Antonio Piñero | Candidato al Consejo de Cofradías

“Tenemos que recuperar la cohesión, la unidad y la fidelidad”

  • Anunció su candidatura tras un largo proceso de reflexión. Antonio Piñero, secretario judicial, es el actual presidente del Consejo, cargo al que accedió tras la marcha de Sainz de la Maza. Asegura que concurre con un equipo renovado y con gran experiencia marcado por la cohesión, la unidad y la fidelidad. Explica que buscará más comunicación y diálogo con los hermanos mayores si su opción es la elegida.

Antonio Piñero. Antonio Piñero.

Antonio Piñero. / Juan Carlos Muñoz

–¿Qué dicen sus sondeos?

–Desde que decido dar el paso mi equipo y yo tenemos la confianza de que vamos a tener el respaldo de los hermanos mayores.

–¿Cómo va a restañar la imagen de una institución tan expuesta a escándalos en los últimos años?

–La imagen del Consejo se ha visto dañada por situaciones personales, pero hay que pensar que la grandeza de la institución está en sí misma. Hay que buscar la cohesión, la unidad y la fidelidad. Así daremos una imagen de seriedad, de responsabilidad y de servicio a las hermandades. En ese sentido, esta labor incumbe tanto a los miembros de la junta superior como a los hermanos mayores.

–¿Hubiera preferido una única candidatura?

–Comprendo que choque un poco que surjan dos desde la misma junta superior, pero tampoco hay que darle excesiva transcendencia. Hay dos personas que han decidido que pueden aspirar a ser presidente y no hay que valorarlo mucho más. Que sería mejor una, pues sí, pero tampoco se han dado las circunstancias.

–A usted y los miembros de su candidatura los llaman los joaquinistas.

–A mi equipo no lo considero joaquinista, entre otras cosas porque lo he hecho yo. Cierto es que hay miembros de este equipo que estaban con Joaquín Sainz de la Maza y que yo he sido vicepresidente y he tenido una enorme sintonía con él, las cosas muy claras, pero el equipo está muy renovado. Sólo hay dos personas que llevan seis años en el Consejo. Otros llevan dos años y el resto no han estado nunca. Yo considero que el equipo es renovador. Y no es joaquinista. Lo he hecho yo. Tengo mis ideas. Es un equipo con mucha experiencia en las cofradías. Muchos han sido hermanos mayores. Se caracteriza por estar muy cohesionado, muy unido. Tenemos muchas ganas de trabajar e ilusión y, además, son muy buenas personas.

"A mi equipo no lo considero ‘joaquinista’. Entre otras cosas porque lo he hecho yo. Es renovador”

–¿Qué le gustaría cambiar del actual Consejo?

–Tres aspectos fundamentales. La junta superior está para dar servicio a las hermandades. Cada una es diferente y puede que haya necesidades que no tengan cubiertas. Ahí tiene que estar el Consejo. El contacto debe ser fluido, directo, personal y continuo con los hermanos mayores. Esta cuestión debe ser fundamental para que se puedan valorar temas importantes y a partir de ahí estudiarlos en profundidad. En segundo lugar, está la transparencia. Internamente debe haber una gestión más dinámica del Consejo y, exteriormente debemos ser transparente con la publicación de las cuentas. Me parece algo fundamental e imprescindible. Somos una institución de la Iglesia. El Arzobispado publica las suyas. El tercer principio fundamental para mí es la comunicación. Es muy importante para dar un impulso a la institución. Hay que procurar profesionalizar la comunicación del Consejo. Hay que dar a conocer las noticias que generan las hermandades. Hay que organizar también la relación con la prensa.

–¿Cree necesaria una reforma global de la Semana Santa?

–Lo que habría que hacer es estudiar las posibilidades. Saber de qué base queremos partir y cuáles son las necesidades. La sección de penitencia ha estudiado en los dos últimos años posibles reformas. Quizás ese trabajo no se ha transmitido bien. No es que se tenga que cambiar la carrera oficial, pero vamos a estudiar si queremos modificar algunos aspectos. Hay que ver las opciones sin temor. A lo mejor llegamos a la conclusión de que esta carrera oficial es la buena.

Antonio Piñero, candidato al Consejo de Cofradías. Antonio Piñero, candidato al Consejo de Cofradías.

Antonio Piñero, candidato al Consejo de Cofradías. / Juan Carlos Muñoz

–¿Cómo será el Martes Santo de 2019?

–Si los hermanos mayores solicitan hacer la estación de penitencia como en 2018 se estudiará por parte de la sección de penitencia como se hizo este año. En este tema lo que hay que plantearse es si las propuestas que se hagan desnaturalizan la esencia de la estación de penitencia o perturban la carrera oficial. Este tipo de peticiones son signos de que algo está pasando. Lo ideal sería que todos fueran en el mismo sentido. Pero si nos lo plantean se analizará con toda seriedad.

–¿Cree que la junta superior está limitada por los estatutos?

–Nos movemos en un marco que establecimos hace cinco años. Con el paso del tiempo es posible que se detecten algunas carencias, pero esta es la base. Creo que la junta superior tiene facultades para tomar decisiones en asuntos importantes, pero siempre en comunicación con los hermanos mayores. A lo mejor no hemos sabido transmitir a los hermanos mayores en lo que se está trabajando y saber su opinión. Quiero que vayan más al Consejo, que hablemos más.

"No es que se tenga que cambiar la carrera oficial, pero vamos a estudiar las opciones sin temor”

–¿Es partidario de que haya una remuneración por pintar el cartel de la Semana Santa? Hay que recordar que el Consejo tiene más de 3,5 millones de ingresos.

–A mí no me parece nada descabellado. Me parece que es un orgullo para la persona que se designa, pero también es su trabajo. No me parecería mal.

–¿Qué hará con las cofradías que están pidiendo paso para entrar en la carrera oficial?

–Hay cuatro hermandades de vísperas que han solicitado incorporarse. La verdad es que los estatutos establecen muy bien cómo debe hacerse. Es cierto que estamos un poco apretados, pero depende de la voluntad de cada uno de los días y del pleno.

–¿Es partidario de limitar los cortejos para aliviar los horarios, pidiendo, por ejemplo, una antigüedad mínima de tres años?

–Yo no los limitaría. Sería mejor hacer un esfuerzo en cuanto a los itinerarios. Habría que buscar otras alternativas.

"No me parecería mal que se remunerara al autor del cartel. Es un privilegio, pero también un trabajo”

–¿Cree que hay un exceso de actos de todo tipo en la calle?

–Es cierto que hay un exceso de actos y actividades que generan un gasto y una prestación de servicios por parte del Ayuntamiento. Me gustaría que se mantuvieran los que realmente vienen en las reglas de las hermandades. Hay que tener sentido de la proporción y equilibrio.

–¿Está el presidente del Consejo demasiado expuesto a la opinión pública?

–El Consejo está dentro del protocolo de la ciudad. Eso se nota. Hay que tener sentido de la medida. Hay algunos actos en los que no es necesaria la presencia del Consejo, pero hay que acompañar a las hermandades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios