Toros En directo, Manuel Escribano, Borja Jiménez y Roca Rey en la Maestranza

DIRECTO Horario y dónde ver el 'Alumbrao'

sanidad

Premiados seis residentes de Medicina Familiar en el Área Sanitaria Sur de Sevilla

Foto de familia de los residentes premiados junto a los coordinadores del servicio.

Foto de familia de los residentes premiados junto a los coordinadores del servicio. / M. G.

Seis médicos residentes de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla han sido premiados en el 45º Congreso Nacional de SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria) dentro de la categoría de Proyecto de Investigación. El galardón reconoce el interés y aportación de un estudio sobre la actualización en el uso adecuado y prescripción de un fármaco con un elevado nivel de consumo: los inhibidores de la bomba de protones (IBP) para el ácido gástrico.

Los autores de la investigación son residentes que desarrollan su formación en centros sanitarios de atención primaria de varios municipios integrados en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla: Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira y Utrera. A Dos Hermanas se vinculan Macarena Quintanilla a través del centro de salud Doña Mercedes, María Regla Álvarez a Olivar de Quinto y Fandila Sánchez a San Hilario. Por su parte, a Alcalá de Guadaira pertenecen los residentes Carolina Franco del centro de salud Campo de Las Beatas e Iris Poo del centro Don Paulino García Donas; mientras que Antonio Vizcaya corresponde al centro de Utrera Sur.

El trabajo galardonado lleva por título Efectividad de la formación en el Índice Sintético de Consumo de Inhibidores de la Bomba de Protones en profesionales médicos de Centros de Salud del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla. El mismo ha estado coordinado por la asesora en Investigación de residentes de dicha especialidad médica en este área sanitaria y en la Unidad Docente Multiprofesional Provincial de Atención Familiar y Comunitaria, Ana María Mateos. Además, ha contado con el asesoramiento de Carmen Almeida, de la Unidad de Estadística y Metodología de la Investigación de dicho área sanitaria.

Los autores parten del hecho que representa en los últimos años el incremento de consumo de los fármacos IBP tras su revolución en el tratamiento de enfermedades asociadas al ácido gástrico, minimizando así el papel de la cirugía. Concretamente, subrayan que los IBP se encuentran entre los medicamentos recetados con más frecuencia, con una prescripción de un 70% por encima de la media europea.

Tras constatar igualmente esta elevada tasa de consumo en el Área Sanitaria Sur de Sevilla, destacan los motivos atendiendo a varios estudios: el envejecimiento de la población, la automedicación, el elevado consumo de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), tratamiento empírico de afecciones gástricas menores, falta de revisión periódica de tratamientos y falsa creencia de inocuidad.

Precisamente, inciden en la falsa creencia de la inocuidad, que se corresponde con la consideración de fármacos efectivos con buena tolerancia por parte de los pacientes y con efectos secundarios leves y raros en su uso a corto plazo. Sin embargo, ponen el acento en su uso a largo plazo: "no está exento de efectos adversos graves para los pacientes como: riesgo de fracturas óseas, hipomagnesemia, daño renal, infección por C. difficile, y neumonía entre otras".

Fomento del correcto uso y prescripción de los IBP

Estos dos factores (la alta prevalencia de prescripción de IBP y su inadecuación a largo plazo) llevan a los autores del estudio a poner de relieve la necesidad de mejorar la formación de los profesionales para favorecer el uso racional de IBP, reduciendo así sus riesgos a largo plazo.

En consecuencia, exponen la utilidad de una intervención llevada a la práctica en este área sanitaria para fomentar la actualización el correcto uso de los mismos. Para ello, se materializó en seis centros de salud una actuación basada en la entrega de material de apoyo y sesiones formativas separadas en tres meses con la recogida de datos dos meses después de haber impartido la última sesión. Dichas sesiones formativas, se impartieron por parte de los investigadores en los siguientes centros de salud del Área de gestión Sanitaria Sur de Sevilla: Campo de las Beatas (Alcalá de Guadaíra), Paulino García Donás (Alcalá de Guadaíra), Doña Mercedes (Dos Hermanas), Utrera Sur (Utrera), San Hilario (Dos Hermanas) y Montequinto (Dos Hermanas).

Con esta intervención, el estudio evidencia la eficacia de la actualización de conocimientos en esta temática, concienando entre los profesionales acerca de la elevada tasa de consumo de IBP y de sus posibles efectos adversos graves a largo plazo, fomentando el correcto uso y prescripción de los mismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios