Sevilla

El plan anti marihuana lleva 50 detenidos en Sevilla desde febrero

El plan anti marihuana lleva 50 detenidos en Sevilla desde febrero

Comentarios 2

La proliferación de cultivos de marihuana en los últimos años llevó a la Policía Nacional a establecer un plan pionero contra esta droga, un dispositivo que lleva por nombre el de Operación Verde y que echó a andar el pasado mes de febrero. Desde entonces, han sido detenidas 814 personas y se han desmantelado más de 300 plantaciones de cannabis en toda España, según el balance que hizo público este jueves la Dirección General de la Policía.

Sevilla juega un papel importante en este dispositivo. Más de medio centenar de estos arrestos han sido en esta provincia, donde se han sucedido las intervenciones contra el cultivo de marihuana en los últimos seis meses. Aunque la Policía no ha facilitado los datos oficiales de cada provincia y sólo ha dado un balance global a nivel nacional, un repaso a la hemeroteca permite conocer que en la de Sevilla se han desmantelado aproximadamente una quincena de plantaciones en lo que va de año y que se han decomisado más de un millar de plantas.

El peso total de la droga intervenida roza la tonelada, si bien este factor es variable en función de si se pesan sólo los cogollos o la planta entera. Estas cifras corresponden sólo a la demarcación de la Policía Nacional, que en la provincia de Sevilla es la capital y los municipios de Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, Écija, Camas, San Juan de Aznalfarache, Coria del Río y Morón de la Frontera. Para conocer la verdadera magnitud del tráfico de marihuana en la provincia de Sevilla, habría que sumar las estadísticas de la Guardia Civil, que en las últimas semanas también ha asestado varios golpes al cultivo de cannabis.

Un policía nacional, durante una operación contra el cultivo de cannabis. Un policía nacional, durante una operación contra el cultivo de cannabis.

Un policía nacional, durante una operación contra el cultivo de cannabis. / DGP

En cualquier caso, los datos confirman la intensa actividad que las redes que se dedican al cultivo y al tráfico de marihuana desarrollan en Sevilla. En la capital, el cultivo de marihuana se ha convertido en un verdadero problema en algunos barrios, como el Polígono Sur. Son muchos los pisos de esta zona que albergan plantaciones de marihuana. Son los llamados cultivos indoor, que se hacen en el interior de pisos o locales, con potentes focos que alumbran las plantas durante las 24 horas y con aparatos de aire acondicionado que mantienen la temperatura idónea.

La instalación de una plantación casera de marihuana requiere de una importante inversión, de entre 2.000 y 3.000 euros, pero se rentabiliza pronto, en apenas tres meses. Quienes comenzaron estas prácticas en las Tres Mil Viviendas lo hicieron habitualmente con una habitación de su piso, pero pronto pasaron a mudarse a otra vivienda de la zona y a dejar el piso entero para el cultivo. Eso sí, con una vigilancia constante porque son muchos los robos de plantas entre narcotraficantes.

El negocio suele rentar entre 3.000 y 4.000 euros cada tres meses, en función también del número de plantas que tenga cada uno. Para poner todo este en marcha es habitual también que se robe la luz eléctrica, con enganches ilegales a la red o al alumbrado público. Una vez recogida y secada la droga, existen una serie de distribuidores que se encargan de recogerla y llevarla a otros países europeos, como Francia.

Un garaje habilitado como plantación. Un garaje habilitado como plantación.

Un garaje habilitado como plantación. / DGP

Es un negocio bastante más seguro que el tráfico de otras drogas. No requiere de un trapicheo en las calles ni de la instalación de un punto de venta frecuentado por desconocidos. Para la Policía es mucho más difícil de combatir, ya que obliga a vigilancias continuas que justifiquen la petición de una orden de registro de una vivienda a un juez. Y, cuando ésta se concede, la mayoría de los detenidos quedan en libertad provisional, al entender los jueces que están ante una droga blanda y por la dificultad que supone imputarle a los arrestados un cargo por pertenencia a organización criminal.

Así ocurrió en una de las últimas grandes operaciones contra el tráfico de marihuana en las Tres Mil Viviendas, en la que fueron detenidos once miembros del clan de los Pesca. La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional encontró 511 plantas de marihuana en varios domicilios de la calle Edipo Rey, en la zona del Polígono Sur conocida como Las Vegas, la más deprimida del barrio. También se encontraron 17 gramos de cocaína, dinero en efectivo, armas de fuego simuladas, defensas extensibles y grilletes. El clan estaba liderado pro Matilde S. G., la Mati, que contaba con la colaboración de sus tres hijos. Todos quedaron en libertad con cargos.

Unos meses antes, en marzo, cayó el clan liderado por María del Carmen M. V., la Paquera, en una operación en la que fueron detenidas nueve personas. Se hallaron en su poder más de 200 plantas, una pequeña cantidad de heroína y más de 45.000 euros en efectivo. También quedaron todos los arrestados en libertad, pese a que era la segunda vez que la Policía desmantelaba el clan en unos meses. Este grupo no sólo se dedicaba al cultivo de marihuana, sino que también vendía otras drogas, como cocaína y heroína, a pequeña escala.

Armas largas intervenidas en una operación contra el cannabis. Armas largas intervenidas en una operación contra el cannabis.

Armas largas intervenidas en una operación contra el cannabis. / DGP

La proliferación de los cultivos indoor en los pisos del Polígono Sur llevó a la Subdelegación del Gobierno en Sevilla a crear in grupo de trabajo específico para mejorar la coordinación entre las administraciones y que la labor de la Policía se viera respaldada por el resto de entidades públicas y privadas. La primera reunión de este grupo se llevó a cabo el 2 de abril y a ella asistieron la comisionada del Polígono Sur, el subdelegado del Gobierno, las policías Nacional, Local y Autonómica, la Fiscalía de Sevilla, la Oficina de Vivienda del Polígono Sur y Endesa.

En esa primera toma de contacto se establecieron los objetivos y la hoja de ruta para luchar contra los cultivos indoor. Apenas unos días después de ese primer encuentro hubo tres detenidos que fueron sorprendidos por la Policía sacando bolsas cargadas de marihuana de un bloque de la calle Victoria Domínguez Cerrato.

También ha habido operaciones contra las redes de distribución de la marihuana. Una de las organizaciones que se dedica a comprarle la droga a los que la cultivan en las Tres Mil y otros barrios es el clan de los Porros, una histórica familia de delincuentes asentada en Dos Hermanas. A mediados de julio, la Policía detuvo a cuatro personas que se encargaban de llevar la marihuana a Francia. Se intervinieron 168 kilos de droga y 200 transformadores eléctricos. También en Dos Hermanas se esclareció un asesinato relacionado con un vuelco o robo de droga. Dos Hermanas, Alcalá de Guadaíra, Écija y Morón han sido lugares en los que la Policía ha hallado varias plantaciones recientemente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios