Ambiente navideño

El puente de la Inmaculada pone Sevilla a rebosar

  • La ocupación hotelera superó las previsiones y ha llegado al 96%

  • Los parkings del centro se han completado los cuatro días

Numeroso público se concentra en la Plaza de San Francisco para ver el espectáculo navideño. Numeroso público se concentra en la Plaza de San Francisco para ver el espectáculo navideño.

Numeroso público se concentra en la Plaza de San Francisco para ver el espectáculo navideño. / Juan Carlos Muñoz

Un puente que ha pulverizado todas las previsiones. Los cuatro días pasados han puesto a rebosar el centro de Sevilla, en el que se ha tenido que limitar el acceso de los autobuses de Tussam ante la gran afluencia de público que se ha registrado. Sevillanos y turistas han colmatado las calles del Casco Antiguo y de Triana, un lleno en el que mucho ha influido la temperatura de estas jornadas, con máximas que han rozado los 20 grados y mínimas no demasiado severas.

La bulla navideña se ha convertido ya en un clásico por estas fechas. Acudir al centro de Sevilla supone transitar por calles atestadas de gente, tanto de autóctonos como de visitantes que recorren el Casco Antiguo en busca de las ofertas de ocio propias de esta época. A falta de un balance más preciso que se ofrecerá los próximos días, el Ayuntamiento ya maneja los primeros datos con los que calificar al puente de la Inmaculada de “éxito”.

No es para menos. La ocupación hotelera media ha alcanzado el 96%, por lo que se han superado las previsiones que la semana pasada ofreció tanto la Consejería de Turismo de la Junta para estos cuatro días, que eran del 75%, como las de la propia Asociación de Hoteles de Sevilla (AHS), que la situó en el 85%. Según fuentes municipales, la jornada con mayor número de visitantes fue el sábado, cuando se llegó al “lleno técnico”.

Un dato que confirma el buen momento que atraviesa el sector turístico y que avala el boom hotelero que vive la ciudad, pues este alto porcentaje se ha alcanzado en un puente en el que se cuenta con nuevos establecimientos en el Casco Antiguo, por lo que demanda y oferta van, hasta ahora, de la mano.

Personas esperan sentadas a que comience el espectáculo de la Plaza de San Francisco. Personas esperan sentadas a que comience el espectáculo de la Plaza de San Francisco.

Personas esperan sentadas a que comience el espectáculo de la Plaza de San Francisco. / Juan Carlos Muñoz

La aglomeración de público vivida estos días –por encima de años anteriores, según el Ayuntamiento– ha obligado a adelantar las restricciones de tráfico y el plan de movilidad propio de estas fechas. Un dato refleja a la perfección la afluencia del puente: todos los parkings del Casco Antiguo han permanecido al 100% de ocupación, lo que no ha ocurrido puentes anteriores. De igual modo, se han tenido que limitar las líneas de autobuses de Tussam en la Plaza Ponce de León, Alameda de Hércules y Puerta de Jerez ante la gran cantidad de personas concentradas en zonas que habitualmente sirven de terminales en sus trayectos.

Esta gran afluencia también ha obligado a reforzar el trabajo de la Policía Local, que ha multiplicado su asistencia en los enclaves de la Catedral, Alcázar, Salvador, barrio de Santa Cruz, Triana y el eje comprendido entre la Plaza de la Campana y la Alameda.

La hostelería, la otra gran beneficiada

Uno de los sectores beneficiados por esta alta concurrencia de público ha sido la hostelería. El presidente de este sector, Antonio Luque, confirmó a este periódico que se han “superado” las expectativas de este puente. Los bares, restaurantes, cafeterías y pubs han sido otra de las actividades beneficiadas por la gran afluencia de personas al centro. Luque insiste en la importancia de que Sevilla cuente actualmente con una oferta gastronómica “variada y de calidad”, lo que consigue que el 20% del turismo que llega a la capital andaluza lo haga atraída por las posibilidades que ofrece dicho sector, que ya se prepara para las comidas navideñas de empresas y amigos que empiezan a celebrarse a partir de esta semana.

El representante de los hosteleros sevillanos hace hincapié en dos factores que han llenado de público el centro de la ciudad este puente. Por un lado, la meteorología, sin lluvia ni excesivo frío, ya que hubo jornadas en las que se rozaron los 20 grados de máxima y mínimas de 10. Y por otro, el adelanto de la iluminación navideña que, como viene ocurriendo desde hace tres años, se encendió el último viernes de noviembre, lo que atrae a muchas personas a recorrer las calles más comerciales. A ello se suma que el pasado viernes, el primer día del puente, se inaugurase el nuevo espectáculo navideño de la Plaza de San Francisco, que concentra gran cantidad de público.

La Avenida, llena de público este puente. La Avenida, llena de público este puente.

La Avenida, llena de público este puente. / Juan Carlos Muñoz

En este punto conviene recordar la amplia oferta cultural y de ocio a la que han podido acudir sevillanos y visitantes. Entre estas actividades debe destacarse la exposición de Martínez Montañés que acoge el Museo de Bellas Artes y que se inauguró recientemente, lo que se ha convertido en un aliciente para acudir al centro. De igual modo, sigue abierta la exposición en el Archivo de Indias por los 500 años de la primera vuelta al mundo.

Otras citas importantes de este puente han sido la tradicional muestra de dulces conventuales en el Alcázar, que este lunes se ha cerrado a las 11:00 tras haberse vendido más de 6.000 kilos de estos productos desde las diez de la mañana del viernes. De igual modo, la actuación de las tunas ante el monumento de la Inmaculada la noche del sábado, los numerosos besamanos del domingo y la apertura de los belenes han colmatado el centro de público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios