Juan Carlos Cabrera: delegado de Fiestas Mayores “El Museo de la Semana Santa deber ser la verdadera fuente de ingresos de las cofradías”

  • Afronta su cuarta Semana Santa en el final del actual mandato municipal, con los primeros pasos dados para que este gran espacio cultural y religioso pueda ser una realidad pronto.

El delegado, Juan Carlos Cabrera, durante la entrevista. El delegado, Juan Carlos Cabrera, durante la entrevista.

El delegado, Juan Carlos Cabrera, durante la entrevista. / Antonio Pizarro

En los cuatro años que lleva como delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera ha estrechado los lazos existentes entre el Ayuntamiento y el Consejo de Cofradías. Una buena muestra de ello son las decisiones sobre las últimas polémicas cofradieras, adoptada con el total respaldo del poder civil. En la Semana Santa de hoy el Consistorio tiene mucho que decir. Sobre todo en materia de seguridad. Asegura que las medidas puestas en marcha el año pasado, sobre todo para la Madrugada, han sido un éxito, por lo que se ampliarán este año. Da por cerrado el debate sobre la ampliación o modificación de la carrera oficial (en lo que está de acuerdo en el Consejo de Cofradías). Como asignatura pendiente de realizar señala el Museo de la Semana Santa y el Centro de Documentación, aunque en los últimos meses se han dado pasos decisivos para que sea una realidad en el siguiente mandato municipal.

–¿Cómo está viviendo la cuaresma?

–Como se suele vivir en el cargo que ostento. Viviendo a fondo los preparativos de la Semana Santa, los cultos de las hermandades. En plena ebullición. Yo invito a todos los sevillanos a que descubran la cuaresma y la disfruten porque nos empapa de la fe y nos prepara para la Semana Santa.

–¿Qué balance hace de estos cuatro años al frente de Fiestas Mayores?

–No me toca a mí este balance, pero hemos hecho un esfuerzo y desarrollado un trabajo intenso y diario. En primer lugar, por respetar a las hermandades, que son la piedra angular de la Semana Santa; por preservar la Semana Santa con todas las medidas de seguridad, trabajando también para que todas las tradiciones de nuestra ciudad, incluida la Feria, el Corpus o la Cabalgata, tuvieran lo que necesitaran desde la delegación.

Cabrera sentado ante el piano en el que se estrenó la marcha 'Amarguras'. Cabrera sentado ante el piano en el que se estrenó la marcha 'Amarguras'.

Cabrera sentado ante el piano en el que se estrenó la marcha 'Amarguras'. / Antonio Pizarro

– ¿Qué ha sido lo mejor?

– Lo mejor ha sido el aprendizaje que me ha llegado a través de entidades, personas o hermandades con las que he tratado. El delegado se lleva un importante bagaje, un conocimiento y unas vivencias que también te forman como persona. También conocer a tanta gente que te da su cariño.

–¿Y lo peor?

– Lo peor, sin duda, las carreras de la Madrugada de 2017, en las que teniendo la responsabilidad y temiendo que hubiera un mayor alcance, no pudimos pararlo. Las medidas que habíamos puesto en marcha sirvieron para mitigar los sucedido. Algunas de ellas fueron chocantes por disrruptivas. Pero constatamos que íbamos en el camino adecuado y así seguimos apostando por ello.

"De estos cuatro años me llevo el conocimiento y unas vivencias que también te forman como persona"

–¿Qué le ha quedado por hacer?

– Queda pendiente el Museo de las Hermandades o la Semana Santa, junto al Centro de Documentación. Todos los empeños míos y del propio alcalde, que sido importantes, han tenido que enfrentar a trabas administrativas que han ralentizado su realización. Ha habido que localizar un suelo, etcétera. Eso es lo que queda pendiente, porque quiero que el museo sea la verdadera fuente de ingresos de las hermandades, no la carrera oficial, y porque Sevilla merece un museo así para atraer al turismo cofradiero y religioso. En el no sólo deben tener cabida las hermandades, sino también las profesiones artesanales que rodean la Semana Santa, a las que hemos también apoyado desde el Ayuntamiento para impulsar su asociación. Es algo muy importante para la marca Sevilla. La Semana Santa de nuestra ciudad es la más importante que hay.

–¿Qué pasó con el monumento al costalero?

–Intentamos colocarlo en la Plaza de San Marcos, porque así lo querían los vecinos, pero la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía, al estar a menos de 50 metros de un BIC, no dio el visto bueno. Estamos estudiando otros emplazamientos para poder satisfacer la petición del grupo de personas que lo promovieron.

–El año pasado afirmaba que el Ayuntamiento y el Consejo debían ir de la mano en todos los temas. Esta determinación se ha visto refrendada este año en asuntos como el Martes Santo y la procesión del Santo Ángel.

– El Ayuntamiento está para cumplir con sus responsabilidades, respetando las competencias del propio Consejo y de las hermandades. Con respecto al Martes Santo he manifestado como delegado que los cambios debían ser globales para toda la Semana Santa, y no que cada día hiciera los suyos, ya que trasladaba una imagen anárquica. Es el propio Consejo el que ha tomado la decisión. Nosotros hemos colaborado dando nuestra opinión a la alternativa. Ahí acababa nuestra labor. Es muy lógico y muy necesario que el Ayuntamiento y el Consejo vayan de la mano porque nos unen los mismos objetivos.

El delegado de Fiestas Mayores en el Ayuntamiento. El delegado de Fiestas Mayores en el Ayuntamiento.

El delegado de Fiestas Mayores en el Ayuntamiento. / Antonio Pizarro

–El Cecop ha puesto reparos a la salida del Santo Ángel por el centro el Sábado de Pasión, ¿qué criterios se siguen para permitir la salida de otras cofradías civiles y no de esta?

–La asociación del Santo Ángel ha iniciado un camino que va a tener su final en la creación de una hermandad porque tienen un Crucificado de grandísimo valor y un paso para portar al Cristo muy rico y clásico. Ese camino se tiene que ir haciendo poco a poco. Entiendo que se han precipitado no coordinando con el propio Consejo esa salida. Desde el punto de vista del Ayuntamiento también ha sido así. Tuve una reunión con ellos y les manifesté que el día elegido nos causaba muchos trastornos por tener seis hermandades en la calle. También cortaban los preparativos de la carrera oficial. Debemos todo tenderles la mano para que sus ilusiones no se pierdan, pero deben entender que se tienen que coordinar con el Consejo y el Arzobispado, además de con el Ayuntamiento. No es cuestión de ir por libre.

"Sería una decepción como político que se utilizara a las hermandades con fines electoralistas"

–Estamos celebrando el centenario de la marcha Amarguras, estrenada por una Banda Municipal que hoy tiene importantes carencias de músicos.

–Desgracidamente la tasa de reposición cero, el techo de gasto y control presupuestario, la conocida Ley Montoro, ha llegado también a la cultura. Estamos haciendo muchos esfuerzos para realizar todas las contrataciones que necesitan los servicios públicos esenciales. Por parte de la intervención no se entiende la posibilidad de incrementar la plantilla de músicos de la banda, que adolece de lo que debería ser la plantilla necesaria para cubrir todas las expectativas. Esta maravillosa banda es patrimonio de la ciudad, la más antigua no militar que existe y nos enorgullecemos de ella. Están haciendo todos los esfuerzos, cumpliendo con los objetivos, y yo lo que les pido es que sigan así porque Sevilla necesita a su banda. Como funcionarios que son deben entender las limitaciones que tenemos a la hora de realizar contrataciones.

–Vamos a vivir una Semana Santa en plena campaña electoral. ¿Teme que muchos políticos utilicen a las cofradías para hacerse fotos y sacar rédito?

–Sería una decepción como político que se utilizara a las hermandades con estos fines electoralistas. A las hermandades hay que visitarlas con respeto, sobre todo los que tenemos la responsabilidad y la obligación. Buscar fotos a través de las hermandades sería para mí una decepción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios