Coronavirus Sevilla Los hospitales recuperan el pulso tras la caída de los ingresos por Covid

  • El Virgen del Rocío reduce a dos las plantas Covid, en el Macarena sólo hay una y en Valme únicamente se dedica un ala a estos enfermos

  • Disminuye la presión de la UCI y se empieza a recuperar la cirugía no urgente

Traslado de una paciente en ambulancia al Hospital de Valme. Traslado de una paciente en ambulancia al Hospital de Valme.

Traslado de una paciente en ambulancia al Hospital de Valme. / Juan Carlos Vázquez

Igual que cuando se doblegó la curva en la primera ola, los datos de hospitalizaciones ya están dando un claro respiro en Sevilla por lo que los cuatro hospitales públicos de la provincia empiezan a recuperar el pulso de una actividad condicionada a la pandemia desde finales del mes de octubre. Eso sí, con 17 fallecidos en el último parte, nadie pude decir que se haya vencido al coronavirus.

Los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Valme tienen entre todos en estos momentos tres plantas y un ala de hospitalización convencional dedicadas a la atención de pacientes con Covid-19. En pleno pico de la segunda oleada, a mediados de noviembre, sólo el primero de ellos tenía destinadas seis plantas. En el Macarena los enfermos de coronavirus llegaron a ocupar la quinta completa y una parte de la segunda y en el Hospital de Valme estaba destinada una planta completa y otras tres alas más. En Osuna, según denunció el Sindicato Médico de Sevilla, más del 60% de los enfermos atendidos entonces estaba infectado por el virus.

Ahora, la menor incidencia acumulada de casos ha propiciado una caída en el número de ingresos por Covid-19 y una bajada especialmente relevante en las plantas de hospitalización, con un descenso de más del 76% en el último mes, en el que se ha pasado de 889 personas ingresadas a 209

El Hospital Virgen del Rocío ha reducido a sólo dos las unidades Covid, es decir, cuatro menos que hasta hace tres semanas. Actualmente, hay 40 hospitalizados, que ocupan únicamente las plantas sexta y séptima del Hospital General. Fuentes cercanas al centro señalan que se mantiene en reserva la octava ante la posibilidad de un incremento de ingresos por coronavirus, mientras se devuelve a sus servicios originales la quinta, la cuarta y la tercera. El mayor hospital de Andalucía llegó a superar los 200 hospitalizados por Covid a principios de noviembre, alcanzando los 228 ingresos hace justo un mes. El pico en la UCI se produjo el día 12, con 42 enfermos críticos ingresados, frente a los cuatro que hay ahora. Las muertes por Covid en el centro superan las 200 desde marzo.

Esta disminución de la presión asistencial y que también se está reflejando en las unidades de Cuidados Intensivos ha propiciado que los hospitales hayan empezado a recuperar la actividad quirúrgica suspendida en el momento álgido de la segunda ola de la pandemia, es decir, aquella programada no urgente y cuyo post-operatorio requiriere camas UCI o de hospitalización. 

En este sentido, en el Hospital de Valme, según fuentes oficiales del centro, el Bloque Quirúrgico "ha recuperado en la actualidad su ritmo de actividad habitual que tenía antes de la pandemia". El centro ha sido uno de los que mayor presión ha soportado en los últimos meses, con picos de cerca de 150 ingresos, y a mediados de noviembre se vio obligado a adaptar tres nuevos espacios para la atención de pacientes críticos, pasando de 14 a 36 camas para Cuidados Intensivos. A día de hoy, y según fuentes cercanas al hospital, sólo un ala de hospitalización se dedica a esta enfermedad y hay ingresados 23 enfermos, de los que nueve están en la UCI.

El Hospital Virgen Macarena ha sido el que menos presión ha soportado en esta segunda oleada. No obstante, a finales de noviembre eran cerca de 140 los enfermos hospitalizados por lo que se tuvo que dedicar a la enfermedad, además de la quinta planta, una parte de la segunda. Fuentes del hospital destacan que en estos momentos se ha recuperado la actividad quirúrgica programada al 80% con una media de "entre 70 y 75 intervenciones por día".

También en el hospital comarcal de Osuna la tendencia es favorable. El centro, que prácticamente llegó a colapsar a mediados del mes pasado alcanzando hasta 135 ingresos y con las UCI "casi al doble de su capacidad", con 12 camas ocupadas por enfermos Covid, también empieza a respirar tras la caída en el número de positivos y, por ende, de hospitalizados. Según fuentes sindicales, a día de hoy son 22 los pacientes hospitalizados de los que seis están en la UCI y se contabilizan un total de 415 altas y 99 muertes desde que estalló la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios