciones registradas en la UE-28, 352 son españolas: 156 de vinos y bebidas espirituosas y 206 de productos agrícolas y alimenticios. España es uno de los países con más tradición y desarrollo de este sistema de calidad diferenciada, junto a Italia y Francia. Si bien el principal destino de nuestras Indicaciones es el mercado interior comunitario, cada vez hay más empresas que apuestan por la estrategia de la diversificación de mercados fuera de la UE, sobre todo en el sector agroalimentario. De los casi 6.300 millones de euros de mercancías que España exportó a China en 2018, más de un 16% (1.032 millones de euros) fueron productos agrícolas. En los ocho primeros meses de este año, el volumen de exportaciones de productos agrícolas (1.054 millones de euros) ya supera el alcanzado en la totalidad del ejercicio anterior, situándose su peso sobre el total de exportaciones de mercancías en el acumulado de enero a agosto de este año (4.191 millones de euros) en un significativo 25%.

Para el conjunto de la UE, es esencial proteger en terceros mercados las Indicaciones Geográficas –reconocidas, además, como propiedad intelectual-. Por ello, adquieren un papel cada vez más destacado en las negociaciones para la conclusión de acuerdos comerciales bilaterales. Cabe señalar algunos de los acuerdos que han entrado en vigor recientemente ya contemplan su reconocimiento y protección. El acuerdo UE-Canadá -en vigor desde septiembre de 2017- ha constituido un precedente fundamental, por la defensa del modelo comunitario de protección de Indicaciones Geográficas frente al modelo que propugna Estados Unidos, basado en un sistema de protección de marcas. Veintisiete Indicaciones españolas de productos agrícolas listadas en CETA gozan de protección ex-officio por parte de Canadá. El acuerdo bilateral UE-Canadá sobre vinos y licores de 2003 se incluye en CETA.

El acuerdo UE-Japón -en vigor desde febrero de 2019- protege cuarenta y dos indicaciones geográficas españolas, y prevé que puedan incluirse más en el futuro -antes de final de año la UE presentará a Japón una solicitud de ampliación de listas-, otorgando a las mismas un nivel de protección equivalente al que disfrutan en la UE. En lo que se refiere a recientes conclusiones de negociaciones, cabe destacar los apartados comerciales del Acuerdo de Asociación UE-Mercosur. A falta de detalles, protegerá 357 indicaciones geográficas de alimentos y bebidas de la UE, de las que 59 son españolas. Asimismo, protegerá a los productos europeos frente a las falsificaciones, imitaciones y usurpación de nombre.

En este contexto, es especialmente relevante la conclusión de las negociaciones del primer Acuerdo bilateral UE-China sobre cooperación y protección de Indicaciones Geográficas del pasado 6 de noviembre, que garantizará una protección completa y efectiva de un centenar de Indicaciones Geográficas europeas, de las que doce son españolas: ocho de vinos (Rioja, Cava, Cataluña, La Mancha, Valdepeñas, Jerez, Navarra y Valencia), dos de aceites (Priego de Córdoba y Sierra Mágina) una de queso (Queso Manchego) y una de bebida espirituosa (Brandy de Jerez). Cuatro años después de su entrada en vigor, el alcance del Acuerdo se ampliará, para incluir 175 adicionales de ambas partes, una vez concluido el procedimiento de registro. En esta segunda lista, los nombres de Indicaciones españolas ascenderá a 36, de las que 15 son de vinos como Penedés o Rías Baixas, nueve de aceites, como Baena o Montes de Toledo, cinco de productos cárnicos, como Guijuelo o Jamón de Teruel/Paleta de Teruel, dos indicaciones de turrones, la indicación geográfica Cítricos Valencianos, el Pacharán navarro, el queso de Mahón–Menorca, el Azafrán de la Mancha y el Vinagre de Jerez. Esperamos que este acuerdo proporcione beneficios comerciales recíprocos y una demanda sustancial de productos españoles de alta calidad por parte del gigante asiático.

La UE se encuentra también inmersa en negociaciones para alcanzar un acuerdo global sobre inversión con China. Un ambicioso acuerdo que pretende mejorar sustancialmente el acceso a los mercados, la eliminación de los requisitos y prácticas discriminatorias que afectan a los inversores extranjeros, el establecimiento de un marco equilibrado de protección de las inversiones y la inclusión de disposiciones sobre inversión y desarrollo sostenible. Asimismo, se encuentran abiertas vías de cooperación y diálogo para otras cuestiones de interés común.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios